3 may. 2016

Trumbo. La lista negra de Hollywood

Un día del pasado puente del 1° de mayo lo dediqué al Cine. De las que me ofrecía la cartelera de mi ciudad natal elegí "Trumbo". No sabía exactamente por qué pero algo me atraía de esa historia situada en el corazón de Hollywood durante la Caza de Brujas emprendida por el senador McCarthy.
Hellen Mirren, Trumbo, Otto Preminger, John Wayne

 Creo que no me equivoqué, a pesar de que en las listas de mejores películas en exhibición esta cinta dirigida por Jay Roach ("Los padres de ella", "Los padres de él", entre otras) no ocupe lugares de privilegio. No sé el motivo concreto de esto aunque me inclino a pensar que se deba a predisposiciones subjetivas de algunos críticos al ver que el director es el de otras cintas más bien mediocres. Es cierto que no estamos ante una narrativa audiovisual que rompa nada ni con nada, pero el tratamiento dado en forma de biopic a esa vergonzosa etapa de la Guerra Fría vivida en Norteamérica tiene elementos que a mí me parecen interesantes y de calidad. Me refiero, por ejemplo, a la utilización de algunos documentos de archivo audiovisuales cinematográficos y televisivos de esa época represiva insertados por Jay Roach con naturalidad y sin estridencias en el cuerpo de la narración del biopic que estamos viendo: la caída en desgracia de Dalton Trumbo por culpa de la manipuladora intransigencia ideológica de anticomunistas exacerbados.

El film, además de en una más que aceptable dirección, se apoya en un excelente plantel de actores: Bryan Cranston [conocido por su interpretación en series de TV como "Breaking bad" y en filmes como "Argo"] se mete en la piel de Dalton Trumbo y transmite veracidad por todos sus poros; Diane Lane ["El hombre de acero", "Infiel"] es Cloe, la apacible y amante esposa de Trumbo al que apoya sin fisuras; Hellen Mirren ["The queen", "La deuda"] es la mala malísima Hedda Hopper, la periodista de sociedad y chismorreos que sin descanso persigue a estos intelectuales izquierdistas del mundo del espectáculo sin importarle el daño inmenso que pueda ocasionarles; Elle Fanning ["Maléfica", "El curioso caso de Bejamin Button"] es Niki, la adolescente hija mayor de Trumbo que en medio del conflicto que vive su familia sufre los propios de su edad con su padre; John Goodman ["Argo", "El gran Lebovsky"] es el director Frank King, dedicado a hacer películas sólo para amasar dinero sin importarle quien sea el inventor de sus historias siempre que éstas den beneficios; Dean O'Gorman ["El hobbit"] es Kirk Douglas quien se jugará el tipo al empeñarse en que el guión de la película "Espartaco" que dirigió Stanley Kubrick lo redacte Dalton Trumbo; y luego otra serie de magníficos actores que dan cuerpo a personajes tan importantes como el actor Edward G. Robinson (Michael Stuhlbarg), el director Otto Preminger (Christian Berkel), el productor y director Louis B. Mayer (Richard Portnow), etc., etc.

Bryan Cranston, Diane Lane, Elle Fanning, Hedda Hopper, Kirk Douglas
El guión de esta película sobre un guionista corre de la mano de John McNamara. Para mí McNamara ha escrito una historia que por encima de todo ensalza la figura de quienes, como él mismo, son muñidores de historias, 'escribidores' que diría Vargas Llosa, 'guionistas' en terminología cinematográfica. Sin ellos no hay producto; ya puede haber dinero a espuertas, actores fenomenales, magníficos estudios de rodaje, técnicos fabulosos y todo lo que se quiera..., si falta una historia bien estructurada, con sus altibajos -("Si todas las escenas fueran magníficas, el público se aburriría, Mr. Preminger", argumenta Dalton Trumbo al director alemán cuando éste le pone algún 'pero' al guión de "Exodus" que a toda máquina está Trumbo escrib iéndole)-, y sus momentos soberbios, no hay Cine. Quizás este mostrarnos la dureza del oficio de escribir en sector tan glamuroso, la necesaria rapidez en la ejecución, las correcciones sobre la marcha, las necesarias falsificaciones de la autoría, las adicciones -alcohol, tabaco, anfetaminas- para lograr cumplir los imposibles plazos de entrega, etc., haya sido para mí el principal atractivo de esta película.

