.header .widget { text-align:center;} .header img {margin:0 auto;}

17 jun. 2019

Participantes en el Sorteo de "El pecado" de Alberto Gómez Vaquero

1 comentario:

Finalizado el plazo para participar en el Sorteo y vistos los puntos alcanzados por cada uno de los participantes, los números con los que cada uno de vosotros concurrís al Sorteo que realizaré mañana día 18 son los siguientes. 

Nombre o Nick
(dirección del blog)
Puntos logrados
Nros con los que participas   en el Sorteo
Carmen CG (millibrosenmibiblioteca)
16
1 -16
Margari (mislecturasymascositas)
14
17 - 30
Ful Navalon (1000yunlibros)
8
31 - 38
Conxita (enredando con las letras)
10
39 - 50
Mary Luz
6
51 - 55
Paloma (buscapina7)
5
56 - 60
Sara Mañero
5
61 - 65
Justo
6
66 - 71
Susana (soyunfueyunsera)
6
72 - 77
Lupe
6
78 - 83
Francisco Moroz (abrazodelibro)
6
84 - 89
Sonia Sánchez Romero
10
90 - 99
Juan Maíllo (elblogdemaillo)
10
100 - 109
Juan
6
110 - 115
Mallirubi  (mallirubi)
8
116 - 123

Si observáis algún error, carencia, falta, o lo que sea, decídmelo hoy mismo o a lo sumo mañana hasta las 14:00 horas pues el Sorteo lo realizaré por la tarde a eso de las 19:00.

¡¡Suerte a todos!!

13 jun. 2019

La poesía de Basilio Sánchez. Un gran descubrimiento

12 comentarios:
Conocí el nombre del autor por la costumbre que tengo de leer todas las semanas la Revista literaria "El Cultural" del diario "El Mundo". De ella me gusta casi todo, pero presto especial atención a la Sección 'Primera Palabra' que firma el académico de la española Luis María Ansón, conocedor y crítico agudo de nuestra literatura. En especial es la poesía y el teatro el objeto preferido de los artículos que escribe para esta sección.


Fue allí donde hará poco más de un mes leí su opinión sobre el último poemario aparecido de un desconocido por mi poeta extremeño, Basilio Sánchez. El primer oxímoron saltaba desde el propio título del escrito pues a lo común de nombre y apellido se contraponía con gran belleza lo que le seguía: "hereda un nogal sobre la tumba de los reyes". Me impactó el titular. Luego leí el cuerpo del artículo y anoté en mi memoria con cuidado el libro que ahí Ansón comentaba con entusiasmo.

A los quince días o así en Salamanca, mi ciudad, a la que regreso con gusto cada pocas semanas, me topé en la Feria del Libro que en su hermosa plaza mayor tenía lugar con el librito de Basilio de apenas 90 páginas, editado por Visor y que en portada destacaba que había sido merecedor del XXXI Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe. Lo adquirí de inmediato y poco a poco, como a mí me gusta degustar la poesía, lo he ido leyendo, saboreando, yendo y volviendo a los breves y hermosos poemas -63 en concreto- que contiene. Me ha parecido de una belleza sublime.
Basilio Sánchez, Fundación Loewe, Premio Internacional de Poesía Loewe
Retrato y libro (httpjoseluisrico.comblogbasilio-sanchez-entrevista)
Basilio Sánchez (Cáceres, 1958) organiza el poemario en tres apartados:
I. Hay un olor de agua y de resinas: págs.11 – 30 (20 poemas)
II. Mi mesa es del tamaño de un nido: págs. 33 – 52 (20 poemas)
III. El mar ha edificado una iglesia a la salida del sol: págs. 55 – 75 (20 poemas)
Y una Coda: págs. 79 – 81. (3 poemas)

Los títulos de cada uno de los apartados surgen de manera natural, tomándose del último verso del apartado anterior. El primero, sin antecedente previo alguno, parece emanar del continuum temporal en que estamos inmersos. Nace, pues, el poemario, in media res del mundo que vivimos. Los tres apartados contienen el mismo número de poemas, veinte, y la coda final parece dedicar un poema a cada una de las tres partes.

Son poemas intensos, sencillos, reconcentrados, de breve extensión -el más largo de 26 vv, y el más corto de sólo 5 vv-, que hacen alusión al agua, a lo inasible, a lo que es difícil o imposible de explicar con palabras, a lo inefable. Sólo el poema, sólo la palabra, puede intentar acercarse con sus contradicciones y paradojas a esta imposible certeza. Juan de Yepes, como bien afirmaba Luis María Ansón en el artículo de 'El Cultural' que me dio a conocer a este poeta extremeño, está en la base de la escritura de Basilio Sánchez.
Siente el poeta la vibración telúrica de la existencia, arroja la manzana de Newton sobre la fuente de los pájaros que vuelan a la región donde nada se olvida. Retorna entonces al hervor silencioso de la nada, a los cielos sin luna, a la inminencia de las casualidades y los astros, en la noche serena con llama que consume y no da pena. “Que nadie lo miraba, Aminadab tampoco parecía, y el cerco sosegaba, y la caballería a vista de las aguas descendía”. (Luis Mª Ansón, El Cultural, 26/4/2019)
También yo he querido reconocer en este poemario la fuerza del amor contenida en la poesía de Pedro Salinas y –quizás sea la celebración del bicentenario de su nacimiento lo que me lleva a él- de Walt Whitman. La fuerza de su voz, el arraigo con la tierra, el elemento telúrico, la afirmación personal del poeta americano con ese “yo” tremendo me ha parecido ver en ciertos versos: “Amo lo que se hace lentamente / lo que exige atención, / lo que demanda esfuerzo.” (p. 22); “Necesito vivir en un país / que no haya renegado de sus árboles, / necesito vivir en una tierra que envejezca a su sombra” (p. 43); “Soy una muchedumbre que camina en secreto. // Soy un pueblo a la orilla / de este mar incesante / que construye sus torres sobre las ruinas de sus aguas.” (p. 80).

Los 63 poemas están escritos en verso libre con preferencia por el endecasílabo y el heptasílabo cual silvas clásicas de rima libre, y uniendo a veces en un extenso alejandrino ambos metros con una cesura interna que lo escinde en esos dos versos. El uso de esta medida y la reiteración en su empleo dota al poemario de un claro sabor clásico al menos en el aspecto rítmico. Predomina en el libro, junto a la aparente sencillez, el color y la plasticidad logrados con el empleo de sustantivos complementados por una precisa adjetivación:  "En el itinerario de los pueblos / hay casas incendiadas por la luz de la luna / y amaneceres rojos / como las amapolas / de las floristerías de la sangre." (p. 38)

El título del poemario aparece expresado en dos versos –quizás en alguno más- del propio libro. Alude con él a la labor del poeta –de sí mismo- en busca de lo inmenso ‘oculto en la espesura de las cosas’. En la hermosa naturaleza (‘grandes árboles que iluminan de verde las mañanas del mundo’), sólo quedan minúsculos restos del excelso momento (‘Oculto en la espesura de las cosas / queda un último eco, sin embargo, / de la canción del paraíso’). Las palabras, el poema, pues, es el instrumento, para buscarlos, para desentrañarlos. Es una poesía que esconde en su interior una profunda religiosidad. Una religiosidad que bien podría simbolizarse en ese pez pintado ‘en la dovela secreta de una bóveda’.

