24 nov. 2015

"Interstellar", "Marte", "Gravity": ciencia ficción espacial

En orden inverso al que he seguido para verlas, estas tres películas, dos de las cuales he visto últimamente, me han gustado y creo que plantean asuntos bastante interesantes.

Sandra Bullock, Matt Damon, Matthew McConaughey

La primera que vi fue "Gravity", hace ya dos años (¡cómo pasa el tiempo, madre mía!) y la reseñé aquí en su momento.  Por esta producción Sandra Bullock, protagonista junto a George Clooney, fue nominada para el Oscar en 2014, premio que al final recayó en Cate Blanchet por su papel en "Blue Jasmine" de mi admirado Woody Allen.  Con todo "Gravity" ganó siete premios Oscar si bien, salvo el otorgado a su director, el mexicano Alfonso Cuarón, todos fueron de aquellos considerados menores:  mejor partitura original para una película, mejor mezcla de sonido, mejor edición de sonido, mejores efectos especiales, mejor fotografía y mejor montaje. Ahora bien, "Gravity" dejó sentado que una película de este género -la ciencia ficción espacial- reposa más sobre una excelente fotografía, unos magníficos efectos especiales, una buena música o/y una perfecta edición que sobre las calidades fotogénicas e interpretativas de su elenco actoral. Y las películas que vinieron tras ella así lo entendieron.

Recordando a "Gravity" he ido a ver "Marte" ("The Martian"), adaptación a la pantalla de la novela de Andy Weir, que cuenta las vicisitudes por las que ha de pasar el astronauta Mark Watney, (Matt Damon) dado por muerto tras una terrible tormenta y abandonado por la tripulación, que pone rumbo de vuelta a la Tierra. Pero Watney ha sobrevivido y se encuentra atrapado y solo en el hostil planeta rojo. Con suministros escasos, deberá recurrir a su ingenio y a su instinto de supervivencia para encontrar la manera de comunicar a la Tierra que sigue vivo.

Además del poso que había dejado en mí la película de Cuarón, lo que sin lugar a dudas me llevó al cine para ver "Marte" fue el nombre de su director Ridley Scott. Yo siento por Ridley Scott admiración profunda que se remonta a la ya lejana "Blade Runner" de 1982 protagonizada por Harrison Ford, Sean Young y Rutger Hauer, película mítica del género que también fue producto de la adaptación de una novela:  "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?" de Philip K. Dick. Conviene no olvidar que tres años antes de la historia sobre los Replicantes, Scott había firmado otro film de ciencia ficción, "Allien, el octavo pasajero"  (con Sigourney Weaver, Tom Skerritt y John Hurt) que no tuvo la repercusión de ésta, su siguiente producción. Desde entonces Scott se dedicó a realizar otro tipo de películas muy exitosas y de gran calidad también: "Thelma y Louise" en 1991 (con Susan Sarandon, Geena Davis y Brad Pitt), "1492: La conquista del paraíso" en 1992 (con Gérard Depardieu, Sigourney Weaver y Armand Assante), "La teniente O'Neil" en 1997 (con G.I. Jane, con Demi Moore, Viggo Mortensen y Anne Bancroft), "Gladiator" en 2000 (con Russell Crowe, Joaquin Phoenix y Connie Nielsen), o "American Gangster" en 2007 (con Denzel Washington y Russell Crowe) entre otras.



Tras ver la producción de Ridley Scott pensé que debía ver "Interstellar" del director Christopher Nolan, pues quienes habían acudido en su momento a los cines me hablaban muy bien de ella. El empujón definitivo me vino cuando me interesé por su argumento: un viaje en busca de un planeta en otra galaxia donde los seres humanos puedan proseguir su aventura de seres vivos una vez que la vida en el planeta Tierra se ha hecho imposible. La historia unida al hecho de que este año 2015 se cumplían los cien años de la la formulación de la Teoría de la Relatividad General de Albert Einstein, que resuelve el enigma de la gravitación como una distorsión del espacio-tiempo y que abre la posibilidad teórica a los viajes en el Tiempo (quienes quieran saber más de la Relatividad de Einstein y de cómo otros grandes pensadores antes de él ya fueron desarrollando modelos de explicación del Universo, les recomiendo pasarse por el excelente blog "La República de las Matemáticas" donde Juan Luis y David, sus administradores, dan una asequible explicación de la Teoría y de cómo su autor llegó a su formulación), me empujaron a buscarla en las bases de películas de Movistar+. La encontré y la he visto con gusto, si bien la espectacularidad de su fotografía en televisión no alcanza ni por asomo el nivel impresionante que puede observarse cuando este tipo de filmes se ve en pantalla gigante, y más aún si se decide verlas en 3-D.

