8 may. 2016

"Sarna con gusto" de César Pérez Gellida

Llevaba tiempo queriendo leer algo de César Pérez Gellida. De  la primera novela que escribió, "Memento mori", no sabría decir cuántos posts leería, la mayoría de ellos favorables a autor y obra. Tantos fueron que decidí comprarla, pero como tantas veces ocurre, allá que se quedó arrumbada junto a otras en esa interminable lista de 'próximas lecturas'. 

"Refranes, canciones y rastros de sangre" I, "Sarna con gudsto"

Con esto quiero confesar desde ya que "Sarna con gusto" es mi primera incursión en esto que algunos críticos de renombre han venido en denominar "género Gellida". La verdad es que no creo incurrir en grave falta pues veo que el título es el primero de una nueva trilogía denominada "Refranes, Canciones y rastros de sangre", mientras que las tres novelas anteriores: "Memento mori", "Dies irae" y "Consummatum est" aparecían bajo otro subtítulo, "Versos, Canciones y trocitos de carne", en numeración ordinal romana I, II y III. Pero con todo y con eso, tras esta primera placentera experiencia lectora, confieso que, seguro, repetiré, pues no hay nada mejor que reincidir en aquello que da gusto, ¿no?

El autor
Nació en Valladolid (España) en 1974. Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid y máster en Dirección Comercial y Marketing por la Cámara de Comercio de Valladolid. Trabajó hasta 2011 en empresas vinculadas con el mundo de las telecomunicaciones y la industria audiovisual. Ese año decidió trasladarse a Madrid y dedicarse en exclusiva a su carrera de escritor. Desde febrero de 2014 colabora con el diario “El Norte de Castilla” con una columna semanal en su sección de cultura llamada "In vino veritas". Actualmente está afincado en Buenos Aires.
Distinciones
Racimo de Oro de Literatura, Premio Lee Misterio 2013 a la mejor novela nacional por "Memento Mori", Premio Lee Misterio 2013 a Ramiro Sancho por mejor personaje masculino. En noviembre de 2014 le otorgaron el Premio Piñón de Oro como vallisoletano ilustre.

“Sarna con gusto”
Sinopsis
Tras los sucesos acontecidos en el caso de Augusto Ledesma, sus superiores decidieron que lo mejor era meterlo una temporada en la nevera y para ello nada mejor que abrirle un expediente disciplinario por insubordinación a los mandos: dieciocho meses de suspensión de empleo y sueldo, aunque gracias a su brillante hoja de servicios, quedaron reducidos a seis.
El tiempo pasa rápido y Sancho y se va a reincorporar a su puesto de trabajo, por lo que decide tomarse durante las fiestas locales unas cervezas con sus compañeros antes de reincorporarse. Será el último momento que tenga de tranquilidad, porque durante las fiestas han secuestrado a la hija del concejal delegado general del área de infraestructuras y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid y de la hija de un rico empresario.

Mi comentario
Título: Sarna con gusto
Autor: César Pérez Gellida
Editorial: SUMA de letras, 2016
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788483658512
Páginas: 512
PVP: 18'90€
Muchas cosas me han gustado de "Sarna con gusto". En primer lugar la utilización de refranes como título de los distintos capítulos. Aunque, como ya he dicho al inicio de esta entrada, no he leído "Memento mori" me he acercado a ese volumen al sospechar que sus capítulos vendrían encabezados por versos habida cuenta del nombre que recibe esta primera trilogía. Y sí, en efecto, así es y además lo declara el propio escritor en la "Nota del autor" que cierra la novela donde da las gracias "a Enrique Bunbury por extraer de sus canciones los títulos con los que están nombrados estos capítulos". Bien, bien, parece que no iba mal encaminado en mis suposiciones. También desde el principio llamó mucho mi atención el símbolo, siempre el mismo, que antecede en los capítulos al respectivo refrán,. Ese compás y ese cartabón me dirigían desde el principio hacia algo relacionado con la Masonería, pero habría / hay que avanzar en la lectura para despejar tal incertidumbre.