Los temas hacen referencia todos ellos a la vida, a celebrar la existencia ("El mundo se nos revela siempre en un estado / de perfecta ebriedad", p. 27). Una existencia que discurre en el tiempo, que es puro tiempo ("Es triste abandonar en un recodo / a aquel que has sido antes", p.28), y por serlo se resuelve en pura narratividad: la vida como narración ("[te busco] / por las habitaciones donde alguien, / con un cabo de vela, se recoge / para contar historias / [...] /por las habitaciones donde alguien, / con un cabo de vela, se recoge / para escuchar a otro que las cuenta", p. 51). En la vida que se celebra en el poema, las cosas son importantes, no tanto por sí mismas y menos por la tendencia del hombre a su mera acumulación sino por contener ellas una parte de divinidad, de sacralidad, de telúrico arraigo a la propia tierra de la que procedemos y a la que volveremos. Las cosas vienen a explicarnos a nosotros mismos. Y aquí, en la búsqueda de esta explicación, es donde aparece el poeta que entiende, crea y recrea a través del poema ("Uno escribe un poema para sentirse vivo", p. 62) inmerso en el silencio ("El silencio le deja a uno llegar a ser quien es", p.64) aunque se viva inmerso en el tráfago de la ciudad
"La ciudad, a lo lejos,
es un brillar de antorchas,
un panal acosado, un imponente
navío a la deriva en un océano
de aguas suburbiales
" (p. 67)
La Poesía y su plasmación en el poema ("Yo creo en el poema / [... ...] / La poesía / no es una ambigüedad del corazón, / es una forma / de sentirte tú mismo siendo otro ", p. 74) es la piedra de sílex que le sirve al hombre para alcanzar lo complejo penetrando lo simple
"El poeta le pinta una pupila
a una montaña ciega.

La eternidad es el trabajo de los glaciares.

El que busca entender el firmamento
se concentra en una sola estrella." (p. 71).

En este sentido el poemario, que se alzó con el premio Loewe en la muy reciente XXXI edición, es una auténtica celebración de la Poesía.

En la contraportada del libro 
BASILIO SÁNCHEZ (Cáceres, 1958) es autor, entre otros, de los libros de poemas Los bosques interiores (1993), La mirada apacible (1996), Al final de la tarde (1998), Para guardar el sueño (2003), Entre una sombra y otra (2006), Las estaciones lentas (2008), Cristalizaciones (2013) y Esperando las noticias del agua (2018). También ha publicado el libro de relatos de carácter autobiográfico La creación del sentido (2015).

Poesía actual, poetas chilenas, Basilio Sánchez, Luis María Ansón
Allí mismo, la poeta Piedad Bonnett de la que en este blog tengo reseñado un muy buen libro suyo [leer reseña aquí] vierte sobre el escritor cacereño unas hermosas palabras que aquí reproduzco:
 “He heredado un nogal sobre la tumba de los reyes es un libro de gran unidad y consistencia que con aliento místico nos invita a reencontrarnos con el mundo de lo natural, anterior, como dice el poeta, al tiempo del recelo, de la desconfianza. Partiendo de una mirada contemplativa, el libro se detiene en la humildad de lo pequeño, en sus fulgores y revelaciones, pero también exalta el misterio del origen, de lo inmenso, y la labor tesonera del poeta, que no es un iluminado sino un artesano de la palabra. Esta austeridad que el poeta busca no está exenta, sin embargo, de sensualidad, de imágenes teñidas de colores, sonidos y sensaciones. La suya es una poesía sutil, serena, sin estridencias, que propone una utopía que es también una ética: consustanciarse con el todo. Este libro reafirma la poesía como acto de fe, como un camino de vuelta a lo esencial, a lo que aun callando se revela”. PIEDAD BONNETT

10 jun. 2019

Thomas Hardy. Dos relatos góticos

14 comentarios:
José Ortega y Gasset, Novecentismo, periodismo liberal

De 1990 a 1992 se publicó en España el diario “El Sol”. Su cabecera quería recoger la herencia del que de 1917 a 1939 había acudido presto a las manos de los lectores. Fue éste, "El Sol" primero, un periódico ilustrado, liberal y regeneracionista que se reclamaba de intelectuales y que desde el principio contó entre sus colaboradores al filósofo José Ortega y Gasset. Muy pronto sacó suplementos dedicados, según el día de la semana, a distintas parcelas de la sociedad (economía, agricultura, pedagogía, derecho, ingeniería…). Siguiendo esta tradición, "El Sol" de finales del siglo XX sacaba los fines de semana pequeñas publicaciones literarias.

narraciones de terror, novelas góticas, Realismo romántico
Desde hacía algún tiempo quería leer algo de Thomas Hardy y (¡Culpa. Mea culpa!) nada suyo había caído en mis manos. Rebuscando por casa encontré esta pequeña publicación del diario "El Sol" títulada "Una mujer soñadora". Se trata de dos relatos breves muy muy interesantes. Ambos cuentos me han gustado, si bien se trata de dos narraciones muy diferentes entre sí.

Uno, "Una mujer soñadora", es un relato de tono realista-romántico que indaga con acierto en la psicología femenina y reivindica 'avant la lettre' un lugar de la mujer en el mundo. Aquí tenemos a la mujer de William Marchmill, Ellen, amante de la literatura y escritora ella misma de pretenciosos poemas  que publica bajo el seudónimo de John Ivy, que se siente abandonada por su vulgar marido quien sólo se preocupa de los beneficios materiales que puede proporcionarle su negocio de armas. La casualidad viene a hacer que el matrimonio alquile para pasar el verano una casa en Solentsea, en Upper Essex (el territorio en el que Hardy sitúa la mayoría de sus libros), donde durante el resto del año se alojaba el poeta romántico Robert Trewe, al que Ellen admiraba profundamente. Estar en la casa donde su ídolo habita, tocar sus libros, dormir en su cama, etc., hace que su admiración se troque en auténtico enamoramiento. No diré más de este agradable cuento para no estropear el disfrute de su lectura.

