14 feb. 2016

"Carol": una historia de Patricia Highsmith

"Carol", Cate Blanchett, Todd Hayne, Rooney Mara
Tenía ganas de ver esta película de Todd Hayne; eran muchas las expectativas que tenía puestas en ella; y como suele suceder cuando algo se espera que sea no bueno sino magnífico me sentí algo defraudado al salir de la sala tras su finalización. En efecto, no había sido esa película fastuosa que esperaba; sin embargo lo que vi me pareció un muy buen producto cinematográfico confeccionado con muchas piezas, dispares en principio: romanticismo, road movie, erotismo, periodismo, arriba y abajo, descubrimiento iniciático... Todos estos ingredientes que no sorprenden están debidamente dosificados y sirven para conformar el buen film del que todos hablan excelencias. ¿Por qué se dicen tantas cosas buenas de él?

Si he decir verdad pienso que la excelencia del film radica principalmente en la historia que presenta:  Una adinerada mujer madura, Carol (Cate Blanchett), descubre en unos grandes almacenes a una bellísima dependienta, Therese (Rooney Mara), que también se siente inexplicamente atraída por ella. A partir de aquí conocemos la vida de uno y otro personaje: Carol está en proceso de separación de Harge (Kyle Chandler ), su marido, con quien tiene una niña, Rindie (Sadie Heim), a la que adora. Por su parte Therese lleva una anodina existencia en un trabajo que no le gusta nada pues a ella lo que le gusta es la fotografía artística; tiene una relación con un compañero de los Grandes Almacenes donde trabaja y recibe solicitudes de otro chico que trabaja en el New York Times que la anima a proseguir en ese mundo de la fotografía proponiéndole contactos dentro del periódico.

Carol ya ha vivido relaciones con otras mujeres, en especial con su amiga Genevieve (Carrie Brownstein) con la que ahora mantiene solo un relación de amistad. Por su parte, Therese es la primera vez que se siente enamorada de una mujer. La relación se consumará como consecuencia del chantaje emocional que el marido le hace a Carol amenazándola con no dejarle ver a su hija si se separan. Concretamente, le dice, la acusará de conducta inmoral a fin de que el juez le quite la custodia de su hija. Por ello, Carol decide desaparecer de la ciudad un tiempo  en un viaje sin destino al que invita  a Therese a acompañarla. Este es el viaje que Therese realizará, un viaje en todos los sentidos: profesional, pues abandonará su trabajo en los almacenes; emocional, pues dejará a su novio a fin de ver qué le supone esta nueva experiencia; geográfico, pues se sumerge en el interior de los EEUU que desconocía; y, por último, un viaje en la escala social que la llevará a tocar los gustos y espacios reservados a la clase alta a la que Carol sin duda alguna pertenece.
Edward Lachman, "Carol",'Patricia Rooney Mara
La historia amorosa se muestra en el film acompañada de una hermosa fotografía que corre de la mano de  Edward Lachman. La película se ha rodado en 16 mm y no en digital, o sea, Haynes ha elegido un formato de rodaje antiguo que da una textura grumosa e íntima al relato. Esta textura con unos planos muy próximos a la par que en ocasiones con ciertas veladuras me recordaron mientras veía el film esas películas que en los años 70 mostraban relaciones lésbicas tipo "Bilitis". Pero, atención, mientras que en esos filmes eróticos de los 70 y 80 lo que se buscaba era presentar la relación física sin más, aquí la relación física aparece sólo como apoyo necesario para mostrar la evolución personal que está experimentando Therese.