Respecto a los personajes, desde un primer instante me percaté de que Ramiro Sancho es el protagonista de todas las novelas escritas hasta ahora por Pérez Gellida. Ya al inicio de la misma lo vemos saliendo de una suspensión de empleo y sueldo consecuencia de haberse "pasado" con un delincuente, Augusto Ledesma que habrá tenido papel importante en la trilogía anterior. Ramiro Sancho, pues, arrastra ya una historia desde el comienzo de este relato; una historia sabida y admitida  por todos sus compañeros, excepto por la inspectora Sara Robles, nueva en la comisaría vallisoletana de las Delicias donde está centralizada la investigación, que se hará muy pronto con la sincera amistad de Sancho. Luego estarían el gallego Peteira que tan grave problema familiar arrastra consigo, el desafortunado de Garrido, el prepotente y perdonavidas de Fajardo y el resto de mandos superiores de Sancho que aunque admiran las dotes policiales de Ramiro Sancho al tiempo temen su espontaneidad que le ha procurado ya más de un disgusto.
Sancho es un hombre que está ya de vuelta de casi todo, un cínico que no cree en nada ni en nadie de los palos personales y profesionales que la vida le ha ido dando. Es muy amigo de un policía jubilado, el excomisario islandés  Ólafur Olafsson del que al haber leido sólo esta novela únicamente he sacado en claro que padece una grave adicción alcohólica de la que intentará salir gracias a la amistad que mantiene con Ramiro Sancho.

La novela tiene dos asuntos principales: Uno es el  del secuestro de la adolescente Margarita Zúñiga, hija de un concejal del Ayuntamiento pucelano y nieta de un acaudalado industrial; el otro es el de la Corporación de los Hombres Puros, grupo de estructura masónica que no sabremos hasta el final del relato qué pinta en el mismo y por qué persigue al comisario Sancho.
En la primera historia del relato se distinguen dos tramas: la de la familia Zúñiga y la de los  raptores. Ambas se unen a través de Margarita, la niña secuestrada. Estas dos tramas llegan a término -que no declararé cuál es para no destripar la novela (vulgo, 'spoiler')-; sin embargo la de la organización secreta queda abierta a una clara continuación que, a buen seguro, se nos dará en las siguientes novelas  de la trilogía.
En el primer asunto estamos ante un thriller construido con muy buen ritmo para descubrir a los autores del secuestro y conseguir liberar a la pobre Margarita. En el otro asunto es el suspense lo que prima pues Gellida dosifica a la perfección la información a fín de provocarlo debidamente.

Estamos ante una novela negra centrada en la investigación policial llevada a cabo por Sancho y sus compañeros. Para desentrañar los porqués del delito estos policías deberán entrar de lleno en los entresijos político-empresariales de estos Zúñiga, que se creen más que nadie y que con su soberbio e inadecuado comportamiento ocasionarán serios problemas a los profesionales policiales. Es una elegante manera que tiene el novelista de hacer crítica social: los pobres (los policías) al servicio de los poderosos (los Zúñiga). Estos policías se verán atosigados por los políticos (no olvidemos que el padre de Margarita es concejal)  y deberán abstraerse de sus propios problemas personales procurando que éstos no interfieran en un trabajo tan delicado como liberar a una niña de sus peligrosos secuestradores.

Ya he dicho antes que de "Sarna con gusto" me gustan muchas cosas. Una de ellas, sin lugar a dudas, es el espacio donde se desarrolla la acción principal, un escenario ya habitual en este autor vallisoletano: el de su propia ciudad y provincia de Valladolid. Me ha agradado especialmente ver que en el curso de la investigación aparecen lugares muy queridos para mí de la provincia de Salamanca y de la ciudad y comunidad de Madrid, las dos localidades a las que  me encuentro más unido, por nacimiento una y por residencia, la segunda.