 El segundo título, "El brazo marchito", que en la edición del desaparecido diario 'El Sol' que he manejado no es el título de la entrega, sin embargo sí lo hace en la que en 2004 publicó la editorial Penguin. En ambos caso el traductor es Javier Marías quien nos traslada una obra magnífica que se disfruta en toda su extensión y profundidad. Pues bien, este relato más largo que el anterior es una obra gótica. Hay en ella todos los elementos propios del género: superstición, religión, magia, venganza, elementos oníricos, belleza femenina, sexo, muerte violenta, diferencias de clase social y económica, abusos del hombre poderoso, brujería... La acción sucede en una zona rural inglesa (Anglebury) donde Rhoda Brook trabaja de ordeñadora junto a otras mujeres del pueblo. Durante el trabajo las ordeñadoras cotillean sobre la belleza y edad de la nueva esposa del señor Lodge, el granjero. Rhoda odia a esta joven aun sin conocerla y una noche sueña que pelea con ella agarrándola fuertemente por el brazo. La realidad viene a hacer que las dos mujeres se conozcan y se hagan amigas demostrando la joven señora Lodge un buen corazón y una amistad grande con Rhoda Brook. Desde hace unos días a la señora Lodge un mal le ha surgido en el brazo que poco a poco se le va pudriendo. ¿Qué podría hacer para solucionarlo? La gente del pueblo le recomienda que acuda a un curandero, el brujo Trendle, que vive alejado de la localidad. A él puede conducirle -le dicen- la señora Brook, que tiene fama de bruja.

relatos de terrror, Thomas Hardy, "Jude, el oscuro"
No digo más. Sólo quiero señalar la denuncia que Hardy realiza de los abusos del hombre sobre la mujer y la injusta fama que el sexo débil arrastra de hacedoras del mal (brujas). Tras estos dos relatos, es seguro que leeré alguna novela larga de este gran autor inglés que nació en Dorset en 1840. Murió en Max Gate en 1928. Fue novelista y poeta. Y se le considera superador del naturalismo y cultivador del terror gótico y algunas otras obras cargadas de sensualidad, abusos sociales y del hombre sobre la mujer. Pongo en mi lista de lecturas veraniegas una de sus novelas extensas, no sé si optar por "Jude, el oscuro" o por "Tess d'Uberville". Ya veré.
_______________

Nota: Estos dos cuentos sirven para ir completando los dos retos en que participo durante 2019: el de "12 libros pendientes" propuesto por Ana Bolox, y el de "Nos gustan los clásicos. IIIª edición" del blog 'Un lector indiscreto'. Como se ve, el año avanza y los retos parece que los voy cumpliendo poco a poco.

6 jun. 2019

'Copenhague' de Michael Frayn por Claudio Tolcachir

10 comentarios:
En cuanto vi anunciada en la programación del Teatro de la Abadía "Copenhague" protagonizada por, quizás, los dos mejores actores masculinos del actual panorama teatral español, Emilio Gutiérrez Caba y Carlos Hipólito, dije para mí que ésta no me la perdería. Así ha sido y no me arrepiento, menos aún cuando a los actores anteriores se añade una magnífica tercera actriz que convierte el binomio en excelente tríada. Me refiero a Malena Gutiérrez.

Carlos Hipólito, Emilio Gutiérrez Caba, Malena Gutiérrez

La obra estrenada en Londres en 1998 está firmada por el dramaturgo británico Michael Frayn. En ella se  relata el encuentro que en 1941 tuvo lugar en la capital de Dinamarca, ocupada por las tropas nazis, entre el gran científico danés Niels Bohr (Emilio Gutiérrez Caba) y su ex discípulo Werner Heisenberg (Carlos Hipólito), representante del estamento científico nazi, y enemigos ambos por la situación de sus dos países durante la Segunda Guerra Mundial. Maestro y discípulo se enfrentan al problema ético del uso de los avances en física teórica para el desarrollo de armamento nuclear en el conflicto armado.

Tras este encuentro que finalizó de manera brusca y que acabó con la profunda amistad forjada entre estos dos hombres durante la década de los años 20 muchas interrogantes quedaron abiertas: ¿Quería Heisenberg saber en qué estadio se hallaban las investigaciones de Bohrl sobre el uso militar de la energía nuclear? ¿Justificarse ante las autoridades nazis por su escaso progreso en la consecución del arma definitiva? ¿Llegaron quizá ambos científicos a acuerdos éticos?

Los interrogantes anteriores y muchos otros son los que el dramaturgo inglés pone sobre la mesa e intenta que el público conozca y resuelva. Porque lo interesante del asunto que se propone es que no hay resolución desde las tablas. Simplemente lo que el público ve y escucha es la conversación entre dos hombres que pasados muchos años del encuentro de 1941 y sabedores ya de la magnitud destructiva de la bomba atómica arrojada sobre la población civil en 1945, se preguntan por la finalidad última de ese encuentro. La pregunta y la conversación que ahora mantienen se sitúa fuera del período vital de ambos, o sea, estamos en un imposible momento futuro en el que los tres seres que conversan están muertos. Desde esta ¿"acronía"? los dialogantes pasan en continuo contrapunto del hoy acrónico al ayer cronológico. Este discurrir de uno a otro momento temporal es uno de los grandes aciertos de la obra.

Física Cuántica, Ciencia en el teatro, Bomba atómica
(Foto de la 5ª Conferencia de Solvay, 1927) De Benjamin Couprie - 
http://w3.pppl.gov/http://doi.org/10.3932/ethz-a-000046848, 
Lógicamente aunque el grueso del asunto es la barbarie que desencadenó el uso práctico y militar de las investigaciones de estos científicos y de otros más que como Heisenberg acudieron al Instituto de Física teórica que Bohrl fundó y dirigió en Copenhague desde 1920, en el texto teatral se tocan muchos otras aspectos de la vida profesional y personal de estos dos grandes hombres de ciencia. En especial se destacan las contribuciones de uno y otro a la Física cuántica, sus discrepancias con Einstein, los famosos "principio de incertidumbre" de Heisenberg y el "principio de complementariedad" de Bohrl, la condición de judíos de muchos de los científicos, la suerte que muchos de ellos corrieron, y la importancia del silencio dado que hay cuestiones de las que el silencio dice más que otra cosa. Quizás -en mi opinión, seguro- sea la consecuencia práctica de las actuaciones de ambos y su choque con consideraciones éticas asumidas por ellos lo que más pesa en la obra.

Como he dicho antes, en contrapunto discurre el tiempo de los discursos mantenidos por estos personajes y también, hay que decirlo, en contrapunto discurren los temas, en especial, el de la actuación en la vida de cada uno de ellos. Es cierto que a veces la ética pide actuar de una manera que luego se ve no conduce a nada: ¿Debiera Heisenberg haber participado activamente en el atentado contra Hitler y en consecuencia haber sufrido la muerte como les ocurrió a quienes así actuaron? ¿Hizo mejor en dilatar. o confundir, o equivocar, o no saber hacer, esa bomba nazi que afanosamente se buscaba en su laboratorio? Y en cuanto a Bohrl: ¿Debiera de no haber colaborado con la investigación que en 1943 se llevaba a cabo en Los Álamos (USA) a donde logró huir? Y en lo personal, este científico ¿debiera de haber socorrido a ese hijo que se le ahogó sabiendo que él también moriría si lo intentaba? A toro pasado es fácil resolver los interrogantes, lo difícil es decidir en el momento.

