.header .widget { text-align:center;} .header img {margin:0 auto;}

9 dic. 2018

Pablo Sebastiá Tirado. "Reikiavik". Reino de Cordelia.

Tres interesantes descubrimientos he hecho con "Reikiavik". Estos han sido, por orden: Una edición fantástica la que la editorial Reino de Cordelia ha preparado para esta novela; en segundo lugar, una historia interesante y adictiva que he devorado en dos días; y finalmente, un escritor que desconocía, Pablo Sebastiá Tirado, y al que sin lugar a dudas volveré.

Física cuántica, Teleportación, Ciencia ficción, Thriller

  • El escritor
En la solapa de la propia novela la editorial da información sobre el escritor. Se trata de Pablo Sebastiá Tirado (Castellón de la Plana, 1973). Es abogado, escritor y periodista. Licenciado en Derecho por la Universitat Jaume I, ha trabajado en varios medios de comunicación, tanto en radio como en prensa escrita y actualmente compagina la creación literaria con la asesoría de empresas y la promoción editorial. Ha publicado las novelas "El último proyecto del doctor Broch" (2007), "La agenda Bermeta" (2008), "El último grado" (2010), "Secreto de estado" (2011) y "La sonrisa de las iguanas" (2014) [ LITERATURA REINO DE CORDELIA, nº 43]. También ha participado en varias antologías de relatos, entre ellas "España negra" (2013). Es miembro del comité organizador del certamen internacional de crimen y ficción Castelló Negre y forma parte, a su vez, del colectivo 12 Plumas Negras.


  • La Novela
Según reza el índice de la novela el contenido de la misma se organiza en XXXV apartados distribuidos en cuatro capítulos. Los títulos de los capítulos se toman de la Biblia, del Antiguo Testamento los tres primeros, Génesis, Levítico y Salmos, y del Nuevo testamento el cuarto, Apocalipsis. El número de elementos que constituye cada capítulo es de diez el primero, nueve cada uno de los dos siguientes, y el último se conforma con sólo seis. Esta disposición numérica va en consonancia con el ritmo sostenido y acelerado de la historia que se narra.

El Contenido
Un sicario, Hannu, acompañado por un enorme rottweiler asesina a los hermanos Ferrutti que controlan en Barcelona el tráfico de estupefacientes y los clubs de prostitución y alterne. Hannu es un hombre impasible, sin sentimientos, que jamás deja un cabo suelto en sus acciones. Sin embargo en esta ocasión una joven madre, la rumana Bianca y su bebé, contra todo pronóstico le tocan no sabe bien él qué y los tres junto al perro deberán de esconderse de la organización que comanda el padre de los hermanos asesinados, Francesco Ferrutti. Esta banda mafiosa está infiltrada en la policía urbana y en los Mossos de esquadra de Barcelona con lo que la huída de Hannu y Bianca se verá seriamente complicada. Los acontecimientos están sucediendo en Julio de 2016.

En paralelo a la trama anterior pero situada una década antes -la historia se inicia en agosto de 2005- y en un lugar distante de la ciudad condal, concretamente en una cárcel siciliana, encontramos a Pietro Fabrucczini que cumple 25 años de condena por asesinato y pertenencia al grupo mafioso de los Manzini desarticulado por los carabinieri. De la prisión de Caserta donde se encuentra saldrá en septiembre de ese año al haber accedido a someterse a unos experimentos de teleportación que la empresa tecnológica IGT de capital internacional está desarrollando en Borgarnes (Islandia).

Las dos historias discurren de manera lineal y en paralelo alternando su aparición con casi total regularidad en capítulos impares para la trama que sucede en Julio de 2016 y pares para la que iniciada en agosto de 2005 llegará hasta el año 2010 desarrollándose  esta última prácticamente toda ella en Islandia. Es tal la distancia temporal, local y argumental entre las mismas que bien podría hacerse una lectura separada y continuada de cada una de ellas prácticamente sin problema alguno

