.header .widget { text-align:center;} .header img {margin:0 auto;}

21 jun. 2018

"Tigres de cristal", la nueva novela de Toni Hill

El nombre del escritor de esta novela, Toni Hill, no sé por qué siempre que lo veía escrito o lo citaba traía a mi cabeza el de Toni Morrison, la escritora afroamericana nacida en 1931 que fue ganadora del Pulitzer en 1988 y distinguida con el Nobel de Literatura en 1993. Nada que ver ambos autores, naturalmente.


El escritor
Toni Hill es un español nacido en 1966 en Cornellá, licenciado en psicología, dedicado a la enseñanza durante ocho años y desde hace ya algún tiempo volcado en la escritura literaria y en la traducción. Sus novelas anteriores a la que acabo de leer son cuatro: las tres primeras ("El verano de los juguetes muertos", "Los buenos suicidas" y "Los amantes de Hiroshima") forman parte de una saga protagonizada por el inspector de los Mossos de Barcelona Héctor Salgado, mientras que la cuarta, "Los ángeles de hielo", es una novela de misterio de ambientación gótica.

Toni Hill, "Tigres de papel"


 "Tigres de cristal"

Sinopsis (proporcionada por la propia editorial)
"Tigres de cristal" es una absorbente historia de suspense psicológico que explora los límites entre la culpa y la expiación. Dos antiguos amigos del colegio vuelven a encontrarse más de treinta años después. Ambos tienen muchas cosas que contarse, pero también mucho que ocultar. Ninguno de los dos ha olvidado que esa cálida amistad infantil se truncó una noche de diciembre de 1978, cuando un crimen atroz alteró sus destinos.

Ambientada en las calles de la mítica Ciudad Satélite de Cornellá a finales de los 70 y en 2015, dos épocas muy distintas en las que, sin embargo, germinan los mismos conflictos entre acosadores y víctimas. Una impactante historia de suspense psicológico que explora los límites de la amistad, el perdón y la venganza. Toni Hill vuelve a brillar con luz propia en esta novela inquietante, con unos personajes turbios y un ambiente urbano marcado por la inmigración y la lucha de clases.
Mi comentario
Esta quinta novela de Toni Hill es una novela negra de amplio espectro. La novela negra hoy día -coincido plenamente en esto con el escritor- es la más clara expresión de la novela social. Porque de social cabe calificar este relato que toca asuntos muy sensibles como el 'bullying' entre adolescentes, la xenofobia, la inmigración y sus problemas de integración social, la marginación de homosexuales y transexuales, la violencia de género, la pederastia, las agresiones sexuales, la corrupción, el peligro de las redes sociales si se usan mal... En mi opinión un excesivo número de asuntos, importante cada uno de ellos  por sí solo, pero que al apelotonarse en las escasas 217 páginas del relato tienden a diluirse y quedarse convertidos en poco más que meras anécdotas.  Esta quizás es para mí la principal falla de esta novela.

Violencia escolar, redes sociales
Por lo demás la novela me ha parecido ciertamente interesante por su construcción: dos tramas argumentales separadas por 37 años y protagonizadas por unos mismos personajes: niños en 1978 y adultos con una mochila vital al hombro en 2015-2016. Las dos fechas son muy importantes sociopolíticamente hablando: durante la primera nació la Constitución española fruto del acuerdo y consenso políticos entre formaciones de muy distinta ideología; en diciembre de 2015 (también era diciembre cuando se votó la Constitución en 1978) España estaba pendiente de unas elecciones que se celebrarían el 20 de ese mes y que durante los meses siguientes demostrarían la necesidad de hablar y dialogar entre opciones distintas si se quiere sacar al país hacia adelante.

