.header .widget { text-align:center;} .header img {margin:0 auto;}

6 may. 2018

Inés Plana: "Morir no es lo que más duele"

Las primeras novelas de autores desconocidos suelen despertar en mí cierta prevención. Cuando, tras leer varias reseñas elogiosas de esta novela negra de Inés Plana, decidí leerla, la duda seguía anidando en mi ánimo. Pero, es cierto -cada día me reafirmo más en ello- que las primeras líneas de los relatos marcan con claridad el derrote que tomarán los mismos. Desde el principio esta narración de Inés Plana me atrapó y por ello no puedo menos que declarar la enorme gratitud que le debo pues su novela me ha proporcionado una lectura agradabilísima, fantástica.

Editorial Espasa Calpe, Inés Plana, Morir no es lo que más duele

La autora (datos biográficos tomados de la página web de la propia editorial)
Inés Plana nació en Barbastro (Huesca). Es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona y desde el principio desarrolló su carrera profesional en Madrid. Ha trabajado en diversos medios de prensa escrita y, en el terreno editorial, ha creado y coordinado distintas colecciones de títulos relacionados con la divulgación de la historia y el arte. Actualmente es directora del periódico-magacín Vivir Bien, en la Comunidad de Madrid. Vive en Galapagar, Madrid.
"Morir no es lo que más duele" es su primera novela: trabajó en ella durante cinco años.

Sinopsis (proporcionada por la propia editorial)
Un hombre aparece ahorcado en un pinar a las afueras de Madrid, con los ojos arrancados de cuajo. En uno de sus bolsillos se halla un papel con el nombre y la dirección de una mujer: Sara Azcárraga, que vive a pocos kilómetros del escenario del crimen. Frágil, solitaria, bebedora de vodka en soledad, Sara rehúye cualquier contacto con las personas y trabaja desde casa. El teniente de la Guardia Civil Julián Tresser se hace cargo del caso, asistido por el joven cabo Coira, que se enfrenta por vez primera a una investigación criminal, una investigación difícil, sin apenas pistas, con demasiados enigmas. A medida que el teniente Tresser avance en sus indagaciones, descubrirá unos hechos que darán un trágico vuelco a su existencia y le conducirán a un viaje a los infiernos que marcará su vida para siempre.

Mi opinión 
Siendo como soy de Salamanca, tierra chacinera, podría decir de "Morir no es lo que más duele" algo parecido a lo que se dice del cerdo en el campo charro donde nací, que de esta novela me gusta todo, que no veo nada desaprovechable en ella. Vamos, que, emulando los dichos aplicados a ese animal tan sabroso, de esta narración me gustan hasta los andares. Intentaré exponer por qué:

1) Personajes variados y perfectamente diseñados. No encuentro ninguno del que pueda decir algo negativo pues cada uno destaca con una individualidad bien definida. Esto que parece una frase  hecha, un lugar común de cualquier comentarista elogioso, en mi caso no es tal pues todos los caracteres de los muchos que pueblan la historia carecen en mi opinión de puntos débiles. Da lo mismo que sean Guardias Civiles (el Tte. Tresser y su infierno interior; el cabo Coira con sus problemas de relación con Lola,su novia; el capitán Díaz Visedo con su afición micológica y sus problemillas de salud fruto de los años que no pasan en balde; o la sargento Baldellou de Lloret de Mar), profesionales médicos (el forense Guix o la psiquiatra Adelaida Mabrán), la familia del teniente Julián (su padre al que perdió siendo niño; la madre a la que evitaba y luego echaba tanto en falta; sus recuerdos infantiles que le agobian con imágenes fantasmagóricas que irán tomando cuerpo y sentido; sus relaciones de vecindad con Raimundo, por ejemplo), el mundo íntimo de Sara Azcárraga (profesionalmente, correctora de estilo; personalmente ha borrado de su memoria unas experiencias que la han atacado para siempre), el mundo delictivo más brutal (Halcón, Águila, Búho, Luba...), el profesor asesinado, Tomás García Huete, y su mundo de relaciones en el momento de su muerte y en el lejano año de 1973, etc.