Todo lo que se Michael Frayn formula en su propuesta teatral se desarrolla bajo la pura narratividad. Sí, estamos ante una función muy narrativa. La obra es fundamentalmente discurso narrativo, relato puesto en boca de los dos personajes masculinos. Al intercambio de palabras realizado por ambos se une el papel de narrador que enjuicia, que se pregunta a sí mismo, que inquiere a los dos hombres, realizado por Margrethe Nørlund (Malena Gutiérrez), la mujer de Niels Bohr. Aunque secundaria su función en la disquisición ética que se pone en escena, sin embargo teatralmente su papel es muy importante por introducir un punto de vista distanciado del cuerpo a cuerpo que parece obnubilar en ocasiones la mente de los dos grandes hombres.

La dirección, adaptación del texto original, y puesta en escena que realiza Claudio Tolcachir de "Copenhague", una de las piezas más premiadas y representadas de los últimos años, cuyo autor fue distinguido en 2000 con el Premio Tony a la mejor obra de teatro, logra que  no se haga pesada en ningún momento. Demuestra Claudio Tolcachir con una sencilla escenografía que reproduce el patio interior de la casa danesa de Niels Bohr y unos movimientos actorales muy bien medidos que en el teatro también tiene cabida la ciencia, aunque habitualmente asuntos profundos como la física nuclear sean ajenos al mismo.

Naturalmente la función se vendría abajo y caería estrepitosamente en el tedio si el texto no estuviese soportado por un elenco teatral constituido por tres monstruos de actores. De los tres el primero, el mejor, es sin duda alguna Carlos Hipólito. Digo el mejor porque he querido establecer una relación de calidades, aunque todos están muy a la par. Emilio Gutiérrez Caba, formidable. Y Malena Gutiérrez, un personal y muy satisfactorio descubrimiento que no olvidaré.



La obra ha sido muy bien acogida por el público siempre. En 1998, en Londres, alcanzó las 300 representaciones; luego en Broadway donde se representó el año 2000 llegó a las 326. En España se ha representado en diversas ciudades antes de llegar a Madrid donde está teniendo mucho éxito. Estrenada en el Teatro de la Abadía el pasado 23 de mayo y programada en principio hasta el 30 de junio, acaba de prorrogarse hasta el próximo día 14 de julio. La sala donde se representa es la San Juan de la Cruz. Creo que los amantes del teatro y de los buenos actores no debieran perdérsela.

3 jun. 2019

Feria del Libro de Madrid 2019. Firmas de escritores

12 comentarios:
Feria del Libro de Madrid, Parque del retiro, Paseo de coches

Como, debidamente transformado por mí, reza el cuplé de la desaparecida Sara Montiel, en los albores de la estación tórrida hace acto de aparición en Madrid -más concretamente en el Parque del Retiro- la Feria del Libro. Los libros, hojas volanderas, son precursores del verano, igual que las violeteras venían a anunciar en la copla de Saritísima a la primavera. Cual aves encerradas en angostas jaulas, cerca de 2000 escriores objeto de admiración para sus lectores, soportarán los rigores del cambio climático para, siquiera sea, cruzar unas pocas palabras con aquéllos, ávidos por llevarse alguno de sus libros debidamente dedicados. [listado de firmas de la FLM19]

El blog de Juan Carlos, elblogdejcgc.blogspot.com, Juan Carlos Galán
Yo, raro es el año que no me doy mi vueltecita por el Paseo de Coches del Retiro donde se ubican las 361 casetas que forman esta 78ª edición de la FLM. Este año 2019 bajo mucho más contento porque, aunque haya sido en una infinitésima parte, participo en uno de los miles y miles de títulos de esta añada que están presentes allí. Concretamente soy prologuista de la última obra publicada por Ezequías Blanco, buen amigo mío, quien me regaló este encargo que he cumplido, en la medida de mis posibilidades, lo mejor que he podido. ¡Muchísimas gracias por ello, Quías!

El libro de Ezequías lleva el muy llamativo título de "Sólo hay una clase monos que estornudan" y está formado por 19 relatos cargados todos ellos de acendrada sabiduría, magia, vida, ironía, y sobre todo literatura de calidad, excelente literatura. Como se destaca en la contraportada del volumen 
"los temas o asuntos se presentan fundamentalmente a través del humor, un humor cargado de inteligencia y de terneza, cocinado con mesura y ponderación, que juega con la literatura de manera encomiable".
Para quien no conozca al escritor y quiera penetrar más en su biografía literaria así como entrar un poco más en el contenido de este buen libro de relatos, me atrevo a recomendarle la lectura de la reseña, publicada en la Revista MoonMagazine y realizada por mí mismo, titulada sencillamente así:


Relatos de Ezequías Blanco, Bare nostrum, Prólogo de Juan Carlos Galán
La editorial Huerga&Fierro en la que publica Ezequías lo acoge en su caseta, la 132de la Feria, durante el próximo fin de semana (días 8 y 9 de junio) donde firmará ejemplares de este libro de relatos y también del resto de su Obra. Igualmente el escritor firmará el 16 de junio, último día de la Feria, en la caseta 296 de la leganense librería 'La Libre de Barrio'

30 may. 2019

SORTEO "El pecado" de Alberto Gómez Vaquero

29 comentarios:
Como anuncié ayer en la reseña que hice de la novela en este post os voy a dejar las bases para que podáis conseguir un ejemplar en papel de esta interesante novela histórica. También colocaré aquí la sinopsis para que sepáis de qué va.



En el año 378 d.C, mientras el Imperio romano se desmorona, una misteriosa congregación religiosa llega a un valle del Norte de Hispania. El líder de esta secta cristiana es conocido como el Doctor y su influencia en seguida se dejará notar en los habitantes del lugar; nobles como Aufidio, jóvenes como Anü o agricultores arruinados como Antonio se verán envueltos en la lucha que el poder creciente del Doctor y de sus fieles desata en la provincia.
Y es que el mensaje del Doctor —que pregona la pobreza y la relación directa con Dios— choca frontalmente con los intereses de una jerarquía eclesiástica que, ante la ruina de Roma y sus ejércitos, se ha convertido en el único poder estable en la mayor parte de Hispania.