Yo en 3-D sólo vi "Gravity" y sí me agradó pero el sentido de profundidad y de perspectiva que añade este formato no hicieron que cuando fui al Cine a ver "Marte" lo eligiese, sino que en esa ocasión opté por el 2-D y la película me gustó igualmente. Esto del 3-D -y ya esto sería otro debate- creo que no ha tenido el éxito esperado pues como he dicho sólo añade la belleza que acompaña al perspectivismo de la tridimensionalidad, pero las incómodas antiparras que hay que ponerse no justifican el desembolso que la empresa exhibidora exige al espectador.

A "Gravity" se le echó en cara cierta falta de base científica (en mi reseña incluyo un enlace que remite a un artículo que habla de ello), llegando algunos críticos a considerarla más una novela-ciencia que estrictamente ciencia-ficción. Sin embargo de "Marte" e "Interstellar" se dice que los asesores científicos han acertado bastante. De las dos parece que la más acertada es la protagonizada por Matt Damon a pesar de que la chabola un tanto cutre que ha de construir con plásticos nos parezca fantasiosa (¡y no es así!, aseguran los expertos) y de que la manera de desacelerar la nave mediante la explosión interna de un artefacto improvisado, a base de amoníaco, azúcar y oxígeno líquido sea un poco del estilo "los inventos del TBO". Por su parte a "Interstellar" en la que Matt Damon también interviene aunque no en el papel de protagonista que aquí realiza el actor Matthew McConaughey, sólo se le echa en cara que la estructura del agujero negro por el que debe pasar la nave, estructura desconocida hasta la fecha, no parece muy pertinente presentarla como si estuviese formada por estanterías o algo así. Sin embargo, en términos de innovación científica, según Antonio Carretero Peña, Dr. Ingeniero Industrial y miembro de la Asociación Astronómica de Madrid (AAM) sea la película de Nolan la que más arriesga y en general acierta por introducir
"muchos de los temas de actualidad en los campos de la Física y la Astrobiología: aplicaciones de las ondas gravitacionales, viajes a galaxias lejanas y través del tiempo, agujeros negros supermasivos, agujeros de gusano creados por inteligencias extraterrestres, búsqueda de planetas habitables…, aunque la innovación en esta película vaya tan lejos que en algunos momentos casi nos haga entrar en el género fantástico.” (en Cinemanía), 
Todo lo anterior sobre la validez científica o no de los elementos que aparecen en los tres filmes es importantre sin lugar a dudas, pero yo, como Alfonso Cuarón cuando a su película le criticaron supuestos científicos insostenibles, digo que estas tres películas no son documentales científicos. Son obras de ficción. Y esto  hay quienes, bien leyendo una novela o viendo una película de ficción, lo olvidan sistemáticamente.

"Interstellar", Hans Zimmer, Cristopher Nolan, Matthew McConaugheyA mí de "Marte" me interesa mucho más la sensación que tuve viéndola de estar asistiendo a una versión marciana de "El náufrago" que protagonizó Tom Hanks o, todavía más, a una adaptación al cine de viajes planetarios del "Robinson Crusoe" de Daniel Defoe aunque sin las reflexiones filosófico-religiosas que la novela del ilustrado inglés contiene.

