3 oct. 2017

Los Rolling Stones después de 35 años

Mi hijo se presentó hará cosa de cinco meses con dos entradas a mi nombre para ver a los Rolling Stones en Barcelona el pasado 27 de septiembre. ¿Sería una broma la que a su madre y a mí nos hacía? No, no era una broma: las entradas existían; sólo faltaba que nosotros, sus padres, talluditos ya ambos, nos liberásemos del paso del tiempo y, amantes de la música de los cuatro músicos ingleses, decidiésemos como hace 35 años pasar una tarde con ellos en el Estadi Olimpic Lluis Companys. Así lo hicimos y asistimos a un espectáculo increíble, genial, estupendo..., total.


Estadi Lluis Companys, Barcelona, España

Hacía 35 años, desde aquel mítico concierto del Calderón de 1982 en Madrid [pinchar aquí], que no veía y disfrutaba como pocas veces en vivo y en directo con estos cuatro 'jóvenes-señores-ancianos-chicos'. Sí, en efecto, me refiero a "Los Rolling Stones" (Mick Jagger, Keith RichardsCharlie Watts y Ron Woods), situados todos ya en la setentena, conservan la fuerza (Mick Jagger mantiene la felinidad que le caracteriza desde hace cincuenta años, ¡increíble!), el sonido (esencial en este aspecto la aportación de Darryl Jones al bajo, Karl Denson con el saxo tenor, Tim Ries en el teclado, Matt Clifford  al corno francés y teclados y Bernard Fowler en la percusión), la voz (de los cuatro titulares de la banda, Mick Jagger la conserva de manera excelente; no así Keith Richards que, como hace en todos los conciertos de los Stones, interpretó dos temas  -“Happy” y “Slipping Away”- para así dar descanso a Jagger. Y por si el solista titular fuera poca cosa, los Stones suman en muchos de sus temas la prodigiosa voz de la estadounidense Sasha Allen que confiere un brillo especial a los varios blues que en Barcelona interpretaron, y que en “Gimme Shelter” destacó especialmente), y la comunicación con un público variopinto e intergeneracional en el que predominaban los sesenta y cincuentones acompañados en muchos casos de sus vástagos quienes, ¡oh sorpresa por mi parte!, conocían y entonaban todas y cada una de las letras de los veinte temas que interpretó la banda inglesa, y eso que fue un recorrido por temas de toda su carrera, o sea, de los 60, 70 y 80 especialmente; tan sólo hicieron tres temas de su último álbum: “Blue & Lonesome” que fueron “Tumbling Dice”, “Just your fool” y “Ride ‘Em On Down”.

Los veinte temas fueron los siguientes y por este orden:
  1. Sympathy for the Devil
  2. It’s Only Rock ‘n’ Roll (But I Like It)
  3. Tumbling Dice
  4. Just Your Fool
  5. Ride ‘Em on Down
  6. Under My Thumb
  7. Rocks Off
  8. You Can’t Always Get What You Want
  9. Paint It Black
  10. Honky Tonk Women
  11. Happy
  12. Slipping Away
  13. Miss You
  14. Midnight Rambler
  15. Street Fighting Man
  16. Start Me Up
  17. Brown Sugar
  18. Jumpin’ Jack Flash
  19. Gimme Shelter
  20. (I Can’t Get No) Satisfaction
Amante como soy de la música de los Rolling Stones he buscado en Spotify todas estas canciones y he confeccionado una lista de las mismas que he denominado "Los Rolling Stones en Barcelona".  Pinchando en el nombre del listado se accede a la playlist de Spotify. Os recomiendo que lo hagáis para entender así mejor el enorme disfrute que me supuso esa tarde en el Lluis Companys de Barcelona.  Os dejo aquí cuatro temas de muestra: 

No es lo mismo, ¡claro que no!, escuchar los temas grabados en estudio que componen la lista que escucharlos en vivo y en directo. Pero menos da una piedra, ¿no?

Los Rolling Stones en Barcelona 2017
Y es que en vivo y en directo a las cuatro características (fuerza, sonido, voz y comunicación) que antes he señalado hay que añadir la fastuosa puesta en escena que servía para presentar un espectáculo que, teniendo como principal y básico ingrediente la música, voz y movimientos por el escenario de los intérpretes, conseguía realzarlo gracias a cuatro enormes pantallas led de 20 metros de alto cada una en las que se sucedían sin solución de continuidad imágenes de los músicos según ejecutaban las composiciones y/o vídeos en blanco y negro y/o en color para ilustrar los textos de algunas de las canciones; en otros momentos por esos enormes paneles de luces led se desparramaba una tormenta de colores al ritmo de los sones de esas guitarras increíbles de Keith Richards, Ron Woods o Darryl Jones; también las proyecciones visuales acompañaban y realzaban los lamentos magníficos que en algunos blues extraía Mick Jagger de su armónica,  Karl Denson de su saxo tenor o Sasha Allen de sus prodigiosas cuerdas vocales (¡magnífico momento el de Sasha Allen!). Ya digo, lo que contemplé con mis cinco sentidos el miércoles 29 de septiembre en Barcelona fue un espectáculo total. Creo que lo que escuché fue auténtica música clásica contemporánea que a poco que algún programador de las emisoras de clásica abra el espectro musical al confeccionar la escaleta los Stones pasarán junto a muchos otros clásicos modernos a ocupar lugar de privilegio en ellas. Quizás sea algo atrevida esta opinión, pero es lo que sinceramente pienso.
Stones, No Filter, Europe/2017