BASES DEL SORTEO 

  1. Se sortea 1 ejemplar en papel de “El pecado” de Alberto Gómez Vaquero
  2. Es un sorteo nacional. (península e islas) 
  3. Para participar en el sorteo los únicos requisitos indispensables son dejar un comentario en esta entrada indicando vuestro deseo de participar, ser seguidor del blog en GFC (Google Friend Conect), pinchando en el botón azul de seguidores, y tener una dirección postal en España. Se pueden conseguir puntos adicionales con el resto de las opciones. 
  4. El plazo para participar comienza hoy 30 de mayo de 2019 y termina el día 16 de junio
  5. El día 17 publicaré la lista definitiva de participantes con sus respectivos puntos y el día 18 de junio realizaré el sorteo mediante Ramdon. 
  6. El ganador tendrá 48 horas para reclamar su premio y darme sus datos postales. En el caso de que no aparezca en el plazo indicado, volveré a sortear el libro. El ejemplar lo remitirá la editorial Carpe Noctem directamente al ganador.


Los motivos que me han impulsado a realizar este Sorteo los señalé al final del post en el que reseñé la novela. A los ahí enumerados (reencuentro personal y satisfactorio con el género de la Novela Histórica, haber llegado mi blog a la cifra de 700.000 visitantes desde su creación, y gentileza de la editorial Carpe Noctem al proporcionar el ejemplar para el sorteo) quisiera añadir uno más: mi pequeña aportación a la 78ª Feria del Libro de Madrid (31 de mayo a 16 de junio) durante la cual el Sorteo estará activo.
¡¡Suerte a todos los participantes!!

29 may. 2019

"El pecado". Novela histórica de Alberto Gómez Vaquero

10 comentarios:
(Anü) "La vida consiste solo en eso: en suponer, en esperar, en sentir que su flujo en las venas es lo único que de verdad tenemos y que, cuando nos lo arrebaten, desapareceremos para siempre. [...] La vida era como una cadena en la que se sucedían interminablemente los eslabones. Las formas cambiaban, pero la vida era eterna. '¡La vida es Dios!', exclamó para sí, tapándose la boca casi al mismo tiempo, temerosa de que alguien la hubiera podido escuchar." (pág. 256)

Editorial Carpe Noctem, Novela política
Durante años el género de la novela histórica gozó de mis preferencias. Luego, como todo en esta vida, no sé por qué, la fui dejando un poco de lado casi sin saberlo. De vez en cuando intentaba volver a ella, pero los best sellers tipo 'Los pilares de la tierra', o los relatos de asunto egipcio como los escritos por Christian Jacq o de asunto griego como los firmados por Valerio Massimo Manfredi, y otros de esta especie nunca del todo consiguieron atrapar mi interés.

Cuando la editorial Carpe Noctem me envió información sobre una narración histórica que acababan de lanzar, leí con no excesivo interés la nota de prensa que acompañaba el correo. Sin embargo hubo algo que captó inmediatamente mi atención: la referencia explícita a que la ficción se apoyaba en la vida de Prisciliano, personaje misterioso donde los haya. Desde siempre la leyenda -o no tan leyenda- de que la tumba del apóstol que se venera en la catedral de Santiago de Compostela estuviere ocupada por este personaje herético, ha llamado vivamente mi atención. Hete aquí, pues, que Carpe Noctem ponía en mis manos una historia de ficción contextualizada en un momento histórico del que poco se sabe o al menos, poco sabía yo -el siglo IV después de Cristo- durante el cual se movió este personaje. Tenía pues que leerla. Así lo he hecho y su lectura me ha entretenido mucho que es lo que se debe pedir a la recreación de unos sucesos inmersos en las tinieblas legendarias de la historia.

El autor
Si el asunto que se novelaba llamaba poderosamente mi atención también me animó a la lectura de la novela los datos referidos al autor que se contaban en dicha nota de prensa. Por ella conocí que Alberto Gómez Vaquero es un hombre joven, castellanoleonés [para mí, ya un mérito compartido -permítaseme la broma-] (Valladolid, 1984), periodista desde 2006, profesor de Espagnol langue appliquée y Journalisme et civilization en la Universidad de Toulouse – Jean Jaurès,  poeta ("Manual sobre cosas irreparables", ed. Poesía eres tú, 2011), autor de con ésta tres novelas ("Entre dioses y peones", ed. Amaniel, 2010; "Concerto Solli", ed. Carpe Noctem, 2014; y la que acabo de leer), traductor de, entre otros, el poeta Nick Flynn y de relatos de autores como Virginia Wolf, Joseph Conrad y F.S. Fitzgerald. Y por si todo esto fuera poco administrador de  un blog en plena actividad llamado Libros para comentar  

Es comprensible, creo, que con estos elementos, de autor y novela, en mi cabeza  no pudiese hacer otra cosa que atacar la elegante edición que la editorial ha tenido la gentileza de hacerme llegar.

Sinopsis (proporcionada por la misma editorial)
En el año 378 d.C, mientras el Imperio romano se desmorona, una misteriosa congregación religiosa llega a un valle del Norte de Hispania. El líder de esta secta cristiana es conocido como el Doctor y su influencia en seguida se dejará notar en los habitantes del lugar; nobles como Aufidio, jóvenes como Anü o agricultores arruinados como Antonio se verán envueltos en la lucha que el poder creciente del Doctor y de sus fieles desata en la provincia. Y es que el mensaje del Doctor —que pregona la pobreza y la relación directa con Dios— choca frontalmente con los intereses de una jerarquía eclesiástica que, ante la ruina de Roma y sus ejércitos, se ha convertido en el único poder estable en la mayor parte de Hispania.

Mi comentario
La novela se lee con gusto y facilidad pese a los muchos topónimos romanos y prerromanos que jalonan todo el texto y que dificultan en ciertos momentos la completa intelección de lo leído al no saber siempre situar en el mapa esas localidades antiguas. Y es que además no toda la acción sucede en la península ibérica sino que los personajes recorren el mapa europeo del uno al otro confín que diría el poeta romántico extremeño: 'Lutetia' (París), 'Lugdunum' (Lyon),'Leuconos' (Saint-Valery-sur-Somme, en Francia); 'Iliria' (territorio que hoy forma parte de Albania, Croacia, Serbia, Bosnia…); 'Massalua' (Marsella), 'Burdigala' (Burdeos); 'Poetovio' (Ptuj, en ELovenia); 'Aquileya' (en la zona italiana de Udine); 'Mediolanum' (Milán); 'Treverorum' (Tréveris); 'Londinium' (Londres); etc.

Fuera de estos desplazamientos por Europa, el grueso de la novele acontece en Hispania. La acción se sitúa especialmente en 'Petavonium' que fue una ciudad romana formada a partir de la 'cannaba' del campamento de la Legio X Gemina en el valle de Vidriales, correspondiente a una zona ocupada por las actuales localidades de Santibáñez de Vidriales y su pedanía Rosinos de Vidriales, ambas de la provincia de Zamora; 'Ocellum Duri', un poblado vetón, origen de la Zamora de hoy;  'Labvia', en el término del Villasabariego leonés actual; 'Iulobriga', en Cantabria, en la zona de Retortillo; 'Vareia', hoy Varea, un barrio de Logroño; 'Pompaelo', hoy Pamplona; 'Tarraco', la actual Tarragona; y muchas otras localidade así.