Es cierto que no es la primera vez que desde el mismo Hollywood se recuerda esta vergüenza (en 2005, por ejemplo, George Clooney lo trató en su magnífica "Good night, Good luck"). La diferencia estriba en que en el film de Jay Roach la vivimos desde el mimísimo centro emocional y personal de uno de los muchos que sufrieron esta represión: Vemos a Trumbo en prisión, con sus dificultades económicas en su casa, haciendo un trabajo prácticamente de esclavo, lo vemos levantándose aceptando su penosa situación y lo veremos lloroso y vencido ya por la edad en su tardía rehabilitación. A su lado contemplamos la actitud de los suyos, familia y amigos. En este aspecto la película es un canto a la amistad entre los integrantes de ese grupo conocido como "Los 10 de Hollywood" represaliados por su militancia en el legal Partido Comunista Norteamericano.  Y sobre todo un elogio al amor y la unión dentro de la familia: la mujer y los hijos del expulsado del mundo del cine, Trumblo, están a muerte con su padre que trabaja como un negro para que el nivel de todos ellos no se vea mermado a causa de sus ideas políticas.

Dalton Trumbo, Jay Roach,
Por último, "Trumbo" es una fuerte y decidida denuncia de la prensa amarilla personificada en la periodista Hedda Hopper, auténtico martillo de herejes del Hollywood de esos años 40 y 50, sólo comparable hoy a la Sara Pallin del derechista Tea Party. También en esta cinta de Jay Roach hay una lateral crítica a esa clase de políticos que, patrioteros ellos,  persiguen a los 'malos' hasta la extenuación mientras que por su parte se dedican a engañar a los ciudadanos robando todo lo que pueden al engañar al fisco de su país. En "Trumbo" es el personaje de J. Parnell Thomas (James DuMont), que persiguió hasta la extenuación a "Los 10 de Hollywood", el que escenifica esta hipocresía socio-politica.

En fin, una película muy recomendable en mi opinión para todos aquellos que gustamos de hacer blogs sobre literatura pues introduce al espectador en el vórtice del proceso de creación de esta clase de escritores -los guionistas- al tiempo que sirve para recordarnos que el odio y el daño irracionales se pueden desatar en cualquier lugar y en cualquier momento por difícil que tal cosa nos pueda parecer.




13 comentarios:

  1. Interesantísima entrada. No conocía la película, pero si los hechos acaecidos en aquellos años en que se perseguía a las personas por sus ideas en países como Estados unidos que presuntamente era el país de las libertades por antonomasia.
    Creo que la veré, simplemente por la temática que plantea y su trasfondo emocional y humano.
    Gracias por la recomendación.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de ver esta película. El personaje de Dalton Trumbo me resulta sumamente atractivo y todo lo que hay alrededor de la caza de brujas, también: los valientes que se jugaron carrera y prestigio por no claudicar, los menos valientes que claudicaron haciendo el menor daño posible y solo se jugaron el prestigio futuro. Se me abren muchas interrogantes con este tema, pero la mas importante es: ¿tenemos la obligación de ser héroes? ¿no basta con no ser traidores infames?
    Muy interesante tu entrada. Ahora tengo más ganas de verla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sin ser nada del otro mundo, es una película interesante y que responde bastantes de los interrogantes que Rosa se plantea. Y sí, Francisco, es una cinta que emociona en algunos momentos; al menos yo me emocioné; quizás sea que los años me están ablandando (je, je...)

    Un abrazo a ambos

    ResponderEliminar
  4. A mi en esta ocasión no me atrae. La dejo pasar. No creo que sea para mi. Gracias por traerla, vaya entradas más completas que haces.