Por otra parte la novela se compone de 56 capítulos distribuidos en cinco partes. Aunque los diversos capítulos tratan temas en contrapunto que según avanza la narración comienzan a confluir, hay dos personajes centrales en el relato: Juanpe, a quien una acción a los doce años de edad le ha condicionado toda su existencia, y Alena, una inteligente chica polaca que, como ya le ocurriera a Juanpe durante su infancia, sufre en el instituto ataques por ser distinta. Ambos personajes son los ejes en torno a los cuales se agrupan los demás. Cuando Juanpe y Alena confluyan lo mismo les sucederá al resto.

El número de personajes es ciertamente amplio, muchos más en el momento actual al haberse unido a los que ya existían en 1978 (los Vázquez, el Moco, el Cromañón, la familia Yagüe, el profesor Suárez...) otros nuevos nacidos o aparecidos en la vida de los primeros durante los años intermedios (Alena, Iago, Mercedes, los profesores del Instituto, los compañeros de Iago y Alena en el mismo centro, los padres de algunos de estos chicos adolescentes, etc.). En general podría decirse que la mayoría están bien conformados aunque en tan amplia galería haya algunos, en especial los que forman parte del submundo criminal que frecuenta Juanpe el 'Moco' (Conrado Baños el 'Míster', Rai, un juez corrupto, la prostituta Silveria...), que se ven incompletos al quedar diseñados con apenas dos o tres rasgos ciertamente insuficientes.

Me ha gustado ese narrador en 1ª persona que se muestra al inicio en el prólogo pero cuya identidad rápidamente olvidamos hasta que él mismo participa como personaje y se visibiliza como quien está escribiendo el mismo relato que tenemos en nuestras manos. Esto de la novela haciéndose es un recurso utilizado con frecuencia últimamente con buen resultado pues consigue colocar a los lectores en la posición de co-personajes y de co-autoría. ¿Es este narrador-personaje, Ismael López Arnal, un alter ego de Toni Hill? No lo creo pero sí que hay  asuntos de su propia biografía que el escritor utiliza (por ejemplo, los dos han escrito hasta el momento cuatro novelas) aunque muchos otros son ciertamente diferentes (la familia de Ismael  procede de la localidad pacense de Azuaga lo que no es el caso del novelista cuya pertenencia a Barcelona le viene de tiempo atrás, desde que un soldado inglés se afincase en Cataluña). Sin embargo las dudas narratológicas y las reflexiones metaliterarias  que el autor ficticio manifiesta y se hace sí que con seguridad son correlato de las que el propio Hill se planteará en su trabajo diario.

Cataluña, Novela Negra
Por otra parte en ambas neas temporales, la de los sucesos de 1978 y la de 2015-2016, la acción discurre de manera lineal sin saltos temporales dignos de mención. Solamente la lectura de capítulos del pasado y de capítulos del presente dispuestos aleatoriamente dan esa impresión de avances y retrocesos en el tiempo. No hay pues problema alguno para seguir la anécdota que se presenta e irla entendiendo debidamente.  

La línea de 1978 fija su atención en esa emigración que durante los sesenta y primeros setenta llegó al cinturón de Barcelona creando conurbaciones formadas por bloques de pisos como la llamada Ciudad Satélite de Cornellá edificados con rapidez para acoger al ingente número de inmigrantes castellanoparlantes allí llegados. En esta ciudad Satélite vivieron su niñez los principales personajes del relato; y algunos en 2015 no habían podido salir de ella.

La de 2015, al estar situada fundamentalmente la acción en Cornellá, fija la atención en la sociedad catalana actual, fracturada y muy compleja, formada por personas de procedencias muy diversas y con pensamientos muy distintos sobre tantas cosas:
"Ahora falta muy poco para las vacaciones de Semana Santa y lo único que Alena desea es, al menos, alejarse del instituto durante  siete largos días lectivos. De hecho le gustaría no volver más, aunque sabe que es imposible. En su ánimo existe sólo una meta: terminar el curso y pedir a sus padres que la saquen de allí, que busquen otro centro, lejos del barrio, lejos de Christian y de Saray, de Wendy, Noelia, las 'indepes'..." (cap. 37)
Me ha parecido muy llamativo que la novela, que por momentos, dados los numerosos temas transversales que toca y los valores que en ellos entran en juego (solidaridad, justicia, amistad, amor, equidad, etc.), más parece un relato adecuado para ser leído por adolescentes en edad escolar que otra cosa, preste tanta atención al sexo con momentos narrativos en los que el mismo se muestra de manera bastante explícita y con cierta morbosa morosidad. ¿Una concesión al gran público? No lo sé. Simplemente señalo la sorpresa que este tratamiento me ha supuesto.