Las acciones fundamentales tienen lugar en el entorno de la actual ciudad leonesa de Astorga ('Asturica Augusta') donde un hombre con fama y acciones de santo del que no se dice nunca el nombre, pero que atiende por el 'Doctor', decide iniciar la construcción de un templo para glorificar al Dios de los cristianos, su religión. Estamos en el año 378, ya a 65 años del Edicto de Milán por el que el Imperio Romano legalizó el Cristianismo y sus adeptos dejaron de ser perseguidos. Sin embargo es la institución eclesiástica, personificada en el relato en los obispos (Agrestio, Salviano, Higinio, etc.) la que en la narración ve peligrar su poder si prosperan prácticas religiosas puristas como las que predica el Doctor y realizan él mismo y de entre sus seguidores los denominados 'puros'. En su ideal religioso estos hombres ansían desprenderse de todos los bienes terrenales, sacrificarse en vida a través del trabajo y de la oración para alcanzar el Paraíso cuando mueran. Lógicamente los nobles como Aufidio, personaje importante y padre de Anü, temen al igual que la jerarquía de la Iglesia que en su afán de pobreza el pueblo se vuelva contra ellos. Por ello instigan y confabulan para que este Doctor tan celebrado sea tachado de hereje.

Como he dicho la novela es histórica. Las historias de estos obispos, de los nobles y de simples campesinos como Antonio y Elvira están teniendo lugar en un momento concreto, el de la inminente disgregación del Imperio Romano incapaz ya de frenar los embates de los distintos pueblos bárbaros que pugnan en Britania (sajones, escotos y pictos), y en el Continente (alanos, burgundios, francos, vándalos...) por hacerse con tierras de este inmenso pueblo romano. En el relato vemos cómo el emperador Graciano coloca a Teodosio como emperador de la zona Oriental (el imperio romano de Oriente), quedando él en la Occidental. Junto a estos dos personajes históricos hay otro importantísimo que es Magno Máximo, amigo de joven de Teodosio con quien luchó en Britania contra los bárbaros y también amigo de Graciano que le nombró 'Comes' o 'Dux' de Britania. Pero Máximo quiere el poder absoluto y luchará contra Graciano al que arrebatará la corona de emperador de Occidente estableciéndose en Tréverorum (Tréveris). Quizás estos tres personajes sean lo más histórico que contiene esta narración.

Prisciliano, Caída del Imperio Romano, Herejías cristianas

Durante la lectura no hacía más que preguntarme a mí mismo la razón por la que el protagonista no aparecía con el nombre de Prisciliano, personaje real en cuya vida está inspirada la figura del Doctor. El motivo lo aclara el mismo novelista en un capítulo final que titula "Professio fidei o un breve comentario sobre esta novela y 'su historia'". En este, llamémoslo, epílogo Alberto Gómez Vaquero se justifica por adscribir su escrito al de 'novela histórica' cuando él mismo ve que en su relato hay más de novela que de historia. No obstante insiste en la calificación y tira de argumentario de autores como Croce, Manzoni, Walter Benjamin o el mismísimo Walter Scott para justificarse.

Sí, efectivamente, este relato es más ficción que otra cosa. Sólo hay un tapiz que sirve de fondo histórico, el de los tres emperadores con sus luchas intestinas y contra los bárbaros, sobre el que discurre la existencia de unos seres normales, que llevan su vida como pueden más o menos al margen de las decisiones de los poderosísimos. Como en todo, entre ellos hay clases: no es lo mismo la vida del rico Aufidio o de los obispos que la de los pobres que siguen al Doctor o la de aquellos otros que como Antonio y Elvira quieren ser hombres libres plenamente dignos y que trabajan como bestias para serlo. Junto a estos humildes, aunque por su origen no lo sea, está la hija de Aufidio, Anü, quien sufre lo derivado de su propia condición de mujer, razón por la que carece de iniciativa propia al estar siempre sometida al varón, sea su padre o su marido, Delfidio, a quien no ama. De todos los personajes que aparecen en la novela quizás sea éste, Anü, el que más incógnitas me ha dejado: ¿Por qué vomita constantemente incluso cuando, por lógica, ya no está embarazada? ¿Quién es el padre de su primer hijo, el pequeño Valerio?  Lo que más me sorprende es que ella tampoco manifieste sorpresa, enfado o deseo por resolver estas incógnitas.

Pero lo verdaderamente importante en Anü es que ella, además de mostrar "el limitado papel de la mujer a lo largo de la Historia", es el personaje que sirve de nexo de unión entre las dos clases sociales que aparecen en el libro: los ricos y los pobres. Y es que la novela es, amén de histórica con las observaciones señaladas y comentadas por el propio escritor, una novela política. También es el mismísimo Alberto Gómez Vaquero quien en ese epílogo aclara que, con las apropiaciones y las compras de tierras a los campesinos bajo condiciones leoninas de colonato para su explotación por parte de los ricos que se produjeron en esos años, haciendo una arriesgada trasposición temporal, él quería llamar la atención sobre el "cambio a peor de las situaciones materiales de la mayoría de las personas en Europa que me recordaba, con las obvias diferencias, al periodo de crisis que Europa comenzó en 2008" (pág. 322). Y sí, yo creo que lo consigue

En la novela se nos van presentando en contrapunto las dos esferas por las que discurre la Historia en cualquier época, tiempo y lugar: la de los que pasan a la Historia (en la novela, los poderes eclesiásticos y los emperadores romanos en sus luchas por el poder y contra los enemigos exteriores)  y la de aquellos que haciéndola no pasan a los libros de Historia, o sea, en termininología unamuniana, la intrahistoria de la humanidad. Los dos ámbitos que se muestran en la novela me han interesado y me han agradado:

Priscilianismo, donatismo, Concilios, Tumba del apóstol Santiago
El de la Historia con mayúscula por darme a conocer elementos para mí desconocidos como la pérdida definitiva de Britania por parte del Imperio Romano, el nacimiento del Imperio Romano de Oriente (Bizancio) y su consolidación ante la inminente caída de Occidente a manos de los pueblos bárbaros que en el momento del relato están a sus puertas cuando no ya dentro del mismo. Así mismo me ha interesado saber de las múltiples herejías que en estos primeros siglos de existencia del Cristianismo existieron: donatismo, maniqueísmo, arrianismo, y la que aquí se fabula: priscilianismo. También me ha gustado conocer qué era un Concilio en esa época de la Alta Edad Media y cómo se convocaban en localidades cualesquiera (Nicea, Zaragoza, Astorga, Tréveris...).