De "Interstellar" lo que más me interesó durante su proyección fue el intento, bastante verosímil en mi opinión y también en la de algunos otros, de aplicación de la Teoría de la Relatividad de Einstein. Me resultó emotivo ver que mientras la hija del personaje interpretado por  Matthew McConaughey (Anne Hathaway) había envejecido sin remisión, el piloto Cooper, su padre, apenas si tenía en su cabeza alguna cana. También me gustó muchísimo la música que Hans Zimmer puso al film, música que me evocaba por momentos el fantástico "Tubular bells" de Mike Olfield.

Y a las tres ("Gravity" del año 2013, "Interstellar" del año 2014, y "Marte" del año 2015) y a otras muchas de este elevado nivel cienmatográfico agradezco que logren renovar y consolidar mi fe en el Séptimo Arte pues son la conjunción de lo que para mí es el Cine con mayúsculas: historias verosímiles llevadas al límite con efectos sorpresivos; espectacularidad de las imágenes; importancia dada a la música (Hans Zimmer, responsable de la BSO de "Interstellar", Steven Price de "Gravity" y Harry Gregson-Williams de "Marte") que sirve de acompañamiento a una fotografía fantástica; elencos actorales de categoría que logran hacer creíble lo que en rigor sabemos imposible, al menos por ahora; profundas reflexiones que nos reconcilian con nuestra condición humana, más mínima y mediocre aún cuando la observamos perdida en el espacio sideral; y también, claro es, emoción y sentimiento aunque a veces el típico almíbar norteamericano del amantísimo padre haga su aparición de manera algo forzada e inadecuada en mi opinión.

Como conclusión, de todas y cada una de las tres sólo puedo decir:

¡¡Gran Cine. Auténtico Cine!!

15 comentarios:

  1. Interstellar me encantó, pero mucho mucho. Marte, me pareció entretenida, que planteaba cosas interesantes pero oye, estas perdido en Marte, un poco de sangre en las venas y menos felicidad. Y a Gravity... pues no le pillé el punto, por más que cosechara buenas críticas, a mi me aburrió soberanamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te soy sincero, yo tuve idéntico proceso al ver estas tres películas. Sin embargo la primera que vi, que fue "Gravity", me dejó anonadado por su espectacularidad fotográfica; luego, claro, cuando vi las otras dos ya estaba habituado a ese espectáculo grandioso que es la ingravidez en el espacio infinito donde te mueves igual que caen los copos de nieve, en un apabullante silencio que sobrecoge.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Las he visto las tres. Creo que la que menos me ha gustado es Interestelar, a lo mejor por excesivamente larga, o porque la vi en casa y no en el cine. Las otras dos las disfruté en pantalla grande y me gustaron mucho, y eso que no soy especialmente aficionada al género.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Està claro eso de que "el Cine en el cine" y que por muy buena que sea la tele y el sofà del salòn, en casa uno se despista mucho, ¿a que sì?

      Un abrazo

      Eliminar
  3. ¡Hola Juan Carlos! Yo sólo he visto Gravity e Interstellar. Gravity me gustó visualmente, nada más, me aburrió un poco y estuve tentada en varias ocasiones de dejar de verla. Después vi la otra que por cierto me gustó bastante. No sé si por su componente paranormal... (me gusta mucho la ciencia ficción y temas paranormales)
    La de Marte, en principio no me apetece demasiado verla, auqneu seguro que caerá, tarde o temprano
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, "Marte" lo que tiene de inverosímil es que todo un país dedique ni se sabe los miles de millones de dólares para salvar la vida de un hombre que no se sabe a ciencia cierta si podrá realizarse con éxito. Pero es lo que tiene nuestra cultura que nos dice -aunque luego eso no sea verdad- que por un ser humano se hace lo que sea. incluso arriesgar la vida de diez o doce. Ya se sabe, ¡¡es Cine!! y ¡¡me encanta!!

      Un beso

      Eliminar
  4. Sólo he visto "Gravity" y no me entusiasmó, la verdad. "Interestellar" creo que es mucho mejor y la tengo en espera, pero con tu reseña, la veré ya. también me has dado el empujón definitivo para ver "Marte". De niña adoraba las pelis ce ciencia ficción, pero con el sentido común de los adultos, he perdido imaginación y sentido de la aventura y prefiero temas más reales. El crecer no mejora nada. Mea culpa.
    Gracias por abrirme los ojos.