2) Una auténtica proliferación de temas y asuntos que se integran unos y otros a la perfección en el relato. Destacaré sólo algunos: la brutalidad de las guerras; el sufrimiento de las mujeres, muy superior siempre al de los hombres; el amor y el desamor; la escasez de medios policiales; el conflictivo momento de enfrentarse a la paternidad; la deshumanización de la medicina cuando se reduce a aplicar protocolos; la literatura, en especial la poesía, como refugio y asidero para seguir viviendo; el alcohol como falsa vía de escape de los problemas; la burbuja inmobiliaria a punto de estallar; el fuerte machismo que impregna gran parte de la sociedad; etc.

Novela negra madrileña, Inés Plana
3) La ubicación de la historia me ha gustado mucho al desarrollarse en lugares que conozco a las mil maravillas (zona noroeste de Madrid, sierra de Guadarrama, sierra de Gredos en la provincia de Ávila, la propia ciudad abulense...) y que no suelen ser habituales en la novela negra española más amiga de situar las historias en ciudades populosas y cosmopolitas como Madrid o Barcelona.

4)El ritmo narrativo. Inés Plana teje una trama compleja muy bien hilada que lejos de desanimar al lector le incita a devorar las páginas deseoso de aclarar cuantos giros argumentales sorprendentes introduce en la narración. Es una novela de la que cuesta desprenderse una vez iniciada.

5) El tiempo. Quizás en esa adicción lectora que con maestría la escritora barbatrense provoca tenga un papel importante la rapidez con que todo sucede, poco más de una semana del año 2007. Un año que está marcado como el del inicio de la crisis económica: “Aquella España del año 2007 seguía disfrutando con placer ciego de una gran orgía inmobiliaria". Al tiempo que la historia transcurre ese año hay continuas referencias a sucesos acaecidos en 1973. La narración bascula entre ambos momentos buscando las razones del hoy en los acontecimientos de ayer. Un narrador omnisciente conduce con buen tino la historia que discurre linealmente en uno y otro tiempos.


6) Crítica socio-política de baja intensidad. Otro de los elementos que me llevan a elogiar esta novela es la delicadeza, la elegancia, con que la escritora deja caer detalles muy de la sociedad en la que se están desarrollando los sucesos que configuran la narración. Destacaría las alusiones con velada crítica a esas urbanizaciones que proliferan en el entorno de las grandes ciudades: "en aquella urbanización. como en tantas otras de la zona, resultaba difícil ir a por el pan sin subirse al coche" (pág. 59). También me parece digna de señalar esa contradicción tan presente en nuestra sociedad que se dice liberada de tabúes pero en la que los homosexuales ocultan con frecuencia su orientación sexual lo que les origina no pocos problemas personales: "
«¿De qué les sirve jalearse a sí mismos en la maldita Fiesta del Orgullo Gay si al día siguiente andan escondiéndose por los rincones y comunicándose mediante contraseñas?», fue su última reflexión sobre el asunto, sin hacer un esfuerzo más por comprender los mundos que no eran los suyos." (pág. 299) -piensa el teniente Tresser-. Otro tanto cabría decir de esa endémica carencia de medios de la que se quejan los guardias civiles: la vieja casa cuartel de Hoyos de Aguas siempre húmeda y fría.

7) Elementos de estilo. Aquí me gustaría señalar el uso que hace la novelista de la música y de la literatura como procedimientos caracterizadores para algunos personajes: la poesía intimista de Emily Dickinson y las canciones de Karina como aficiones bien diferenciadoras de los dos personajes que están en el origen motivador del relato.


En el campo de las aficiones literarias, la poesía de Dyckinson o los relatos de Poe son del gusto de Sara Azcárraga, mientras que una novela sobre la Princesa de Éboli (seguramente la que en 1998 escribió Almudena Arteaga. Pura intuición personal mía y, por lo tanto, quizá equivocada) es el tipo de lectura relajante que agrada a la psiquiatra Mabrán.

Musicalmente, la correctora de estilo se deleita escuchando a los Carpenters mientras que su perseguidor lo hace con los temas de Karina y de Danny Daniel. Y aunque ya fuera del relato, Inés Plana confiesa en las páginas finales dedicadas a los agradecimientos el que ella debe a Ennio Morricone cuyas composiciones musicales la han acompañado durante la escritura de esta novela. Vistos los gustos musicales de unos y otros, bien nos hacemos idea de sus distintas personalidades.