Pero no sólo estamos ante una novela situada en España. La segunda historia, la de la Corporación de los Hombres Puros, es más cosmopolita y nos da un periplo de lo más variado que nos lleva por Plentzia, en Vizcaya (España), Lieja y Bruselas en Bélgica, Reikiavik (Islandia), Amsterdam (Países Bajos), etc. dejando como ya he dicho antes las puertas abiertas para desarrollar en una próxima novela esta trama, mucho más internacional sin lugar a dudas.
Sarna con gusto, Castilla y León, Salamanca, Valladolid

En cuanto al tiempo, hay que decir que el episodio estricto del secuestro tiene una duración de nueve días si bien se añade luego un capítulo que transcurre casi dos meses más tarde para hacernos ver cómo ha quedado de tocado el protagonista de la historia, Ramiro Sancho. También la otra línea argumental, la de la sociedad secreta, se inicia medio mes antes del estallido del secuestro de la niña y transcurre en coincidencia temporal con éste. En ambos asuntos la linealidad temporal es la norma.

El narrador en tercera persona, externo y objetivo, nos lleva de la mano sin sobresalto temporal alguno por los 25 capítulos que forman el relato salvo ya digo ese capítulo inicial, separado quince días del siguiente, y el último, acaecido dos meses más tarde, y que en su brevedad es el que da título a toda la novela pues en el fondo podríamos decir que el relato de la novela se iniciaría aquí. Estamos, pues, ante un relato circular que deja unas vetas abiertas (relación Sara - Sancho; la secta secreta, el excomisario islandés, etc) para tirar de ellas en un futuro relato. A esto se llama dominar el arte del suspense; yo, como lector, quedo en ascuas ante estas lineas argumentales no cerradas del todo y espero y deseo que llegue pronto a las librerías la siguiente novela de César Pérez Gellida, por eso de ver qué pasa.

Lo más destacable
Hay tres aspectos en esta narración que me parecen dignos de ser destacados. Son: la música, el humor y un estilo personal muy atractivo.

Ø La música es importante en esta novela, como, por otra parte, supongo debe de suceder en todo lo escrito por Gellida habida cuenta de los epígrafes puestos a los capítulos de "Memento morí" como ya dije antes. Según iba leyendo esta novela fui tomando nota de los temas que aparecían a fin de luego buscarlos y poderlos escuchar tranquilamente; no supe hasta el final que el autor había realizado por mí esta labor enumerando los títulos y autores de los temas musicales citados a lo largo del relato presentándo la "banda sonora" de la novela.  Bueno, como el trabajo ya estaba hecho aquí os dejo mi listado -que difiere [¡¡será posible!!] en tres o cuatro temas con los apuntados por el propio autor- con indicación de la página, así os será más fácil  localizarlos en el libro:

  • En pág. 41: 'November rain' de Gun's and Roses. 
  • En pág. 43 se cita a los grupos Bunbury, Placebo, Rammstein, Muse y Depeche Mode (eran los grupos que gustaban al delincuente Augusto Ledesma, curiosamente los mismos que le encantan a Ramiro Sancho).Como es lógico, dada su edad, a Margarita Zúñiga, joven de quince años, la música que le gusta es la de  Calle 13.
  • En pág. 154 Sancho canta y escucha 'Ángel exterminador' de los Ilegales. 
  • En pág. 190 se cita aThe Smiths: 'There is a light that never goes out'-
  • En pág. 234:The Rolling Stones, 'Sympathy for The Devil'
  • En 281 el tema 'Malos tiempos para la lírica' de Golpes Bajos y su cantante Germán Coppini. 
  • En pág. 308, el Chimuelo canta "Altar de muertos", ¿un corrido mexicano? ¿Un narco-corrido? No lo sé con exactitut pues he sido incapaz de localizar este tema.
  • En pág. 314 'Livin' on The edge' de Aerosmith. 
  • En pág. 391 se cita la canción 'La senda del tiempo' de Celtas Cortos, curiosamente no incluida por Pérez Gellida en su Banda Sonora. Sí aparece en mi playlist.
  • En pág. 419 se cita a El Último de la Fila: 'Lápiz y tinta'. No he logrado localizarla en spotify. 
  • En pág. 442 'El estanque', del " Tour 2006" de Héroes del Silencio. 
  • En pág. 446 'Lonely boy' de The Black Keys. Tampoco incluida por Gellida en la Banda Sonora. Sí en mi playlist.
  • En pág. 495 'Coge el viento' de La Dama se Esconde.
[En la página "Música que me gusta escuchar" he colocado una playlist con los temas anteriores. Pinchar aquí]