Y al día siguiente aprovechamos para visitar Barcelona antes del marcado en el calendario 1-O. Paseamos por el modernismo barcelonés contemplando desde las por mí muchas veces disfrutadas Sagrada Familia, casa Batlló, casa Amatllé, casa Milá... hasta otras menos conocidas pero pertenecientes a esos grandísimos arquitectos que fueron, además de Antoni GaudíLluís Domènech i Montaner, Josep Amargós i Samaranch, Josep Fontserè, Enric Sagnier i Villavecchia... quienes en las postrimerías del siglo XIX y primeros años del XX construyeron esa ciudad enriquecida que se ensanchaba,  crecía y rompía sus costuras porque con la exposición universal del año 1888 ya no cabía en sus estrechos límites.

casa Batlló, casa Milá, Sagrada Familia


17 comentarios:

  1. Me alegro mucho que disfrutaras con este concierto... me ha gustado esto de "música clásica contemporánea".
    Barcelona es una ciudad muy bella.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Barcelona es preciosa. Me gustaría que pudiésemos seguir disfrutándola todos juntos.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. ¡Me encantan! yo pude disfrutarlos en el 98 y fue apoteósico, pedazo noche inolvidable, tanto que casi 20 años después sigo hablando de ello, jajajaja.
    Me alegra que disfrutaras y enhorabuena por ese hijo maravilloso, algunos solo te regalan colonia del Mercadona...

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso -hablar- hice yo desde el mítico concierto bajo la tormenta de 1982. No sabes tú lo que han mejorado en calidad y sonido.
      Sí, esta vez el chico se portó, pero no creas que siempre es así (ja, ja...)
      Besos

      Eliminar
  3. ¡Qué buena sorpresa de tu hijo! Me alegro que disfrutaras del concierto y de la visita por Barcelona.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi brevísima visita disfruté mucho de la música de los Stones y de la contemplación de esos bellísimos edificios modernistas. Y pensé: qué afortunada es Conxita de vivir aquí.
      Un beso

      Eliminar
    2. La próxima vez avisa y nos vemos un ratito.
      Besos

      Eliminar
    3. Lo pensé, lo pensé, pero al ser días laborables (miércoles y jueves) y haber viajado en AVE desde Madrid el miércoles que fue el día del concierto y volver el jueves por la tarde vi que el tiempo era demasiado escaso para vernos. Pero si hay una nueva oportunidad más tranquilita te prometo que aviso.
      Un beso

      Eliminar
  4. Todo un detalle de vuestro hijo. Y una oportunidad genial para volver a recordar la juventud y pasear por la ciudad de Barcelona, cosa que siempre es un placer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así fue, Rosa, tal y como dices. Ya sabes: "A veces los hijos se nos parecen..." que dice el gran Serrat, y en esta ocasión nos hizo mejores pues nos trasladó en el tiempo y eso no es fácil, ¿Verdad?
      Besos

      Eliminar
  5. ¡Te quejarás de hijo! Y no te extrañes de que las nuevas generaciones sientan "simpatía por los Stones". Si tienes algo de sensibilidad musical y quieres huir del omnipresente reggeaton, no queda más remedio. Por otra parte, Gimme shelter es la canción total: buen broche final. De mis favoritas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, señor, amigo Gerardo, a veces pensamos que los chicos jóvenes no tienen criterio y ahí nos equivocamos de medio a medio. No, no me puedo quejar de hijo; todo lo contrario. En cuanto al tema que cantó Sasha Allen junto a Mick Jagger, una pasada.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Ja,ja,ja. No te imaginaba yo con sus "Satánicas majestades" Creo que estos cuatro tienen pacto firmado con el diablo, son incombustibles, incansables y frenéticos.
    todo un señor regalo el de tu hijo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al lado de los Stones uno casi es un chaval (ja, ja...). Gracias a mi chico lo pude comprobar en vivo y en directo.
      Un abvrazo

      Eliminar
  7. Merecido post para unos grandes e tremendo grandes.

    Envidia no haber podido vivirlo y gracias por acercarnos. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era entre los grandes, corrector de móvil campando y sacando la lengua :-)

      Eliminar
    2. ¿Ay, los disgustos que nos da el corrector!
      Gracias, Albada, por tu comentario
      Un beso

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...