22 oct. 2017

Serie Bergman 1. Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt, sus autores

Tenía ganas de leer alguna novela de la serie que los escritores suecos Hjorth y Rosenfeldt han logrado llevar a los puestos más elevados de la novela negra actual. Al ver que la saga protagonizada por Sebastian Bergman ya va por su quinta entrega, he decidido comenzar por el principio para no perderme nada; o sea, me he estrenado con "Secretos imperfectos", la primera de la Serie.


Llegué hasta la pareja de autores suecos a través de las opiniones de unas, por mí muy admiradas, grandes lectoras de Novela Negra cuales son Marina Córdoba, Laky, Manuela, Rosa Berros, Marian, Natàlia, Ayla, Irunesa, Mari Ángeles y tantos otros amigos entusiastas devoradores de las, hasta ahora publicadas en España, cuatro novelas de la Serie Bergman. Todos ellos y ellas, algunos citados antes -y enlazados si se pincha sobre su propio nombre- y otros no encontrados ahora mismo en mi flojita memoria, me han animado a tomar en mis manos la primera aventura del peculiar Sebastian Bergman. La he leído en tres días y he quedado muy satisfecho, dispuesto a proseguir en cuanto pueda con las otras de su Serie.

Los autores
Michael Hjorth, nació en Visby, Suecia en 1963. Es productor de cine y televisión y guionista entre otras de la version sueca de "Wallander", creada a partir del personaje literario creado por el escritor sueco Henning Mankell, o de "Los crímenes de Fjällbacka", serie dramática policial sueca de 2012 adaptación de las novelas de Camilla Läckberg..
Secretos Imperfevtos
Hans Rosenfeldt, cuyo nombre original es Hans Petersson, nació en Borås, Västra Götalands län, Suecia en 1964. Es guionista y creador de una de las series escandinavas de más éxito: "Bron" ("El puente"). También es coguionista de la británica"Marcella".

Serie Bergman 1
A falta de leer otras novelas de la Serie, "Secretos imperfectos", a través de una trama policíaca de investigación de unos crímenes sucedidos en Västeräs, pequeña localidad sueca situada a 100 kilómetros de Estocolmo, nos presenta una serie de personajes que por las reseñas que he leído de las siguientes entregas de esta serie son fijos. Aparecen el jefe Torkel Höglund y sus líos amorosos con la perfeccionista Úrsula, el eficaz investigador y experto informático Billy Rosén, la joven Vanja Lithner y, naturalmente, Sebastian Bergman, el cincuentón de vuelta ya de tantas cosas que arrastra sus traumas familiares y que quizás por edad es irreverente, contestón, impertinente y un sinfín de cosas más que, pese a todo, le hace triunfar con el otro sexo.

A este núcleo de personajes lógicamente cabe añadir los nombres de otros secundarios pero que, imagino, tendrán en las siguientes entregas alguna participación. Me refiero a Mikael, el marido de Ursula; a los padres de Vanja; e incluso -sigo imaginando- a Lily y Sabine, mujer e hija de Sebastián, cuyo recuerdo le impide  llevar una vida normal. De que estos que acabo de citar tendrán papel relevante en las siguientes entregas casi casi me jugaría el cuello. No haría lo mismo con los miembros del cuerpo de policía de la pequeña localidad, Västeräs, a la que se han desplazado los super stars de la Unidad de Homicidios de Estocolmo, y eso que la relación entre dos de ellos: Hanser, la jefa de la comisaría encargada de la resolución del crimen, y Haraldsson, el policía ninguneado por todos incluida su esposa Jenny, le sirve a la autores de soporte de la ración de humor que han esparcido por este relato.

Del asunto policial en sí que se dirime en esta novela y para la que es requerida la presencia de este cuerpo especialista en resolver complicados homicidios sólo diré para no destripar la historia que estamos ante la muerte de un joven de 16 años que se educaba en un colegio de élite. Quién es este joven, cuáles eran sus relaciones familiares y de amistad dentro y fuera del Instituto de Bachillerato al que asistía, será lo que estos cinco investigadores habrán de analizar para así encontrar al culpable.