Se ve que el autor, de 42 años de edad, es gran conocedor de la música popular de la década de los 90, precisamente la que le encanta escuchar a ese servidor público que es Ramiro Sancho.

Ø El humor.  El humor que rezuma en muchas partes de la novela va de la mano de un excelente manejo de la lengua. Una lengua llena de coloquialismos que se mueve en un nivel familiar habitual entre los que ya hemos salvado la década de los treinta (¡y bastante más!), como demuestra la magnífica profusión de refranes que a mí personalmente me han encantado. Pienso además que Gellida hace con esta novela una excelente contribución al mantenimiento de este acervo común que corre serio peligro de desaparición entre nuestros jóvenes. El refrán que encabeza cualquier capítulo contrasta muchas veces con el asunto allí desarrollado en un elegante ejercicio humorístico. En otras ocasiones el humor va de la mano de la sincera amistad como se percibe en la frase de Sancho a Olafsson: "-En serio, no tienes buen aspecto. No serás tan cabrón de morirte en mi casa, ¿no?" (p. 392). También hay momentos en que el humor surge del choque de realidades muy conocidas por los lectores: "La mezcla visual de uniformados y civiles dentro del templo se antojaba entre incompatible e imposible, como un traje de Armani con riñonera." (p. 412). Del mismo modo el juego que hace el autor con el nombre real del policía inspector de homicidios Urtzi, que hace el prólogo de la novela, y su uso como apodo de Sancho por uno de los delincuentes me parece una muestra de sano y amistoso humor.

Ø El estilo Gellida. Pues me ha encantado. He visto mucha referencia a cine negro y policial ( "el mexicano hablaba como Benicio del Toro en 'Traffic', una de las películas del top de Marga", p. 349), a la pintura (Azucena estaba "como un autorretrato de Frida Kalho; hermética, solemne", p.397), a la literatura popular cuando compara a Fajardo con el Llanero Solitario...; y ya en triple salto mortal sin red me ha parecido lo más de lo más la comparación que hace de Sancho con el referente extraído de una frase de un afanado novelista, ¡increíble! ("El inspector sellaba cada interrogante con los nudillos del puño izquierdo haciendo buena la sentencia de Pérez Reverte: 'No hay nada más peligroso que un español acorralado'").

Y me ha gustado muchísimo el léxico que se cuela por entre las líneas de este relato como sin querer, añadiendo unas notas de cultismo muy interesantes en una narración que circula, como es lógico, por raíles muy coloquiales. Algunos ejemplos: Uno de los secuestradores padecía "ptosis palpebral" (= caída del párpado superior), el polifacético Peteira se expresa en vigués y "castrapo" (=  Hablado por el 90% de la población. Es el gallego moderno),  a Margarita Zúñiga le sobrevino un "himpado" (= gemido con hipo)... Habría que incluir también en este apartado cultista toda la referencia a la mitología popular castellana por haber caído en el olvido cuando no en el desprecio del ignorante: Sancho le habla a su compañero Peteira, gallego él, sobre la mitología castellana: el Tragaldabas, el Sacamantecas, los malismos, los ojancos, los trasgos, el Bú, el Diablo Cojuelo, el Martinillo la tía Melitona...

