14 may. 2015

"Suite francesa" de Irene Nemirovsky. La película

Cartel de la película "Suite francesa", Michelle Williams

Acabo de volver a casa tras ver "Suite francesa" basada según reza su publicidad en la novela homónima que dejó inconclusa Irene Nemirovsky. Me he pasado la mayor parte del film rebuscando en mi memoria lo que había en la película de la novela de Nemirovsky. Salvo en escenas muy contadas (la larga fila de personas que llenan la carretera huyendo de los alemanes que se aproximan a París, el acaparamiento de alimentos que realizan algunas familias, los abusos de los soldados sobre las mujeres, la entrega voluntaria de alguna de ellas a la juventud del enemigo...) no era capaz de reconocer la larga historia que estaba contemplando dentro de mis recuerdos, los cuales conservaban dos momentos para mí fundamentales: la huída estrambótica y desordenada de los acaudalados franceses, y sobre todo el camino hacia el campo de concentración, o de exterminio, con que finaliza el relato separándose la madre de su hija por la brutalidad del ocupante pero teniendo ambas el mismo destino.

Irene Nemirovsky, "Suite francesa"
En casa he tomado el ejemplar de la novela que leí hace ya ocho años (se publicó por vez primera en 2004 a pesar de haberla escrito su autora antes de 1942, año en que murió. El manuscrito pasó mucho tiempo olvidado en un baúl hasta que la hija de la escritora a sus 90 años decidió abrirlo, encontrándose con esta novela en la que su madre relataba las diversas actitudes de los franceses de su entorno a la llegada de los invasores alemanes) y he comprobado -¡lo había olvidado por completo!- que el film es la adaptación a la pantalla de la segunda parte de la obra que Nemirovsky tituló "Dolce". Del resto de la novela el director, y co-guionista junto a Matt Charman, Saul Dibb, sólo ha ofrecido pequeñísimas pildoras de la primera y tercera parte. De la primera,"Tempestad en junio", imágenes que muestran a las masas que huyen de París al inicio de los bombardeos, el retorno de la zona libre a la ocupada de una burguesa francesa en busca de cachivaches cuyo valor es puramente sentimental, o la relación sexual de algunas jóvenes con los soldados nazis como se ve en Celine Joseph, personaje al que da vida la actriz Margot Robbie. De la tercera, "Cautividad", la autora sólo llegó a escribir un esquema argumental según el cual algunos personajes de la I y II partes deberían evolucionar; el film de manera muy libre crea a partir de ese esquema la secuencia final. De las otras dos partes -pues la idea de Nemirovsky era que la "Suite francesa" estuviese formada por cinco partes- sólo se conocen sus títulos: "Batallas" y "La paz".


La película
A pesar de no atenerse a la novela desde la cruz hasta la raya, la cinta sí logra captar y transmitir los variopintos e insospechados comportamientos humanos ante una situación límite cual es una guerra; y sobre todo el film acoge en su interior la inmensa poesía que la novela contiene. Esta poeticidad la consigue mediante una excelente fotografía al cuidado de Eduard Grau que plasma la actuación de un magnífico plantel de actores capaces de transmitir a través de sus personajes la variabilidad de los sentimientos que alberga el ser humano. En un mundo de brutalidad aparece el arte en forma de música como instrumento capaz de derribar el lógico muro de incomunicación entre los nazis dominantes -Bruno- y los franceses dominados -Lucile-. Es la música la que da nombre al film y al relato en que se basa que, con su estructura en partes menores que tratan un tema común, pretendía usar literariamente esa estructura musical. Si a esta idea compositiva le añadimos la innegable poesía contenida en el lenguaje utilizado por la Nemirovsky habremos de concluir que el título está por demás justificado.