De la historia y de los personajes no cabe decir mucho más si no se quiere -y no quiero yo tal cosa- reventar la lectura de la novela. Sí cabe hablar, dados los asuntos que se tocan en el relato, del tipo de novela ante el que estamos. Dos asuntos son esencialmente los principales: uno es el de la huida de Hannu y Bianca tras la muerte de los Ferrutti, y el otro es el de ese laboratorio de I+D+i situado en Islandia donde se hace investigación de altos vuelos en el campo de la física cuántica. Por la primera historia la novela se inscribe en el género propio del thriller, novela policíaca e incluso negra dados algunos aspectos que allí aparecen como el sexo que algunos policías corruptos exigen a las prostitutas a las que deberían proteger de los mafiosos a quienes bajo cuerda ellos  sirven. La segunda línea narrativa, la del laboratorio islandés de alto nivel, coloca a la novela dentro del género de la ciencia ficción (“parece ciencia ficción”, dice Pietro; “todo lo que hacemos en IGT lo es”, replica Amelia, la psicóloga del Centro) y en mi opinión, dados los asuntos científicos tocados en él, de la novela de anticipación. Si a lo anterior añadimos la peculiaridad de ese perro rottweiler que sin hablar establece una perfecta comunicación con Hannu, su amo, la variedad novelística aumenta un grado. Perros con inteligencia cuasi humana, que intercambian información con humanos se encuentran en nuestra literatura siendo los más relevantes esos cervantinos Cipión y Berganza con los que sin duda este enorme, brutal y al tiempo tierno y amable rottweiler se relaciona.

Pues bien, lo más interesante es que con ingredientes tan variados como los señalados antes Pablo Sebastiá sale airoso de la empresa y construye una historia de lo más verosímil. Una historia que encuentra su credibilidad precisamente en sucesos que seguramente nadie o casi nadie pensaría en 2007 que pudieran suceder. Me refiero a esa increíble y sorprendente crisis económica que de 2008 a 2015 asoló todo el mundo y que tocó a España con muchísima fuerza. Este aspecto de la crisis económica también aparece en este relato y aunque es tangencial a los otros principales sin embargo hace que la obra pudiera también englobarse, siquiera como mero apéndice, dentro de ese subgénero de novela que durante esos años de la crisis vino en llamarse novela de la crisis.

No querría cerrar este apartado del comentario sobre la novela sin referirme a la religiosidad y/o filosofía que queda esparcida por el relato. Ya desde el principio sorprenden esos títulos de los cuatro capítulos si bien les encontramos sentido cuando leemos los diversos apartados que los conforman y observamos que algunos personajes, en especial el protagonista, echan mano de versículos sagrados sacados de esos libros bíblicos para apoyar sus acciones criminales. Este apoyarse en textos sagrados para justificar criminales acciones execrables me ha hecho recordar la manera de comportarse de los dos asesinos (Jules Winnfield -Samuel Jackson- y Vincent Vega -John Travolta-) de "Pulp Fiction", la película de Tarantino, quienes antes, mientras o después de haber realizado terribles masacres filosofan y traen a colación no pocas referencias bíblicas con las que cínicamente pretenden justificarlas. No es exactamente ese el caso aquí pero no está muy lejos desde luego.

Reikiavik, Islandia, Novela negra, Pablo Sebastiá

La Forma
En cuanto al estilo la novela me parece francamente muy bien escrita. Sebastiá Tirado la dota de un ritmo ágil que hace que se lea sin querer pues el suspense, los diálogos fluidos, ciertos giros argumentales, las relaciones entre los personajes, e incluso esa historia de amor para nada asunto central pero que no podía faltar entre tanta maldad y falta de sentimientos, incita a no dejar el libro y saber en qué para todo lo que el escritor con tanto criterio y acierto presenta.

En la manera de mostrar los asuntos por terribles que sean éstos no falta en ocasiones un punto de humor sarcástico: "Mientras confesaba no cesaba de escupir sangre, bilis y algún que otro fluido intestinal que jamás debió tomar esa vía.” (pág. 144). En momentos puramente narrativos el narrador externo y objetivo en 3ª persona del relato echa mano de sensibilidad poética y ofrece algunas frases ciertamente afortunadas en este aspecto: “La estancia apestaba a miedo” (pág. 15).

Sin ahogar para nada al lector, en la novela el autor da un papel importante al culturalismo. El mismo está presente desde los títulos bíblicos de los capítulos y las citas tomadas del Génesis, Levítico, Salmos o Apocalipsis del personaje protagonista y de algún otro, por ejemplo Bianca en una ocasión ("Raeré de la faz de la tierra a los hombres que he creado", pág. 18). Pero también fuera de este marco general de la narración hay alusiones culturales que sirven para caracterizar a diversos personajes. Así el director de la cárcel siciliana donde Pietro cumple condena "gustaba de sentirse rodeado de arte, aunque sólo se tratase de burdas reproducciones"
De las paredes colgaban tres láminas enmarcadas que representaban grandes cuadros: 'La rendición de las lanzas', [sic] de Velázquez; 'La última cena', de Da Vinci; y 'La tormenta en el mar', de Rembrandt. (pág. 35)
Pietro Fabrucczini condenado a 25 años de prisión rellena el tiempo leyendo. Comienza con los best sellers para luego "decantarse por las grandes historias como "Guerra y paz" o "Anna Karenina", aunque la densidad de estos textos acabó por abrumarle".  Quizás aquí se cuela -estoy convencido de ello- la opinión real del novelista quien pocas líneas después hace una relación de los escritores clásicos que Pietro demandaba en la biblioteca  (Cicerón, Virgilio, Terencio, Séneca, Julio César...) de manera que cumplidos ya cinco años de reclusión, 
"Pietro Fabrucczini leía y escribía en latín como si fuese su lengua materna.
Entre sus textos favoritos se encontraba 'Las Metamorfosis', de Ovidio, un extenso poema dividido en quince libros , que versaba sobre los cambios físicos que podían sufrir los dioses para alcanzar sus objetivos" (pág. 24)
También el gran Cine tiene su lugar en esta novela. A las veladas referencias a Tarantino vienen a unirse, ahora de manera explícita, las realizadas a Stanley Kubrick. Con estas alusiones aparece con claridad el homenaje a la Ciencia que la novela es