Pero me he sentido atraído mucho más por aspectos referidos a la vida diaria de las personas. Así me parecen interesantísimas las informaciones que se dan sobre aspectos antropológicos de la vida en Hispania en este siglo IV: el parto, la petición de matrimonio, los protocolos de la boda
 "Un día antes del enlace, como mandaba la tradición, Anü se había desdecho de todos los juguetes de su infancia y también de su bulla, un collar que se ponía al cuello a las niñas al inicio de su vida para protegerlas del mal de ojo.
Ya el día de la boda, se trenzó el cabello y puso sobre él un velo del color del azafrán y, sobre éste, una corona de mirto y otras flores.
[...]
La casa estaba decorada con flores colgadas de puertas y ventanas. [...]
El banquete se dispuso en el patio -con mesas enormes en torno a las cuales se sentaron los hombres- y en el vestíbulo de la casa, donde comieron las mujeres. Los novios compartían mesa en el exterior, con su familia más próxima, como si fueran el puente entre aquellos dos mundos separados." (p. 168-9). 
También me ha encantado leer esos términos latinos para designar mobiliario ('solium', asiento donde se coloca el obispo Agrestio; 'klinai': mueble para echarse a comer); cargos y oficios ('comes', cargo que ostenta Magno Máximum en Britania; 'lectiarii': portadores de la litera donde va una dignidad); separación de espacios ( 'limes', frontera); escritos oficiales ('rescripto': documento de obligado cumplimiento); y otros de este tenor.

Es característica de esta novela, como ya he dicho, el gusto por fijarse en lo costumbrista y/o propio del pueblo, bien sea la realización de una boda, como he señalado antes, o incluso el atrezzo propio de los soldados que eran, al fin y al cabo, quienes soportaban con su fuerza y esfuerzo el Imperio:
"El terrateniente recibió en su patio a Mario, el tribuno que dirigía aquella cohorte de la que formaba parte casi un centenar de hombres mal vestidos y peor armados; con cota de escamas la mayoría, de malla algunos y sin cota el resto, llevando al cinto una lancea o espada larga, al brazo el escudo ovalado conocido como parma y sobre la protección un manto corto, en su caso de apariencia maltrecha, al que llamaban lacerna. Sólo unos pocos llevaban casco." (pág. 106)
 Final
Novela política, periodismo político, Historia antigua
En mi opinión Alberto Gómez Vaquero logra en esta novela cumplir todos sus propósitos. Escribe una auténtica novela histórica en la que aparecen todos sus elementos (históricos ciertos y de ficción) incluyendo la incursión en el anacronismo tan habitual en estos relatos que trasponen elementos propios del momento de escritura como cuando leemos que el hijo de Antonio es un vago y por eso su padre lo pone a trabajar con Aufidio, "encargo que el chaval cumplía a regañadientes, pero que le había servido a Antonio para sacarlo a diario en la cama sin que le valiera de excusa ningún dolor o enfermedad. " (pág. 273). También es una novela política al conseguir que esa trasposición de la crisis  de la Europa romana sea homologable, salvando distancias de todo tipo, con la sufrida a partir de 2008. El autor confiesa que lo que quería era mostrar el "cambio a peor de las situaciones materiales de la mayoría de personas en Europa" cebándose este cambio en ambos momentos con las clases más humildes.

Tampoco se puede obviar en un relato que trata sobre el Cristianismo en estos siglos primeros la mixtificación con que se vivían los elementos de la joven religión que en muchos de sus practicantes convivía con los dioses paganos (Magno Máximo ofrecía sacrificios a Mitra tras sus victorias y al tiempo perseguía las desviaciones del credo cristiano). En este sentido también el novelista consigue  mostrar la hipocresía de muchos de los practicantes de cualquier religión. Por otra parte la práctica herética que era el priscilianismo, salvando de nuevo todas las distancias, es una especie de protestantismo avant la lettre, proto-protestantismo lo denomina el propio autor, por "su defensa del estudio individual de las escrituras como modo de acceder a Dios".

Sorteo de un ejemplar de la novela
Personalmente la lectura de "El pecado" me ha hecho reencontrarme con la novela histórica que tenía muy abandonada. Por todo lo expresado en esta reseña además de por la hermosa edición bajo la que la editorial Carpe Noctem la presenta, y por último por estar el blog a punto de alcanzar la cifra de las 700.000 visitas, en un próximo post voy a sortear un ejemplar de la novela entre todos aquellos que quieran participar en el mismo. Las bases de este Sorteo las podéis consultar en la entrada específica dedicada al Sorteo (pinchad aquí). ¡Suerte para todos!

21 may. 2019

"Cárdeno adorno", por Katharina Winkler

16 comentarios:
Es tu destino, tienes que vivir así, aunque él sea un perro.
Tenemos que vivir así, tenemos que sufrir así, no hay remedio.
¡Piensa en los niños!.

Por las noches, el viento silba la canción de las mujeres cárdenas en la esquina de la casa.
Suya es la cama donde duermes, suyo el caserío, suya el agua, suyo el pan que os alimenta a ti y a tu familia
” (pág. 147)

maltrato de género, mujeres maltratadas, violación, mutilación genital
Golpes, golpes, golpes... muchísimos golpes... y un sometimiento que casi casi, diría yo, roza el masoquismo. Este es un relato de violencia doméstica escrito por una  joven austriaca, Katharina Winkler (Viena, 1979), que conoció la historia de Filiz, la mujer protagonista de su novela, a través de su padre, médico rural en Austria, quien la había atendido en varias ocasiones en su consulta. Fue la madre de Katharina la que logró que Filiz se abriese a ella y le descubriese los muchos moratones que lucía su cuerpo oculto bajo el austero nicab que siempre portaba. Fue también ella, la madre de la escritora, la que logró que Filiz se desasiese de los conceptos de honor, sumisión al varón y respeto incondicional a sus mayores, y se aviniese a pedir ayuda a los servicios sociales austriacos. Es así como llegó esta historia a oídos de Katharina Winkler, a través de las palabras de sus padres y del contacto directo con la protagonista diez años más tarde de los sucesos que se cuentan en la obra.

El asunto
Estamos en la Turquía interior asiática. Hay en algún momento alusiones al PKK, el Partido de liberación del Kurdistán, en contra del que parece combate la población del país. Yunus, el joven marido de la protagonista, lo hace durante el cumplimiento del Servicio Militar obligatorio que lo mantiene alejado de casa  dieciocho meses; también lo hace la madre de Filiz, la protagonista. La mera  alusión al PKK traslada la sensación al lector de que, quizás, los kurdos sean más liberales que los integristas turcos que los combaten.