Esta Therese está fantásticamente actuada por la joven Patricia Rooney Mara nacida el 17 de abril 1985 en Bedford, Nueva York. Mara Rooney es graduada en psicología y política social internacional y desde luego sus conocimientos de psicología los demuestra en esta película donde compone un muy convincente personaje. Pese a su juventud Rooney Mara ya ha participado en películas importantes como "La red  social" de David Fincher en la que hace el papel de la novia de Zuckerber. Tras este papel David Fincher la eligió también para interpretar a Lisbeth Salander en el remake americano de la trilogía literaria Millennium de Stieg Larsson, imponiéndose para el papel por encima de actrices tan importantes como Natalie Portman , Scarlett Johansson o Jennifer Lawrence. A mí esta actriz, en esta película, me ha recordado muchísimo a la inolvidable y bellísima Audrey Hepbun de "Charada", " Sabrina" o"Desayuno con diamantes".

Decía antes que la bondad del film está sobre todo en el asunto que presenta: la
Claire Morgan, Patricia Highsmith, "El precio de la sal"
ocultación o no de la inclinación homosexual en la América de los 50, un momento en que USA está prosperando increíblemente y la mujer no quiere volver a recluirse en su papel sumiso y tradicional anterior a la segunda guerra mundial. Y este asunto se toma de la novela de Patricia Highsmith (1921 - 1995) de la que toma título la película y que dado el tema que tocaba la propia autora no se atrevió a publicar con su nombre auténtico haciéndolo bajo el seudónimo de Claire Morgan el año 1952. No será hasta 1989 que la novelista se atreva a confesar su autoría. El porqué de la ocultación no era otro que el carácter ciertamente autobiográfico de la anécdota inicial de la que parte la historia relatada en ella según contó la propia escritora en el prólogo de la edición de1989 donde explicó que teniendo ella unos 22 años y trabajando temporalmente en los almacenes Bloomingdale se prendó de la belleza de una misteriosa mujer que se aproximó a su mostrador. Esta emoción -confiesa- la llevó literalmente ba enfermar y fue durante la enfermedad que imaginó toda la historia que constituiríab su novela "El precio de la sal" luego titulada definitivamente "Carol". También en ese prólogo manifestaba la alegría que le había proporcionado el que muchas mujeres que la habían leído (su éxito fue increíble) le confesaran la liberación que su lectura les había supuesto.

"Carol" que viene de ganar el "Premio a la mejor actriz" para Rooney Mara en el Festival de Cannes, sin embargo no ha obtenido ninguno de los cinco Globos de Oro para los que estaba nominada y -no quisiera ser agorero- pero mucho me temo que le pueda pasar lo mismo en los Oscar que se celebran a finales de este mes. ¿Por qué digo esto? Además de porque este año la cosecha de películas ha sido magnífica y la competencia es mucha, sencillamente porque es una historia muy bien llevada pero presentada de un modo poco novedoso si bien  con dos actuaciones espectaculares de Cate Blanchett y  de Rooney Mara.

¿Estáis de acuerdo conmigo o pensáis que he sido algo duro con ella?

13 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de ver esta película. Aunque digas que te ha decepcionado, en parte, está claro que no dudas en recomendarla. Tus comentarios me han dado más ganas aún de verla, aunque antes tengo la de González Iñárritu que hoy por hoy, es la que más me apetece de las nominadas a los Oscar. En cuanto vea esta, haré la reseña a ver si coincidimos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iba a verla con tantísimas ganas que, como suele suceder, me quedé un poco como asíí. Pero la peli es buena, eso sí, y el tema que plantea (años 50 no lo olvidemos) es de armas tomar. Te la recomiendo. La de Iñárritu no la he visto y no es la que más me llama. Bueno espero tu reseña pues me fío mucho de tu criterio
      Un beso

      Eliminar
  2. Yo también estoy deseando verla, aunque no tengo las expectativas tan altas como tenías tú antes de ir al cine. Yo creo que va a ser una buena película sin más. He leído tu reseña un poco por encima, ya sé que no nos destripas la peli pero me gusta ir al cine a que me sorprendan con la historia, y ahora cada vez es más difícil. A veces simplemente si ves el trailer ya no dejan nada a la imaginación.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón en lo de los trailers, sobre todo en aquellas películas malas de solemnidad (no es éste el caso, ¡eh!) en las que nada más ver el avance me digo a mí mismo: "ya la vi, ya la vi, otra ya vista..."
      A ver si la ves y dejas alguna opinión, Ro. Un beso