Como sucede en una novela negra que se precie la investigación sirve a los autores para pasar revista a la sociedad: el bullying escolar, el elitismo educativo y sus cloacas, el consumismo desaforado en nuestras sociedades, las difíciles relaciones de pareja, el sexo, el amor, el alcoholismo, el chantaje afectivo, las dificiles relaciones entre la prensa casi siempre sensacionalista y los investigadores policiales, las luchas dentro de las comisarías por ascender dentro del Cuerpo...

El modo de narrar
Si,  aparte de la personalidad del protagonista  -aquí Sebastian Bergman-,  algo hay que diferencie y haga destacar una novela negra de entre la inmensa floración de las mismas que actualmente existe, ello es la manera de relatar. 
  • Me ha llamado especialmente la atención cómo el ritmo endiablado que tiene la narración de vez en cuando los autores lo embridan y retienen mediante la inclusión de frases (a veces sólo palabras) que se suceden tras pausas largas (puntos y aparte) creando una sensación de conclusión lógica y definitiva: 
"Vanja guardó silencio mientras seguía conduciendo. Había algo.
En Sebastián.
Algo que no había notado antes.
" (pág. 195)
"Estaba leyendo el Aftonbladet. Torkel también lo había hojeado. Lena Eriksson acaparaba cuatro páginas completas.
Bien escritas.
Reveladoras
." (pág. 195)
  • Este recurso lo utilizan con frecuencia para  presentar acciones descriptivas:
"Sus colegas no habían notado nada porque Vanja era demasiado disciplinada pero el esfuerzo la había desgastado
Pensamientos
Preocupaciones
" (pág. 180)
  • Un ritmo que se marca especialmente al final de algunos capítulos o secuencias en forma de resumen de lo sucedido hasta el momento y en muy poco tiempo:
"Echó a andar hacia la puerta de la casa de sus padres. en menos de cuarenta y ocho horas había conseguido una casa, un posible hijo, un empleo, una potencial invasora y una probable enemiga. Reconoció que se había equivocado. No era verdad que nunca pasarabnada en Västeräs." (pág. 229)
  • También me ha gustado la manera como en capítulos y/o secuencias consecutivas los escritores juegan colocando personajes diferentes que sin embargo comparten personalidades semejantes. Con este juego dan ritmo y viveza a la narración.
  • Asimismo el uso del soliloquio, del pensamiento interior, presentado en forma de breves monólogos interiores juega una importante función en esta novela. Especialmente es en los interrogatorios donde la diferencia entre lo que se dice y se piensa, y entre lo que se escucha y se entiende donde estos monólogos destacan especialmente:
"'Eso no es verdad -le dijo la vocecita interior que la había acompañado todo el día-. Tú tuviste poder'" (pág. 106)
  • Interesantísimo y un elemento importante para caracterizar a Sebastian Bergman es lo puntilloso que el psicólogo investigador es con todo lo referido a aspectos lingüísticos:
"Sebastián se puso a considerar si debía de explicarle a Clara que el uso de la segunda persona para hablar de sí misma, en lugar de la primera, era un mecanismo de protección verbal,una manera de generalizar su desgracia, de volverla menos personal, de eludir posibles responsabilidades." (pág. 100)
"-No eres el hijo de los Bergman? ¿Sebastián? ¿Trabajas en estas cosas, no? -Trabajaba. Pretérito imperfecto. Ya no." (pág. 82)
Final
Una novela negra que se lee con ganas; una novela de personajes bien delineados con los que se empatiza positiva o negativamente dada su extrema verosimilitud (en el caso del protagonista me hace gracia la antipatía que genera en algunas de mis admiradas reseñadoras, citadas al inicio de este post, su fría relación con las mujeres); una novela que baraja con maestría los ingredientes clásicos de la novela negra: mundo urbano, cosmopolitismo, bajos fondos, adicciones [sexo, y alcohol], importancia del ingrediente psicológico, suspense, juego con el lector, giros inesperados de la trama, y, sobre todo, un final sorprendente que nos deja sedientos de iniciar la lectura de la siguiente entrega. Sí, está claro, se nota que Michael Hjorth Hans Rosenfeldt son guionistas de exitosas series policiales para televisión.