Filiz es el personaje protagonista femenino; Filiz y sus tres hijos: Halil, Selin y Seda. Afortunadamente para ella sólo ha tenido tres hijos. Filiz le pidió a Yunus, su marido, al saberse encinta por tercera vez que le permitiese abortar, pero éste prefirió comprarle una lavadora antes que acceder al deseo de su mujer 
"Yunus pone dinero sobre la mesa. Monedas, billetes.
Nunca he visto tanto dinero.
¿Qué quieres que haga con el dinero?, pregunta. ¿Hacerte abortar o comprarte una nevera?
Hacerme abortar, digo, ¡te lo ruego!

La nevera nueva reluce blanca y zumba, una lucecilla azul parpadea hasta por la noche.
" (pág. 160)
Luego nació Seda y Filiz la adora. Yunus es un auténtico animal: se emborracha, desaparece de casa sin saber su mujer e hijos, a quienes deja encerrados, a dónde va, tiene queridas fuera de casa, da unas zurras terribles a Filiz por cualquier cosa y la viola sistemáticamente. Yunus considera que ella es una puta, una cerda, una provocadora que quiere llevarse a la cama a cualquier hombre. Más que un ser humano, Yunus es un enfermo mental, un paranoico, un sicópata... La sociedad en la que habita alimenta estas neurosis obsesivas y supremacistas suyas. La madre de Yunus es una carcelera para Filiz y sus hijos:  roba el afecto de sus niños, la castiga, la hace trabajar lo indecible, la insulta... Para Filiz que escapó con sólo 13 años de la casa de sus padres por amor a Yunus y que desde ese día el también animal de su padre la tachó de la lista de sus once hijos, su suegra es una araña que está ahí siempre dispuesta a enredarla y a aniquilarla.

Kurdistán, Integrismo musulmán en Turquía, Turcos en Alemania y Austria
La novela, como se ve, es brutal porque muestra una situación que lo es. Presenta de manera algo plana la relación de pareja, hombre - mujer, en Turquía. Los personajes no me parece que estén muy bien diseñados, simplemente vemos que los hombres pegan y desprecian a las mujeres, mientras que éstas han de mostrarse sumisas y aceptar las palizas sólo porque vienen de ellos, los sostenedores de la familia, los dueños de todo.
"Yunus es fuerte. Quiere, para desayunar, pan de pita fresco, que le cuezo antes de salir el sol, leche recién ordeñada y yogur casero;  quiere, durante la mañana y varias veces, cigarrillos con fuego y cenicero; al mediodía, pilav con yogur y turçu; por la tarde, un sofá ancho para dormir, luego café, una camisa recién lavada y planchada; al anochecer, sarma y pimiento relleno, pastel fresco con leche, pies lavados y axilas lavadas, mi pelo recién cepillado; y por la noche, cópula por delante y por detrás, quiere que mi dolor sea mudo y mi gemido placentero" (pág. 79)
Es evidente que en la novela hay ciertos maniqueísmos sistemáticos. El primero es el de las dos culturas en contacto: Cristianos occidentales, los buenos, vs Musulmanes orientales, los malos; por extensión el del país acogedor frente al expedidor: Austria, buena, vs Turquía, mala; y finalmente, y por elevación, el propio de género: Hombres malos vs mujeres buenas. Estas dualidades tan absolutas me parecen ciertamente simplistas, y más cuando como en el relato que acabo de leer se muestran así sin más, sin explicaciones añadidas. 

El estilo
Pero la novela, pese a lo dura que es, da gusto leerla. Lo mejor del relato es el lenguaje empleado. Un lenguaje que roza la poeticidad en muchos momentos. Hay secuencias, algunas brevísimas, que son auténticos poemas. La elisión, las metáforas, la elusión, la síntesis, el ritmo poético conseguido mediante repeticiones sintácticas que actúan a modo de golpes acompasados creando una musicalidad buscada deliberadamente... Todo ello redunda en beneficio del relato. También me ha gustado mucho esa manera de mostrar las tinieblas en que la mente de Filiz penetra durante alguna de las numerosas palizas que recibe. Estos momentos oníricos de confusión realidad-irrealidad son, literariamente hablando, bellísimos:
"Golpes lloviendo del techo.
Golpes cayendo de las paredes.
Golpes saliendo de los resquicios del suelo.
Golpe. A golpe. Golpe. A golpe.

Me matas a golpes, pero no me llegas.

El verde de tus ojos nunca vino del río.
"
(pág. 251)
Katharina Winkler, literatura austriaca
➤ Las palabras salvan a Filiz: “Son asperas y pegajosas, pero las recojo y guardo bajo la blusa. Allí crecen y se ablandan y se calientan.” (pág 126)
➤ Hay a veces sonsonete de letanía, como cuando, estando jugando, su hija Selin se parte la cadera y Filiz no sabe cómo hacer para curarla y evitar en ella el castigo que su marido le infringirá: 'Yunus me matará’ /.../ 'Yunus me matará’ 
➤ Muy poético y lleno de plasticidad es expresar los sentimientos (el miedo, el amor…) como si fueran seres humanos: "el miedo, sabedor de mi huida antes que yo”; También las cosas y las acciones son humanizados (animismo): “la fiesta no se interesa por mí”.
➤ En muchas ocasiones el párrafo se desarrolla en auténticos versículos que lo dotan, con las palabras contenidas en ellos y los procedimientos poéticos utilizados, de auténtica belleza. Pero esto no quita para que el mensaje siga siendo durísimo. Así, en un solo versículo, en la página 142, Yunus, el antagonista de esta historia, queda resumido todo él en una terrible y única línea:
"Yunus come, duerme, me penetra y se va"

Toda la novela está narrada en primera persona y puesta generalmente en boca de Filiz. Tan sólo en alguna ocasión la pertenencia de esta persona gramatical abandona a Filiz. Tal ocurre cuando el tío de Yunus acude a casa del padre de Filiz para pedir su conformidad con el matrimonio entre los dos jóvenes
"No puedo creer que la blancura o el frío tengan final, que padre viva en alguna parte o madre esté junto al fogón o Selin se cepille el pelo o Sayit ría.
Espero todo el día y toda la noche.

No hay nada que esperar de mí.
Ella ya no es mi hija.
Sin mi bendición." (pág. 65)
Todo al personaje le lleva a desear su salida de esta situación, a huir de la casa de Yunus y si esto no fuera posible a escapar de la vida. Una vida, la de Filiz, ciertamente terrible. Demasiado terrible. Y ¿por qué? ¿Por ser musulmana? ¿Por ser mujer? ¿Por ser turca? Nada se dice a ciencia cierta, pero la escritora con su silencio viene a alimentar creencias y sentimientos generalizadores muy asentados en occidente. No me parece justo del todo. 
_______________________________
Nota: En el blog de la tertulia "más que palabras..." se puede leer lo que dio de sí a ese Grupo de lectura esta novela. Dejo aquí el enlace para quien quiera pasarse por allí.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...