      Eliminar
  3. Tengo el cine bastante abandonado por falta de tiempo así que esta no creo que llegue a verla, al menos de momento
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno pues aunque no la veas mira a ver si acierto en mi pronóstico sobre los Oscar que vaya a conseguir.
      Un beso, Tatty

      Eliminar
  4. Me has introducido en esta reseña de la película y en cuanto tenga tiempo y llegue aqui la veré. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una película agradable de ver. Pienso que te gustará

      Eliminar
    2. Juan cuando me entere que llega a Eibar la veré si un lunes que es aveces cuando voy al cine y echan una película interesante.No siempre voy por que coincide en horario con mis clases de pintura. Muchas gracias por la visita en mi blog en el post de Teatro. Estuvimos viendo el coloquio de Veronica Forqué y viendo a ella en directo gana como persona,no es lo que representa en las películas en el cine. Ayer y hoy dan la representación de Buena gente, para ayer no habia entradas y hoy pudimos coger dos , Aunque yo no podré ver la obra hasta terminar porque trabajo de noche y entro a las 10. La obra empieza a las 8:30 y tiene una duración de 100 minutos. Llevo buen expectativas de la obra , y ya te diré si
      me gustó la Forqúe trabajando, el reparto de actores me gusta. En cuanto a tu hermano vive en Eibar ? Un abrazo
      P.D. el motivo de que te conteste por aquí y no en mi blog es que no se porque estoy penalizada y no me dejan comentar ni compartir mis trabajos hasta el día 20 que me dicen que si no infrinjo las condiciones de usuario me levantará la sanción. Gracias de nuevo por entrar en mi blog espero volver a verte por allí.

      Eliminar
  5. Cate Blanchet es de mis actrices favoritas, ella rescata cualquier guiòn. No conocìa esta pelìcula, ahora quiero verla, al igual que leer el libro. El precio de la sal es un nombre que da mucha curiosidad, por lo menos eso siento como lectora. En cambio, Carol, no me dice nada. ¿Por què lo habrà cambiado?

    Al final no entiendo si es que te ha gustado o te ha decepcionado, pero la reseña sì que motiva a verla pues a mì me gusta el drama. No es cosa del pasado que una mujer u hombre, que se creian perfectamente heterosexuales, repentinamente o paulatinamente, descubra sentimientos nuevos, experimente y se redescubra. Toco madera por cierto, pero pasa ... ultiamente ocurre mucho con los famosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y también ocurre con los no famosos, lo que pasa es que de éstos no se dice nada, claro.
      Como creo que digo en el post, a mí la película me gustó pero no me entusiasmó, quizás porque había oído hablar mucho de ella y buscaba más de lo que encontré; pero te digo que el proceso psicológico que sigue el personaje de Therese al encontrarse con algo que ella no se esperaba para nada es francamente muy muy interesante. Por lo tanto te animo a verla. Yo, desde luego, no me arrepiento para nada.
      Sobre por qué Patrici Highsmith cambiaría el título, pienso que quizás para hacerlo más atractivo para el público -en especial el femenino- pues, se me ocurre, que "El precio de la sal" puede incitar más a creer que sea un asunto de negocios, minería, ajuste de cuentas entre hombres... No sé, son sólo suposiciones mías.
      Besos
      Postdata.- Acabo de dejarte felicitación en tu blog por los 100 seguiodres en Blogger.

      Eliminar
  6. Increíblemente no había escuchado de ella, aunque la verdad tampoco me llama mucho, pero igual si me toca le daré una oportunidad y entonces podré ver que tanto coincido contigo.
    Saludos Infinitos.

    ResponderEliminar
  7. De momento no he visto la película, a pesar de que la tengo apuntada porque me gusta muchísimo Cate Blanchett; así que por ahora no puedo saber si has sido duro con ella o no.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...