Nada de lo que Inzaghi y el supuesto señor Smith hablaban tenía el menor sentido para Kafelnikov. A punto de perder completamente la paciencia, los veía como a los primates de la película '2001 Odisea del espacio' [sic] antes de acariciar el monolito del conocimiento" (pág. 152)
Un homenaje a la Ciencia que forma parte del culturalismo que encierra la novela. La física cuántica que centra la historia de ciencia ficción se percibe no sólo en la terminología ad hoc empleada ('ondas electromagnéticas', 'saltos cuánticos', 'información neurocuántica'...) e incluso referencias a experimentos clave de la propia mecánica cuántica como el del Gato de Schrödinger al que aluden los personajes del laboratorio islandés cuando se preguntan si a Pietro le sucederá “como en el supuesto caso del gato de Schrödinger, que permanecía vivo mientras no se abriera la caja.” (pág. 149).
Además de terminología propia de la Física cuántica hay en esta trama de la novela mucho vocabulario científico-médico y del campo de la psicología:

El doctor Robert Eriksson diagnostica en Pietro una “encefalitis letárgica causada, con toda probabilidad, por una respuesta autoinmune y desproporcionada de su organismo ante una amenaza externa [...] Eriksson comenzó a tratar a Pietro con análogos de benzodiazepinas de estructura imidazoporidínica con lo que logró relajar a sus músculos pero poco más.”,(pág. 215)
Lo importante de esta parte de ciencia ficción de la novela es el planteamiento que tras leerlo surge en nuestra cabeza de hasta qué punto es ético o moral el avance científico. ¿Se puede considerar avance científico cuando de resultas del mismo el paciente pierde sus afectos y emociones? Importante cuestión ética, filosófica, incluso religiosa, la que se nos suscita en este interesante relato.

Para finalizar
Una novela que he leído con sumo agrado y que recomiendo vivamente a cualquiera que guste de la novela de investigación, del thriller de suspense, y también de la ciencia ficción por las importantísimas cuestiones éticas y morales que el progreso constante de la Ciencia nos plantea. Una novela que se disfruta leyéndola por el buen manejo del idioma y de los recursos narrativos que Pablo Sebastiá Tirado muestra y demuestra saber utilizar a la perfección. Lectura, en mi opinión, muy, muy recomendable que llega hasta el lector en una edición magnífica.

  • La editorial Reino de Cordelia
Rey Lear, Jesús Egido, Jesús Egido (editor) Esta empresa está dirigida por el antes periodista y hoy editor Jesús Egido. Publica con esmero y cuidado libros muchos de ellos ilustrados. Tal empresa era desconocida por mí hasta que he tenido la ocasión de tener en mis manos uno de sus productos: la novela "Reikiavik" de Pablo Sebastiá Tirado. El libro en cuestión, si esconde en su interior una magnífica novela como he dejado dicho antes, exteriormente es una preciosidad. Un formato algo mayor que el del libro de bolsillo pero menor que el propio de los volúmenes con pastas duras; unas páginas con gramaje adecuado y con un elegante tono de color; una tipografía adecuada; una cubierta preciosa en la que una pistola aparece sobre un mapa de Islandia; y por último una sobrecubierta en color blanco crudo realizada por Raúl Arias en la que cenitalmente vemos dos figuras andando, los dos protagonistas del relato: Hannu y el fiel perro rottweiler que le acompaña durante la historia narrada.
Dejo aquí el enlace a una entrevista que el año pasado por estas fechas le hizo Víctor Rodríguez al editor Jesús Egido. La entrevista apareció publicada en "Expansión".  Me parece de interés para conocer mejor a este buen editor de libros. 

