2 feb. 2016

"CERVANTINA": Versiones y diversiones sobre textos de Cervantes.

A finales del pasado mes de enero pude ver por fin el remozado Teatro de la Comedia madrileño donde tiene su sede la CNTC (Compañía Nacional de Teatro Clásico). He de decir que aunque las obras realizadas en él nos han privado de esta estupenda sala durante trece años, al menos el resultado ha sido magnífico.

CNTC, Teatro de la Comedia, Calle Príncipe, Compañia Nacional de Teatro Clásico

Pero no es mi intención hablar aquí del edificio, sino  reseñar el primer espectáculo que he visto en él, esperando poder asistir en este Teatro de la Comedia a muchas otras representaciones que me diviertan y entretengan tanto, por su calidad y el buen hacer de sus artífices, como ésta a la que he ido en la amigable compañía de mis antiguos compañeros del Instituto " Mirasierra" de Madrid (¡Alicia, muchas gracias por haber organizado esta jornada teatral!): "Cervantina".

Por fin, me dije al conocer el título del espectáculo, algo referido a Cervante en este año que debiera ser suyo por derecho propio al conmemorarse el 400 aniversario de su fallecimiento. El grupo de teatro "Ron Lalá" en coproducción con la CNTN es quien ha puesto sobre las tablas este ingenioso y bien engarzado conjunto de 'Versiones y diversiones sobre textos de Cervantes'. No se trata de obras completas sino de fragmentos escogidos de obras cervantinas, especialmente de sus "Novelas ejemplares" ('El celoso extremeño', 'El coloquio de los perros', 'El licenciado Vidriera', 'Rinconete y Cortadillo', y el propio Prólogo a estas novelas ejemplares) y de sus "Entremeses nuevos" ('El viejo celoso', 'El retablo de las maravillas' y 'El hospital de los podridos' entremés atribuido a Cervantes sin total unanimidad), pero también de otras obras suyas como 'La Galatea', 'Don Quijote de la Mancha', 'Persiles y Segismunda' y 'Viaje al Parnaso'.

Con estos mimbres, magníficos y bien fabricados procediendo de quien proceden, Yayo Cáceres, director del montaje, urde un divertidísimo espectáculo en el que se van sucediendo, armoniosamente engarzados, los textos cervantinos antes citados junto a diversos anacronismos que sirven de actualización a los mismos llevando al patio de butacas la atmósfera de libertad y de contemporaneidad que transciende de este clásico intemporal que es el alcalaíno. Ni que decir tiene que la mucha hilaridad que contienen estas 'versiones' reposa en gran medida en esta estudiada y bien  dosificada ración de inexactitudes. Luego, de pasta que todo lo une, sirve la música pues no en balde "Ron Lalá" tiene, desde sus orígenes en 1996, entre sus señas de identidad ser una compañía de teatro y humor con música en directo. Quizás fue por estos ingredientes por lo que durante la representación reiteradamente acudían a mi memoría esas obras de mi ya lejana (¡ay!) época estudiantil en la que grupos de teatro independientes como "Dagoll Dagom", "Los goliardos", "Els joglars", "Ditirambo" y algunos otros realizaban trabajos de creación colectiva  en los que sus componentes combinaban música y textos con un lenguaje escénico propio basado en el humor crítico y satírico. A esta noble estirpe, sin duda,  hay que adscribir a "Ron Lalá".

La puesta en escena de esta "Cervantina" rezuma frescura por todos sus poros. Todo sucede sobre un escenario escueto pero que los cinco actores (Juan Cañas, Alvaro Tato, Miguel Magdalena, Daniel Rovalher e Iñigo Echevarría) llenan con sus movimientos, sus cambios de personaje -de media cada uno de ellos adopta un mínimo de seis diferentes personalidades durante la función-, sus canciones, bailes y músicas, las interpelaciones ocasionales al público en una especie de cabaret berlinés que provocan la participación directa del espectador en el espectáculo que culmina con el clímax final de la fiesta participativa, del happiness... Y todo esto, ¡válgame Dios!, bajo la égida del gran Miguel de Cervantes, al que como bien se dice en el espectáculo tenemos en España arrumbado en el cuarto trastero de lo que no sirve para nada pero tampoco se puede tirar por el qué dirán. Menos mal que espectáculos como el que han montado los de "Ron Lalá" vienen a poner en valor el importante mensaje de libertad, contemporaneidad, crítica y liberalidad escondido en estos textos inmortales. Bien merecemos, pues, si no queremos morir y ahogarnos en nuestras inveteradas torpezas ser inoculados del virus de la "Cervantina" para sobrevivir y salir para adelante como individuos pero también como colectividad.