En este apartado del estilo creo que hay que destacar la elegante veta humorística que en ocasiones la novelista deja ver. Así me ha parecido percibirlo cuando el capitán Díaz Visedo y Adelaida Mabrán discrepan sobre un asunto y el primero reflexiona:  "Aquella parecía una conversación de idiotas. «No lo sé, no lo sabemos, ¿qué parte de no lo sé no ha entendido?», le hubiera gustado replicarle" (pág. 181). Este '¿qué parte de no lo sé no ha entendido?' tiene evidentes resonancias políticas próximas en el tiempo. También me parece graciosa esa clasificación tan profesional que da la doctora Mabrán del estado del teniente Tresser ("el teniente estaría incubando un trastorno de estrés postraumático") para esconder la evidente atracción que parece está empezando a sentir por él.

Conclusión Morir no es lo que más duele, Novela negra madrileña, Thriller
Quisiera destacar, para finalizar, la corrección absoluta de la escritura de esta novela. Desgraciadamente, -y de aquí mis iniciales temores ante una primera novela-, es demasiado frecuente encontrar errores garrafales de todo tipo (ortográficos, impropiedades semánticas, barbarismos, etc.) en novelas de autores noveles. No es el caso de Inés Plana que presenta un texto más que correcto, perfecto. Da gusto leer un castellano tan bien escrito, que no pretende sorprender con alardes innecesarios que comúnmente echan por tierra una buena historia. Inés Plana es una escritora de una pieza que ha escrito una historia creíble, muy entretenida, incisiva con aspectos de negra sociedad, dura en ocasiones, una historia que no rehúye en algunos momentos lo escabroso o desagradable si ello conviene al conjunto del relato. En definitiva, una novela que, seguro, tendrá -ya la está teniendo- una magnífica andadura. Y una novelista que a poco que se lo proponga la veremos codearse con la élite de la literatura en español. Por lo que leo en las redes da la impresión de que la segunda novela de esta oscense ya está cocinándose, una buena noticia sin lugar a dudas. Y es que, en definitiva, Inés Plana no es flor de un día, es una escritora de la que habrá que estar muy atentos en el futuro. 

25 comentarios:

  1. Toda mi gratitud Juan Carlos por esta reseña que describe tan bien mi novela, hasta en sus pequeños detalles. Muy agradecida.📚😊❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Inés, por tu novela. La duda que me corroe a mí y a otros lectores (lo sé porque circula por las redes sociales) es si será la primera de una serie o no. En fin, on verra!
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Juan Carlos como acostumbras una gran reseña. No conocía a la autora ni la novela pero después de leerte ya la he apuntado.
    Gracias por estos descubrimientos y ese análisis tan detallado, tan tuyo, con la música que acompaña a la novela que es un detalle que a mi personalmente me gusta mucho.
    Besos y feliz domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Conxita, por lo que dices en tu comentario. Es una novela que se lee muy bien y que en mi opinión está muy bien escrita.
      Me encanta que te gusten los listados musicales de spotify que hago con los temas que aparecen en las novelas. Me sirven para entender mejor el relato y, luego, para escuchar canciones que ignoraba o que tenía muy olvidadas.
      Un beso

      Eliminar
  3. Me parece que esta novela es una de las mejores que han salido en el último año, está muy bien escrita, está muy bien trazada, muy bien hilada, los personajes muy bien construidos, creo que la pluma de la autora ha enamorado a mucho lectores.

    Besukis 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que tengas razón, Yolanda, en lo que dices sobre que estará entre lo mejor del año. El tiempo -¡y los lectores!- lo dirán. Lo que sí aporta es aire fresco a la novela negra española casi siempre situada en las umbrías tierras gallegas, Madrid o Barcelona.
      Un beso