Conclusión
En la novela predomina un ritmo narrativo sostenido que no deja espacio alguno al aburrimiento. Es una sucesión constante de acontecimientos diferentes que exploran, -más bien sugieren-, asuntos importantes en nuestra sociedad contemporánea: las drogas, el sexo en adolescentes, el sexo en personas adultas, los abusos sexuales en la niñez y su repercusión durante el resto de la vida, la psicología adolescente, la bipolaridad, el alzhéimer y cómo lo sobrellevan las familias en las que alguno de sus miembros lo sufre, la corrupción política, la violencia de género en el seno familiar, el alcoholismo, la inmigración de ayer y la de hoy, etc., etc. Como decía al principio, en mi opinión demasiados asuntos importantes tocados en tan pocas páginas. De nuevo vuelvo a reivindicar la importancia de la profundidad sobre la mera extensión. De nuevo Baltasar Gracián vuelve a mi cabeza.


27 comentarios:

  1. ¡Hola! Toni Hill es un autor que tengo en mente desde hace tiempo. Veo que te ha parecido interesante
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es interesante pero algo amontonados los asuntos. Todos ellos importantes, sí, pero todos juntos en un mismo espacio temporal y sobre unos cuantos personajes no sé se me hace más que inverosímil algo exagerado.
      Besos, Marian

      Eliminar
    2. ¡Hola! Como ya sabes, ya he leído esta novela que me ha fascinado. Te cuento mi opinión sobre las pocas pegas que le pones: para mí realmente no llega a ser una pega. No profundiza en ninguno de los temas sociales importantes que toca el argumento. Es cierto, pero creo que una buena historia no tiene porqué profundizar en algo, que se puede contar una buena historia sin profundizar demasiado en algún tema determinado. Y en este caso los personajes (para mi gusto y veo que también para el tuyo) están bien perfilados, sobre todo los más importantes. También pienso (hay también quién no opina lo mismo) que esta novela gira en torno al bullying en los colegios y los demás temas, aunque son importantes sin duda, los veo como satélites de este (en esta novela en particular). Quizás si podría haber profundizado más en el asunto "acoso escolar", pero entonces igual le habría quitado encanto al libro que ha construido, ya no hubiera sido lo mismo, vete a saber...

      En fin, en definitiva es una novela que nos ha gustado mucho a ambos
      Besos

      Eliminar
    3. Magnífica exposición, defensa y argumentación de tu opinión sobre ese 'exceso de asuntos' que yo le echo en cara a este libro. La verdad, Marian, es que tienes mucha razón en todo lo que dices. Pero, ¿no te sucede a ti cuando lees que una idea se mete en tu cabeza y no hay modo de echarla afuera? Es más parece que inconscientemente uno va buscando argumentos que apoyen la idea alli enquistada, ¿no? Menos mal que otros lectores/as como tú dan sus razonamientos y entonces empiezas a pensar que, ¡caray!, a lo mejor te pasaste un pelín porque la verdad es que...
      Pero lo importante como bien concluyese al final es que la novela nos ha gustado mucho a los dos. Y eso es lo que cuenta.
      Besazos

      Eliminar
  2. A mi me ha encantado, las novelas de Hill siempre logran atraerme y engancharme, si es cierto que en esta ocasión hubiera venido bien algo más de extensión y profundidad en un par de cosillas, pero en general me ha gustado mucho.