Conclusión
En definitiva, una novela muy recomendable, que se lee muy bien, con un estilo magnífico, que muestra el auténtico día a día de la Policía sin que por ello el relato pierda fuerza alguna. Si se comienza a leer no se puede abandonar y cuando se finaliza se buscan más dosis "Gellida". Yo, por ejemplo, ya me estoy inyectando "Memento mori", así que os dejo.

29 comentarios:

  1. Yo he leído los dos primeros de "Versos, Canciones y trocitos de carne" y he de decir que el primero me gustó más que el segundo. Me imagino que me sorprendió más, pero tengo ganas de leer el tercero y, me meteré con esta trilogía de la que no tenía noticia.
    Tu reseña, como siempre, completa y muy ilustritativa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, en cuanto pueda, leeré "Memento mori" por eso de que a casi todo el mundo -a ti también según dices- le gustó.

      He visto en los comentarios de "El Club de los 1001 lectores" que a lo mejor haces la reseña de la novela de Víctor del Árbol. Yo intentaré leerla, pero no sé si llegaré.

      Un beso

      Eliminar
    2. La tengo para la tertulia del instituto el día 26, por lo que me resulta obligado leerla y ya tenía ganas.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. No he leído nada de Víctor del Árbol pero no sé si podré leerla en este momento porque tengo algún compromiso que otro con unos autores noveles que quieren que lea lo que han hecho y, claro, pues el tiempo es finito. En fin, ya veré.
      Besos

      Eliminar
  2. Es mi lectura actúal, la quinta de este autor. Haces bien en leer Memento morí, te va a encantar la trilogía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te has leído las cinco, Laky? A eso llamo yo ser adepto de alguien.
      Sí, yo creo que me gustará la primera trilogía porque de lo visto en este libro me ha gustado casi todo.
      Un beso

      Eliminar
  3. Yo también he disfrutado muchísimo leyendo esta novela. De la anterior trilogía leí Memento Mori, y al acabar Sarna con gusto me quedé con tantas ganas de más que me fui enseguida a por Dies Irae, aunque ahora con los exámenes y más cosas que tengo, no puedo avanzar como me gustaría.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues lo principal es dedicarse a lo principal, o sea, los exámenes. ¡¡Suerte con ellos!!
      Yo dentro de unos pocos días empezaré "Memento mori"
      Un beso fuerte

      Eliminar
  4. Paso por encima, que es una de mis lecturas actuales. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. Hola, Juan Carlos. Paso de puntillas porque lo estoy leyendo en estos momentos. Besos

    ResponderEliminar
  6. Leí "Memento mori" y me atrapó bastante la trama, el estilo, todo el conjunto de la novela. Pero el segundo libro se me atragantó y no logré terminarlo.
    Ahora con esta nueva trilogía estoy leyendo muy buenas opiniones de "Sarna...", así que lo mismo lo leo si se cruza en mi camino y espero reconciliarme con el autor.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Blanca:
      No puedo decirte nada a propósito de la primera trilogía porque por ahora no he leído ninguna de las novelas que la componen. Simplemente haré al hilo de tu confesión una reflexión personal: A veces me ha sucedido que un libro me agrada más o menos dependiendo mucho del momento -vital, personal, familiar, social...- elegido para leerlo.
      O sea, Blanca, dale una nueva oportunidad a César. Ya verás como no te arrepientes.
      Saludos

      Eliminar
  7. Una reseña muy completa. A mi también me ha gustado mucho, estaba deseando volver a encontrarme con este pelirrojo... y ahora deseando seguir.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate si es verdad que no he leído ninguna otra del autor hasta el momento que gracias a ti me acabo de enterar de que Ramiro Sancho es pelirrojo.