      Eliminar
  4. Me has convencido del todo. Si a ti, todo un especialista en la materia, te sugiere tales elogios, será de lo próximo que compre y lea en el apartado de negra y policíaca.
    Había leído otras reseñas y había quedado un poco intrigada, pero si acabar de animarme. Ahora tú lo has conseguido.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uy, madre mía, Rosa, miedo me da! Y es que cuando alguien (yo en este caso) elogia mucho una novela entro en pánico al pensar si me habré excedido y levantado expectativas muy altas en alguno (en este caso, tú). Pero, bueno, la vida es así, hay que arriesgarse. Ya me dirás qué te parece esta primera novela de una periodista mesetaria.
      Besos

      Eliminar
  5. Como el género policíaco y de suspense es el que mas me gusta, en el que mas cómoda me encuentro, esta sin duda me la apunto, me apetece, me has convencido Juan Carlos.
    Muy buena reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, Teresa, otra cosa no será, pero entretenida lo es un rato largo. Hay quien la tilda de bestseller. Bueno, no sé, quizás; pero hay bestsellers muy buenos y otros muy malos, y éste, de serlo, yo lo coloco en el sector de los buenos.
      Un beso, Teresa

      Eliminar
  6. PUes lo tengo en la estantería esperando. Y me parece, después de leerte, que no va a esperar mucho.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además, Margari, se lee rápido porque Inés Plana sabe graduar bien la inten sidad y el ritmo de la historia. Ya me dirás cuando lo leas qué te ha parecido. Pero te digo lo mismo que a Rosa, no quisiera haber despertado unas expectativas excesivamente altas porque sé que luego no siempre se cumplen en todos los lectores. En fin, como te he dicho, Margari, quedo a la espera de tu opinión una vez que la hayas leído.
      Besos grandes

      Eliminar
  7. Pues me has convencido, ya le había echado el ojo, pero ahora más...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mismo, lo mismo que me ha sucedido a mí con la novela "Antes de que llegaras" que reseñas en tu blog. Lo tenía esperando, pero tras leerte me has convencido.
      Ya me dirás (ya leeré en tu blog) lo que te parezca esta novela de Inés Plana.
      Un beso fuerte

      Eliminar
  8. Me has convencido querido amigo, en cuanto pueda la leeré y más, porque los escenarios en los que transcurre la acción narrativa me son conocidos, así mismo por la corrección lingüística de la que a tu entender parece estar dotada esta autora.
    Mi agradecimiento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas, Francisco. Me encanta ver el poder de persuasión que tengo con mis palabras. Tú que eres escritor creo que puedes encontrar en esta novela un buen ejemplo de historia construida, fíjate me atrevería a decir, semejante a lo que con frecuencia haces tú con tus relatos. Quiero decir que los giros y la resolución del asunto tienen su puntito y se salen de caminos muy trillados en el thriller y la novela negra.
      Bueno, Javier, y una cosa más. Tú que eres admirador de Lorenzo Silva y de su pareja de guardias civiles encontrarás aquí a otra pareja de picoletos que tienen su aquel y uno de ellos, el cabo Coira, a mí me ha hecho sonreir en más de una ocasión.
      Me encantará leer tu opinión sobre la novela.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Lo tenía en mi lista. Ahora avanzaré un par de novelas para asumirla ya.

    Gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas listas inacabables, ¿verdad? Ya me dirás qué te parece.
      Un beso

      Eliminar
  10. La tengo entre mis pendientes y no creo que tarde en ponerme con ella. Me alegra que la hayas disfrutado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que tú también disfrutas con ella. Estaré atento a leer tu opinión si la reseñas.
      Besos

      Eliminar
  11. Estupendo análisis con el que me dejas con ganas de saber más, muchos de los detalles que nos das me hacen pensar que puede ser una lectura que disfrute. Gracias por dármela a conocer.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no se tuerce (¡y no tiene por qué!) Inés Plana dará mucho que hablar -¡y bien!- en nuestro panorama literario. Al menos, eso es lo que yo pienso.
      Saludos

      Eliminar
  12. Acabas de descubrirme la novela y has conseguido que tenga unas ganas tremendas de hacerme con ella y disfrutar de su lectura. Me la anoto. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me dirás si te ha gustado cuando la leas, Jéssica.
      Saludos

      Eliminar
  13. Tengo la novela desde hace un tiempo en pendientes, sin embargo las últimas reseñas que había leído eran tan negativas que apunto estuve de dejarla pasar. Vuelvo a tenerla en cuenta. Besinos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...