    ResponderEliminar
  5. Tengo pendientes dos de ellas. Sólo visione "Gravity" y a parte de los efectos especiales de la gran pantalla no me pareció una gran película. Empiezo a sospechar que toda crítica positiva y desmesurada sobre un producto, el que sea, crea tantas expectativas que después te sientes defraudado.
    Pienso ver las dos restantes a ver que tal.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco:
      Respecto a lo que dices referido a las excesivas expectativas que despiertan algunas películas que luego pueden llegar a defraudar estoy totalmente de acuerdo contigo. Sobre si "Gravity" o cualquiera de las otras dos películas que comento son "grandes" películas es asunto totalmente subjetivo. Yo les aplico el adjetivo "grandes" en sentido cinematográfico, o sea, buen producto cinematográfico en cuanto a espectacularidad que creo que es una de las características del Séptimo Arte. En cuanto a contenido eso ya es otro cantar. A mí también ver a la Bullock dar vueltas por el espacio sideral y de pronto casualmente reencontrarse con su compañero Clooney (¡¡en el espacio sideral!!) es algo que mueve a risa. Pero esto también es el mundo del espectáculo, el ¡¡Oooohhh!! que como niños nos deja con la boca abierta. Luego ya como adulto reconozco la falta de racionalidad o de juicio lógico pero me gusta dejarme llevar y hay quienes me llevan mejor que otros. De los tres directores me inclino más por Nolan o Ridley Scott que por Cuarón desde luego.

      Yn abrazo

      Eliminar
  6. Hola! A mi me encanta el género espacial, ya sea más o menos real. Las tres películas que nombras las he visto y las 3 me han gustado pero por real me quedo con Marte, es la que me parece más verosímil de las 3. En cuanto a Gravity me quedo sin duda con su fotografía, que es espectacular, y de Interstellar me quedo con la historia tan original pero para mi gusto bastante inverosímil,

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo, Beatriz, que ya tienes en mente tomar el bus a Marte cualquier día de éstos (¡lo malo es lo que se tarda y eso si no tiene retraso!, Je, Je...).
      Como te gusta mucho el género tennos informados sobre buenmas pelis que lo traten.

      Un beso

      Eliminar
  7. ¡Buenas! A mi me ha encantado Interstellar, y de más decir que Nolan es de mis directores preferidos.
    The Martian todavía no la he visto, debería hacerlo.
    Y Gravity, bueno, estuve mirandola unos minutos y me aburrió, y cuando he compartido críticas se ve que no le ha gustado a muchos, pero a otros sí, cuestión de gustos.
    Muy buena entrada y blog, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da la sensación de que la mayoría coincidimos en que "Gravity" es la que queda peor en la comparativa. Sobre "The martian" tiene su interés.
      Un saludo

      Eliminar
  8. Pues yo no he visto ninguna de las tres. Desde que vi "2001, una odisea del espacio" creo que me quedé traumatizada y ya no he vuelto a repetir con el género.
    De todo lo que cuentas y por otros comentarios creo que son películas con una base científica, más o menos sólida, pero de la que parten para luego fabular y crear argumentos que no tienen proyección real. A mí esto no me parece mal porque se trata de películas; el que quiera ver una historia científica y posible que se vea los documentales de la 2.
    Fenomenal comparativa la que has hecho. No descarto dejar de lado mis prejuicios y ver alguna de las que mencionas (no me atrevo con las tres). De todas formas tengo pendiente de lectura el libro en el que se basa "Marte".
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Kirke, yo también tuve una época en que no veía ciencia ficción. Pero te aseguro que ahora el género ha mejorado mucho. Aunque sé que toda comparación es odiosa le ocurre algo semejante a lo sucedido con la novela negra que pasó de ser considerada algo menor a ser objeto de culto dada la gran calidad de muchas de estas novelas.
      Un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...