      Un beso

      Eliminar
  8. Pues para no haber leído las anteriores te ha quedado una reseña de lo más completa. Veo que no te has dejado nada atrás. La terminé el sábado y me ha gustado muchísimo. Éste hombre, para mi es uno de los grandes.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy amable conmigo, Mª Angeles. Comparto plenamente tu opinión sobre este vallisoletano: uno de los grandes.

      Un beso

      Eliminar
  9. De tu excelente reseña y de todos los comentarios deduzco que vale la pena que la anote a pesar de no gustarme demasiado la novela negra.
    Los temas a los que has dado más énfasis (humor y estilo propio del autor), sumado a que tenga como escenario Valladolid, hace que le sume puntos en mi laaarga lista.

    Gracias por tu reseña, Juan Carlos. Además, he podido comprobar leyéndote, que no te equivocas, donde pones el ojo, pones la bala ;-)

    ¡Un beso y a ver si coincidimos de nuevo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chelo:

      No te creas hay veces que no doy en el blanco. Pero soy de esa opinión que cide que en realidad no hay libro, por malo que sea, del que no se pueda sacar algo bueno. Que conste que lo de "malo" no casa con este de Gellida.

      Me parece que he visto por algún lado que Francisco hablaba de algún posible encuentro con motivo de la feria del Libro madrileña. Voy a mirar las fechas y si puedo, claro que me gustaría volver a coincidir.

      Un beso

      Eliminar
  10. Completísima reseña! HE leído todo lo anterior del autor y me encantó, por eso Sarna con gusto ha sido una de mis últimas adquisiciones que espero leer en breve. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque he visto que hay lectores a los que no les han gustado todas las novelas del autor (en este hilo, por ejemplo, Blanca), la opinión respecto a "Sarna con gusto" es bastante coincidente con la mía. O sea que te va a entretener, ¡seguro!
      Un beso

      Eliminar
  11. Otra más que me apunto aunque no haya empezado como tú la primera trilogía. Creo que empezaré con orden con "Memento mori"
    Gracias por tu extensa, detallada y completa reseña. sigo diciendo que los libros los analizas meticulosamente.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco:

      Hay quienes dicen que hay que seguir el orden porque si no... Yo no lo he hecho y estoy seguro de que se me habrá escapado algún detalle -¡seguro!- pero así y todo he disfrutado como un enano.

      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  12. Gracias por pasar por mi blog y quedarte. Yo tampoco conocía el tuyo pero ya te tengo fichado.

    De este autor aún no he leído nada y eso que siempre están sus libros rulando por la red. Algún día caerá alguno ...

    bsos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto comiences a leer alguno, ya verás cómo no podrás dejarlo.

      Gracias por seguir mi blog. Nos leemos, ¿vale?

      Un beso

      Eliminar
  13. Hola Juan, Lo primero , gracias por pasarte por el blog, también me quedo por aquí.
    La reseña es magnifíca, tengo muchas ganas de leerlo, aunque tengo que terminar la trilogia anterior, ya que me quedo pendiente Consumatum el que la cerraba.
    Cesar es apuesta segura sin duda ninguna.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la playlist de los temas!!!!

      Eliminar
    2. Gracias a ti, Noelia, por comentar y por quedarte por aquí.

      Eliminar
  14. ¡Hola Juan Carlos!! A mí me ha pasado como a ti, que iba dejando para más adelante la trilogía de Memento Mori y es ahora cuando estpy con ella. Me está gustando mucho como a ti el estilo y el léxico del autor, así como el argumento (me parece muy original que un libro tenga banda sonora y creo como tú que tambièn terminaré escuchando todas o casi todas las canciones que salen en los libros.
    Ni que decir tiene que si la trilogía sigue gustándome como hasta ahora, acabaré leyendo "Sarna con gusto"
    Ya te contaré...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo seguiré el camino inverso, como "Sarna con gusto" me ha gustado tanto me meteré de lleno con la trilogía que encabeza "Memento mori".

      Nos seguimos leyendo y contándonos nuestras impresiones, Marian.

      Un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...