22 comentarios:

  1. Cuando supe que se iba a publicar una novela de estos dos autores ni me lo pensé porque ya había visto en televisión su serie The Bridge y la verdad es que con las historias de este equipo tan peculiar se han superado. Te animo a que continúes con ellos porque te vas a llevar más de una sorpresa. Besos y gracias por confiar, una vez más, en mi criterio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguiré con el resto de la serie. Y seguiré haciendo caso de tu buen criterio por lo que ahora se me suma una tarea más: tengo que hacer lo posible por ver la serie de TV "El puente" (¡madre mía,esto es no parar!)
      Un beso

      Eliminar
  2. Vi la versión sueca de "El puente", "Bron" y vi "Marcella" y ambas me gustaron. De los libros de la serie de Bergman, poco que añadir a lo que ya he dicho e mi blog y nada a lo que tú propones. Has hecho una completa reseña como suele ser habitual.
    Pero en una cosa te equivocas. Alguno de esos personajes que supones que no vuelven a salir, vuelven, jaja, vaya si vuelven.
    La segunda parte (de momento, solo he leído dos) es mejor aún que la primera.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de que me iba a equivocar ya me lo imaginaba cuando -atrevido de mí- supuse que habría algunos personajes que no volverían a aparecer.
      Lo que está claro es que todos decís maravillas de la segunda parte; así que la sacaré de la biblioteca prontito.
      Besos

      Eliminar
  3. Es una saga fantástica, Juan Carlos. Verás como la segunda te gusta aún más. Es buenísima y como bien dices es que el enfoque de la novela es muy bueno. Ya nos contarás.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le digo a Rosa, corro a buscar la segunda parte. Ya te contaré
      Un beso

      Eliminar
  4. Hola Juan Carlos, nada, no conocía ni la serie ni al autor ni la novela. Y lo cierto es que después de leerte me has despertado la curiosidad aunque veo un problema en el hecho de que sea más de un libro porque por lo que comentas es muy fácil "engancharse".
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Conxita:
      Yo los he descubierto a través de muchos de los blogs que visitó. He tardado tiempo en leer una de la serie, pero me ha gustado y creo que leeré más de la Serie.
      Sí alguna vez quieres entretenerte leyendo algo policiaco, diferente y bien escrito no olvides estás novelas.
      Besos

      Eliminar
  5. Muy buena reseña, me alegro que te haya gustado; así que ya sabes a por el segundo, que es todavía más adictivo. Espero leer pronto su reseña y que te haya gustado tanto como esta novela.
    Yo me declaro fan incondicional de esta serie, ains que publiquen pronto la próxima...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las adicciones tienen el problema del 'mono' que suele dar cuando tras leer unas buenas novelas como las de la Serie Bergman te pones con una que se te cae de las manos, que está mal escrita, que no suscita interés... En fin, lo que me está pasando ahora a mí con una que comencé ayer; me gusta tan poco que apenas si he leído veinte páginas. Y lo malo es que le he prometido al autor que se la leeré íntegra (¡buf, qué error, qué inmenso error!).
      Bueno, amiga Ayla, me alegra que te haya gustado mi reseña.
      Un beso

      Eliminar
  6. Has hecho bien en empezar por la primera porque en esta serie es muy importante la trama personal y sería una pena no conocerla desde el principio
    Me alegra mucho que te haya gustado, ya verás cómo la segunda es aún mejor
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laky:
      Sí, parece por lo que leído por ahí que hay una cierta continuidad en la Serie respecto a la vida de los personajes principales. Así que, como bien dices, parece que he acertado empezando por la primera. En cuanto a la segunda a ver si me pongo pronto porque todos decís maravillas de ella.
      Un beso

      Eliminar
  7. Una vez leída tú reseña y anteriormente la de Rosa, esta claro haré por leerla, porque a mí este genero me gusta mucho, aunque me sedujo una novela que nos recomendó Chelo el otro día y en ella estoy, de modo que cuando acabe igual me inclino por esta que tú hoy de nuevo nos traes. un beso. TERESA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te gustará, seguro, Teresa, ya verás.
      ¿Qué novela es la que estás leyendo y Chelo os recomendó? Es sólo malsana curiosidad (ja, ja...)