Además de estos aspectos formales en la historia que se materializa en el film se percibe una absoluta falta del maniqueísmo al que estamos acostumbrados. Aquí no hay buenos del todo frente a malos del todo, no hay sólo blanco y negro, hay mucho término medio. En efecto, personajes que nos parecían brutales en su manera de actuar o de concebir las relaciones humanas vemos que no siempre son así; de igual manera elementos que se nos han transmitidos henchidos de sentido mítico positivo (la Resistencia en Francia, por ejemplo) o negativo (la brutalidad implacable alemana) no siempre se manifiestan de tal forma. Estamos pues -¡pero era el año 1942, caray!- ante una visión auténtica y desapasionada del comportamiento del ser humano. Algo que en nuestros días se viene a llamar políticamente "tercera vía" es lo que la Nemirovsky, ajena seguramente al destino terrible que le aguardaba por el hecho de ser judía, defiende en este maravilloso relato, magistralmente plasmado en imágenes en esta preciosísima película. Hace realidad Irene Nemirovsky en su narración el dicho popular de "el corazón tiene razones que la razón no entiende".

Los personajes
    "Suite francesa", Saul Dibb
  • La pareja de enamorados -Lucile Angellier (Michelle Williams) y Bruno von Falk (Matthias Schoenaerts)-, muy creíbles en ese amor vivido en circunstancias tan adversas, con su actitud comunican al espectador la brutalidad y estupidez de la guerra que mata y enfrenta a seres humanos que de no ser por ella serían capaces de vivir una vida plena de amor.
  • La suegra de Lucile (Kristin Scott Thomas) con su dignidad de personaje sometido, su intransigencia ante los devaneos de su nuera, y con su giro al final del film, da al relato una gran altura y a la película la dota del tono que tienen las llamadas obras de época. La actriz tiene un porte tal, que por sí sola es capaz de llenar toda la pantalla.
  • La pareja de campesinos, los Benoît, representada por los actores Sam Riley y Ruth Wilson, desarrollan el tema de la injusticia social presente incluso en una situación tan extrema como es la guerra, el amor de pareja pese a las imperfecciones físicas, la dignidad del ser humano y la esperanza de un futuro mejor.
  • Otros personajes importantes además de los ya señalados son el de la pareja formada por el alcalde de la pequeña localidad y su esposa, los vizcondes de Montmort, representados por los actores Lambert Wilson y Harriet Walter. Sirven sus personajes para marcar el giro espectacular del relato que se había demorado quizá demasiado en la dulce relación amorosa.

La música
La atmósfera de ternura y de poesía en que se desarrolla el acercamiento amoroso entre estos dos seres humanos que por lógica deberían de repelerse como el agua y el aceite se envuelve en una música de la que se ha encargado Rael Jones quien antes de ésta se encargó de la música de películas importantes como "Los miserables" (2012) o "Under the skin" (2013). Rael Jones que en su biografía musical como guitarrista aparece unido a bandas de rock con las que hace giras, muestra una sensibilidad muy elevada en sus creaciones y adaptaciones musicales como la de este film que bebe con gran seguridad en la serie de "Suites Francesas" de J. S. Bach

Ficha técnica
Dirección: Saul Dibb
Intérpretes:

  • Michelle Williams (Lucile Angellier) 
  • Kristin Scott Thomas (suegra de Lucile y madre de Gastón, el marido de ésta)
  • Matthias Schoenaerts (Bruno, el teniente nazi que se enamora de Lucile)
  • Sam Riley (el tullido Benoît)
  • Ruth Wilson (la mujer de Benoît, deseada por el teniente nazi que vive en su granja)
  • Margot Robbie (la joven Celine Joseph que se entrega a la juventud de los soldados nazis)
  • Y ya en papeles de menor entidad están los actores Alexandra Maria LaraEileen Atkins, Lambert WilsonHarriet WalterTom SchillingClare HolmanNiclas RohrwacherDeborah FindlayEric Godon, etc.