"Cervantina" está representándose actualmente en Madrid hasta el próximo día seis de febrero (de nuevo he de protestar por el poco tiempo que se mantienen en cartel funciones interesantes como ésta). Menos mal que la compañía "Ron Lalá", fiel a sus orígenes, sale de gira por España y este interesante y divertido homenaje cervantino podrá verse en muchas otras ciudades españolas (en la página web de la Compañía se pueden ver los lugares y días de esta gira).

____________________________________


"Los hermanos Karamázov", Juan Echanove, Teatro Valle Inclán


A punto de publicar este post, llega a mis manos el último número de la revista mexicana "Emblogrium" en el que aparece un artículo mío sobre teatro al hilo de la representación de "Los hermanos Karamázov"  (leer artículo aquí) que, a principios de enero, vi en el Teatro Valle Inclán de Madrid. Sin perjuicio de que en otro momento publique esta colaboración mía en el blog, os invito ahora a que visitéis "Emblogrium" (ver revista aquí) y leáis éste y el resto de artículos que contiene este ejemplar del mes de febrero. 

12 comentarios:

  1. Vienen a Léon dentro de un mes, creo, y estoy pendiente para ir porque creo que merece la pena, y leyéndote ahora más.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues procura no perdértela porque te divertirás. Son buenos, entretenidos y críticos, ¿se pùede pedir más?
      Al final de la entrada, si pinchas en el enlace "página web de la Compañia", puedes ver los lugares y días de la gira.
      Un beso

      Eliminar
  2. En Reino Unido van a montar todo un espectáculo para conmemorar los cuatrocientos años de la muerte de Shakespeare. El pobre Cervantes no nació (ni murió) en buen sitio. Estas iniciativas son muy bienvenidas porque creo que institucionalmente, poco se va a hacer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes cómo somos por estos lares. Basta con pensar una cosa: ¿Cuáles fueron las primeras competencias que el gobierno central pasó a las CCAA cuando éstas empezaron? Pues, lógicamente, las que menos interés tenían para él, o sea, las de ¡¡EDUCACIÓN!! Por lo tanto sabemos lo que por acá se valora la cultura. En fin, una penita
      Un beso

      Eliminar
  3. Seguro fue una experiencia gratificante y enriquecedora. Me da mucha verguenza decirlo pero en mi paìs està muy descuidado este arte. La gente va al cine pero no al teatro porque es que no es famoso y en mi ciudad ni suquiera hay uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas, Arethusa, que por aquí hay teatro en todos los lugares. Si vives como yo en una ciudad grande pues sí los hay, pero en otras poblaciones menores no. Con todo se ha mejorado mucho en los últimos 15 ó 20 años.

      Saludos

      Eliminar
  4. Una entrada muy interesante Juan Carlos. Este es el año de Cervantes, disfrutaremos de ello.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Rita, a ver si actuaciones culturales como esta de "Cervantina" se prodigan en este año de Cervantes. Pero no sé por qué, pero me da que los responsables polñiticos (¡o lo que sean!) están todos ellos como a otra cosa. En fin, qué le vamos a hacer, son el resultado de nuestros votos, o sea que ajo y agua ( a jo... y agua...)
      Besos

      Eliminar
  5. Qué suerte tenéis alguns de poder ir a ver una representación como esa bajo esa atmósfera de libertad y de contemporaneidad, como tú dices.
    El título me parece acertadísimo. Gracias por este post, Juan Carlos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes oportunidad (ahora no recuerdo donde vives) no dejes de verla. Al final de la entrada hay un enlace que remite a la página de la compañía donde aparecen las fechas y lugares de la gira que emprenden en breve.
      Un beso

      Eliminar
  6. Otra representación de este grupo que me perdí, y es que aquí en Madrid vuelan las entradas con propuestas como esta, llenas de frescura y buen hacer.
    Al menos he podido disfrutar con el relato de tu experiencia.
    Muchas gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso me quejo yo del poco tiempo que tienen en cartel las obras en Madrid. Pero si hablamos de disfrutar, quien disfrutó fuí yo ayer al leer tu relato "a dos manos" <>. Me encantó, ya te dije.

      Un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...