      Eliminar
  8. ¡Hola Juan Carlos! Muchas gracias por nombrarme en tu reseña (no sabía que habías leído la mía). Tengo pendiente empezar el cuarto de la saga. Ya sabes que los tres primeros me gustaron mucho y eso que las sagas me dan mucha pereza. Para mí destaca sobre todas las cosas la personalidad de Bergman, un tipo curioso y peculiar, que no deja indiferente a nadie. Me suscita repulsión, pero al mismo tiempo tengo ganas de saber más y más de él, de conocer como acaban sus asuntos personales.

    Por cierto, no tengo redes sociales relacionadas con el blog, por eso no me encontraste en facebook

    Un beso y de nuevo muchas gracias por acordarte de mí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marian:
      Sí que te leo, amiga mía; lo que sucede es que esto de lo digital es tan veloz, tan... virtual, que muchas veces por eso de la rapidez y la escasez de tiempo no me acuerdo de dejar algún comentario (¡y mira que sé por experiencia propia lo mucho que gusta leerlos!). Pero eso procuraré que ya no sea así: te dejaré comentarios con más frecuencia, lo prometo.
      Yo, como digo en el post, gracias a ti y a otros muchos amigos digitales he llegado hasta Bergman y, sí, voy a seguir leyendo la serie, en especial la segunda de la que tod@s habláis maravillas. Es algo especial este Sebastian, pero es lo magnífico de leer que te puedes sentir interesado por personajes a los que en la vida real no te acercarías ni en broma.
      Un beso, amiga

      Eliminar
  9. Todo un honor que mi opinión, entre otras, te animara a comenzar esta saga. Yo ya sabes que estoy enganchadísima, hace poco que he terminado la cuarta entrega y cuento los días para que llegue enero y poder disfrutar de la siguiente.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El honor ha sido mío, Manuela. Tus gustos literarios me sirven de referencia muchísimas veces.
      Un beso

      Eliminar
  10. Estoy más enganchada a la serie que a The Walking Dead -bueno, no tanto, pero casi, jajajaja- pero que estoy enganchadísima, si lo estoy; siempre me ha encantado el género policiaco y me atraen los asesinatos de modo sospechoso ¿Quién puñetas fui en otra vida? ¿Lady Bathory? jajajaja.
    Ya deseando leer la siguiente entrega.

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yolanda:

      Conocía yo tu afición a la Serie, pero quise que al hacer clic sobre los nombres de mis guías literarias se enlazase con alguna reseña de alguna novela de la serie Bergman y -seguramente por impericia mía- no fui capaz de encontrar ninguna en tu página web de "El Gato Trotero"; y fue por eso que decidí no incluir tu nombre en la relación que hice.
      ¿La tal Lady Bathory es la versión femenina de Drácula? No sé, no sé, no me hagas caso. La cosa es que en julio anduve por Rumania y al hablar del conde Drácula, el origen del mito y tal, algún guía o enteradillo local creo que habló de una húngara que gustaba de bañarse en sangre de jóvenes doncellas después de asesinarlas, claro.
      Pero no te preocupes por tu afición al género policíaco, pues la literatura muchas veces cumple la función de rellenar los huecos a los que jamás seríamos capaces de llegar. De ahí que haya géneros y/o asuntos que a unos lectores gusten más que otros.
      Un beso

      Eliminar
  11. Me alegro que lo hayas disfrutado tanto. Y como te decía si este te ha gustado ya verás el segundo. Los personajes, y en especial Sebastian, van creciendo a grandes pasos. Terminé el cuarto la semana pasada y estoy enganchadísima a la saga.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo he disfrutado, sí. En cuanto a ti te diré que creo que el quinto y por ahora último de la serie saldrá en enero próximo. Yo, ahora mismo estoy leyendo el último de John Grisham que también es bastante adictivo aunque sus asuntos son más de investigación judicial que policial.
      Besos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...