18 comentarios:

  1. Pues me descubres editorial, me descubres novela y me descubres autor. Tendré este libro en cuenta, que buena pinta tiene. Pero no será rápido, que tengo tanto pendiente en la estantería, que como meta uno más, se me rebelan...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, siempre la lista de pendientes es interminable! Este título, Margari, te gustará,ya verasqye si.
      Besos

      Eliminar
  2. Hola.
    Al igual que Margari me descubres obra, autor y editorial. Y al igual qu eella tengo una lista de pendientes inmensa, y claro, sigo leyendo reseñas y sigue creciendo, jejeje.
    Muchas gracias por la reseña y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan los autores de esta editorial, generalizar no es bueno pero en esta ocasión creo que voy sobre seguro 🤗
    Lo anoto y más recomendado por ti, las cosas como son.

    Besitos carinyet 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yolanda:
      He mirado así por encima la nómina de autores de la editorial y desde luego son nombres interesantísimos. Desde luego si todos los libros tienen una presentación semejante a la de éste, apetecerá leer muchos de ellos (ja, ja...)
      Me gustará leer tu opinión sobre este autor y esta historia, amiga mía.
      Muchos besos

      Eliminar
  4. Lo empezaré a leer en breve, en cuanto termine uno de los que tengo ahora entre manos.
    La edición, como dices, es preciosa, es de esos libros que da gusto tener en las manos.
    Es curioso y no sé se se empieza a escribir historias ambientadas en 2007, justo en el momento previo a la crisis, o es que casualmente he dado con un par de ellas, esta y "Las posesiones". Y creo que hay otra que se me olvida.
    Buenas expectativas nos trae este libro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay bastantes novelas que sitúan su inicio en 2007 por eso de marcar el antes y después de desatarse la crisis. Es una buena justificación para en los relatos marcar el porqué de un giro argumental (pérdida de capitales en una empresa, recortes públicos y problemas que éstos provocan, u otros de índole semejante). Varios títulos de Isaac Rosa se sitúan en estos momentos, recuerdo ahora "La habitación oscura". Tanto es así que se llega a hablar de "Novela de la Crisis" como un género novelesco más.
      Me gustará mucho conocer tu opinión, Rosa, sobre este libro.
      Un beso

      Eliminar
  5. La verdad es que no me animo. ME resulta interesante, no lo niego, pero no me convence.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pues a mí me descubres editorial y me descubres autor. En cuanto a la novela, fíjate que mezcla dos géneros que acostumbro a leer más bien poco. Parece una novela ambiciosa, además, pero, por lo que cuentas, el autor sale airoso de la empresa. No es el tipo de libro que más me atrae a priori así que no sé. Veo que Rosa lo va a leer así que esperaré a ver si entre los dos me convencéis.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una sabia e inteligente decisión, Lorena. Yo creo que sí sale airoso de tamaña empresa que diría El Quijote.
      Un beso

      Eliminar
  7. Otro más para la lista de pendientes, y es que me fío de tu buen criterio. cuando algún libro merece la pena y lo traes a colación con reseñas tan completitas, algo encontraste en él para que tenga que dársela esa oportunidad.
    Entre Rosa y tú, me traéis por el camino de la amargura. Y que nunca doy a basto.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja..., no te quejes, Francisco, porque cuanto más haya para elegir mejor, ¿no? Así si no te gusta pues la dejas y coges otra que la lista es larga y el tiempo... pues es el que es, o sea, más bien poquito.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  8. Una novela interesante que precisamente reseño mañana, estoy de acuerdo con todo lo que expones en tu reseña, consigue un equilibrio que sale airoso de esa mezcla de temas un tanto dispares. Matricula de honor para el personaje de Hannu y para el rottweiler, difícil hablar de ellos sin desvelar nada de la novela. Una reseña muy completa Juan Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahorita mismo que me paso por tu blog, Carmina.
      Un beso

      Eliminar
  9. Una novela que me ha sorprendido gratamente, y que como bien dices tiene una edición exquisita. Con cada reseña que leo me doy cuenta de que se me ha pasado hablar de un montón de cosas, qué desastre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De desastre nada, Espe. Lo mejor que tiene esto de leer reseñas de otros sobre lo que se ha leído es ver cómo entre todos vamos enriqueciendo la lectura personal que cada uno ha realizado. Yo he leído tu reseña y me parece que está muy bien; a todos nos faltan cosas porque una reseña es eso, un breve comentario más o menos puntual sobre lo que me ha parecido op he creído ver en el libro, no son estudios pormenorizados. Y hay veces en que de tanto buscar uno llega a ver hasta lo que no hay (ja, ja...).
      Un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...