    Muy buena reseña cielo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo he leído con sumo gusto en tu blog. Ahí te dejo dicho que intentaré leer "El verano de los juguetes muertos" por eso de ver si definitivamente Toni Hill me atrapa del todo.
      Un beso

      Eliminar
  3. Quien mucho abarca, poco aprieta... Y pese a esto, tengo ganas de estrenarme con este autor. Pero no sé si con esta novela.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Margari:
      Según varios de sus lectores más fieles "El verano de los juguetes muertos" es una muy buena novela. Quizás podría ser un buen comienzo. "Tigres de cristal" es lectura agradable, adictiva y presenta temas y asuntos muy de actualidad. Te gustará sin duda alguna.
      Besotes también para ti

      Eliminar
  4. El inspector Salgado. Estoy por empezar el libro, pero me encanta tu reseña, que hará más grata la lectura

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo aún no he leído ninguno de la serie. A ver qué te parece y me animo con ella.
      Un beso fuerte

      Eliminar
  5. Me gustó mucho la trilogía de Héctor Salgado, por lo que esta novela me gustaría leerla.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eres fan de Hill esta novela seguro que te gustará.
      Un beso

      Eliminar
  6. He leído todos los libros de Hill y a este le tengo también muchas ganas. A ver si no tardo en hacerme con él.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo ganas de leer su serie Salgado.
      Un beso

      Eliminar
  7. No he leído a toni Hill, en alguna ocasión he estado a punto pero en última instancia se me han escapado vivas alguna de sus obras, pero con sinceridad no creo que ésta que nos comentas sea la primera.
    Confieso que me produce un rechazo el gran número de temas sensibles que trata, y la verdad, me viene a la cabeza aquello de "Quien mucho abarca poco aprieta" como dice Margari.
    De todas maneras me apunto el consejo que le has dado a ella como un buen primer libro para descubrir al autor.
    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Addison:
      Las de la saga Salgado quienes las han leído hablan bien de ellas. Prueba a ver.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Hola Juan Carlos no conocía al autor ni he leído nada de él y como dice el comentario que me precede tomo nota de ese El verano de los juguetes muertos para empezar con el autor. Estoy contigo que cuando se acumulan muchos temas sensibles no me acaba de convencer.
    Besos
    (Se te echó de menos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un hombre que está más -creo yo- en el mundo de la traducción. Publica en castellano y catalán. Esta de "Tigres de cristal" la ha sacado en ambas lenguas. Es un escritor que tiene muchos adeptos. A mí esta primera que he leído de él me ha agradado pero le he visto esos defectillos que señalo en la reseña.
      Besos
      PD.- La verdad es que querría haber estado con vosotros pero las fechas no coincidieron. Lo que sí hice fue seguir vuestra andadura madrileña y vi que os lo pasasteis muy bien. A ver si la próxima vez puedo veros. Me apetece mucho.

      Eliminar
  9. He visto mucho a este autor por ahí, pero aún no me he animado a leerlo. Desde luego, esta reseña tuya me anima mucho. Lo de las dos épocas me atrae. La dejo apuntada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor el exceso de asuntos te pueda echar hacia atrás. No sé
      Un beso

      Eliminar
    2. Nunca me echa para atrás que haya varios asuntos sí están bien contados y justificados. Y por lo que dices, así es.

      Eliminar
    3. La tilde de ese "sí" hace daño a la vista. Cosas del corrector del móvil.

      Eliminar
  10. Será de mis próximas lecturas. Los ángeles de hielo me encantó, así que espero disfrutar de este también. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Me dejas un poco chafada por la poca profundidad de los temas que trata. La tenía por bastante buena. Aun así esperaré algunas reseñas más antes de decidirme por ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Me gusta como reseñas y aunque no es el tipo de libro que leo Me has dejado un buen sabor en mi mente
    gracias abrqazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Mucha, por tu comentario
      Un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...