    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Ya sólo por el cartel de actores merece la pena ver esta película (te agradezco que cuando citas un nombre lo asocies con papeles en otros filmes porque yo para los nombres soy un desastre).
    El tema de la persecución a los "comunistas" en los EEUU durante la Guerra Fría es otra más de las manchas vergonzosas en el historial "democrático" estadounidense. Que haya películas que cuenten sin tapujos esto me parece meritorio y muy valiente. Es difícil hacer autocrítica y más si es en EEUU.
    Ojalá que mostrar estas cosas sirviera para que no se vuelva a repetir, aunque me temo que va a ser que no.
    Estupenda reseña, Juan Carlos, muy analítica y sumamente esclarecedora.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Kirke. Ya he incorporado la cabecera de tu blog a mi página "Blogs de referencia"
      Un beso

      Eliminar
  6. Me apetece verla después de tu excelente y completísima reseña. A medida que te iba leyendo iba recordando una película de la que tú mismo has hablado, "Buenas noches, buena suerte". Hice una reseña sobre ella muy al principio de mi blog (te dejo el enlace por si quieres verla:
    http://cheloferrerblog.blogspot.com.es/2013/11/una-de-cine-politico.html).

    Genial post, Juan Carlos, y ya veo el corazón a la izquierda, ¡gracias por traértelo!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah, bien. Lo has visto! ¡Has visto el corazoncito! Lo he puesto a la izquierda porque es su sitio en el cuerpo y el color que tiene lo dirige hacia allí, ¿no?

      A "Trumbo" veo ahora en un periódico los críticos la despachan con un 2 sobre 5, pero -¡ta chán, ta chán!- hay uno que le da un 5. ¡Bufff, menos mal! Eso quiere decir que alguno hay que le ha visto cosillas. Tampoco yo le daría un 5, pero sí un 3'5 ó casi un 4.
      Ahora mismo me paso por tu blog para leer tu reseña sobre la de George Clooney.

      Muchas gracias por tu entusiasta comentario, Chelo. Siempre es un gusto leerte y por eso estás entre mis "blogs de referencia".

      Besos

      Eliminar
  7. Fui a verla anoche. A mí sí me enganchó. Por el tema. La película es didáctica y a veces un tanto moralizante. Pero está muy bien hecha. Observé a la gente que estaba en el cine: la media era de cincuenta y muchos años, lo que dice muy poco de las nuevas generaciones, que prefieren ver productos infames repletos de explosiones. Ellos verán.

    Lo mejor, los actores. Sobre todo el prota, con un papel que a veces es contenido, interior, con luces y sombras. Los demás también, curiosos parecidos con los personajes que interpretan. La hija y la mujer de Trumbo lo bordan.

    Por sacar algún defecto más, un poco larga: esa estúpida manía de que las películas duren dos horas al menos. No las hace mejores, al contrario. El lenguaje del cine debe manejar mejor las elipsis y no necesariamente han de parlotear continuamente los actores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en todo contigo, Atticus. Lo de la media de edad elevada en las salas yo lo achaco más al precio de las entradas en fin de semana y no a que no les gusten este tipo de pelis.
      Y también estoy contigo en que hay una inmensa afición a que las películas duren mas de dos horas. Pero a mí no se me hizo larga. Es más me sorprendió que cuando finalizó la gente no se levantó rápidamente sino que quedó tranquila leyendo los textos y viendo los documentos gráficos que remitían a la vida real de Trumbo.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  8. Me lo apunto porque además es un tema que siempre ha estado en el candelero pero creo que ahora se ve claramente como se manipula todo de un medio a otro o según que tema se trate.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola, Juan Carlos!

    Tengo muchas ganas de ver esta película por el tema que trata. Fui consciente de esta caza de brujas gracias a Arthur Miller y éste lo refleja muy bien en "Las brujas de Salem", una obra que merece todos mis elogios.

    ¡Felicidades por la entrada!

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, cierto, Laura, "Las brujascde Salen", ¡menudo obrón! Lo que sorprende más de la Caza de Brujas es que se produjese en el país que se llenas la boca con la palabra LIBERTAD, pero se ve, para nuestra desgracia, que en todas partes cuecen habas.
      Muchas gracias por tu comentario. Un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...