Argumento: Irène Némirovsky (novela)
Guión: Matt Charman, Saul Dibb
Música: Rael Jones
Fotografía: Eduard Grau

Fecha de estreno en España: 8 de mayo de 2015


13 comentarios:

  1. Como es habitual en tus entradas, haces una sinopsis de cirujano.
    Que sutiles pueden llegar a ser las relaciones humanas a la par que inverosímiles, dentro de un contexto tan violento como el de la II Guerra Mundial.
    Un abrazo y gracias por traernos esta película a la mesa para degustarla.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué amable eres, Francisco! Muchas gracias por tus palabras.
    Sobre la película te diré que estoy convencido de que la disfrutarás cuando la veas. De la novela, qué te voy a decir, ¡una maravilla! Y eso que no es nada fácil mostrar comportamientos tan fuera de la norma como los expuestos en esta historia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Fantástica reseña Juan Carlos.
    No sé a ti, a mi siempre me resulta difícil escoger entre el libro o la película, aún ahora no sé que prefiero si leer el libro primero, ver la película después o al revés. Generalmente a mi me suele gustar más el libro porque las descripciones, los sentimientos y pensamientos de los protagonista me parecen más precisas y con más matices, pero todo es cuestión de opiniones, de libros y de películas..

    Las relaciones humanas en situaciones adversas, siempre sorprenden, de hecho el ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor en un instante.

    Fantástica descripción, analizando cada matiz y sensible fragmento de música y de escena.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conxita:
      Muchas gracias por tus palabras y por tu comentario. Desde luego ahora mismo te compensa ir primero al cine, más que nada porque está en cartelera en este momento; luego ya tomarás el libro y lo disfrutarás con más tranquilidad. Soy de tu misma opinión en cuanto a preferir la novela frente a la adaptación cinematográfica. Además en esta novela hay muchísimas más situaciones interesantes que en la película, en sus 100 minutos o así de duración, no aparecen.

      El fragmento de música -¡fantástico!- lo encontré en la web por pura casualidad y me encantó, es una preciosidad.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. La novela, maravillosa. Con la película, sin embargo, no creo que me anime, Juan Carlos.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustó la novela (¡maravillosa!) estoy casi convencido que a ti que te agrada todo lo que tiene que ver con el siglo XIX e inicios del XX, no te disgustaría el film porque tien el sabor de época que suelen tener las adaptaciones de las novelas de Jane Austen y escritores semejantes.
      Un beso

      Eliminar
  5. La novela me pareció magnífica, me dejó la sensación de que la autora relató los hechos tal y como sucedieron, sin ningún tipo de rencor, aunque si hubiera sobrevivido pienso que las dos partes que no terminó hubieran tenido otros matices.
    Supongo que veré la película, me ha gustado lo que has contado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo, Blanca, que la película no te desagradará, pues se atiene a la novela, si bien, como digo en la entrada fundamentalmente a la segunda parte de la misma.
      Saludos

      Eliminar
  6. Me encantaria leer "Dolce", donde lo puedo conseguir?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Samantha:
      Perdona mi tardanza en con testarte, pero he estado fuera de casa durante la Navidad y aunque vi tu mensaje en el móvil me era imposible contestarte desde él.
      Bueno, respecto a tu pregunta te diré que la novela "Suite francesa" de Irene Nemirovski contiene la parte "Dolce" como segunda parte dentro del volumen que como digo en el post está formado por "Tempestad en junio" (1º parte), "Dolce" (2ª parte) y "Cautividad" (3ª parte).
      La novela la puedes encontrar en cualquier librería si deseas adquirirla y en muchísimas bibliotecas dada la calidad y repercusión de esta narración de la Nemirovski.
      Te deseo un feliz año 2016
      Un abrazo

      Eliminar
  7. He llegado a esta entrada a partir de la de "10 entradas más leídas" y la verdad es que coincido en muchas cosas contigo. Es cierto que como adaptación la película se queda algo coja, porque la primera parte de la novela es muy buena, ya que ofrece un retrato muy interesante de cómo actuaría las personas en un momento tan brutal como es la guerra. A mí me pareció fascinante el estudio de los caracteres de los personajes que aparecen en esta primera parte. La segunda ya se centra en el pueblecito francés y la historia de amor, que en la película es lo primero, en la novela es una historia más, un hecho más de los muchos que ocurrían en las ocupaciones. Pero la película me gustó muchísimo, la disfruté de principio a fin. Las actuaciones me parecieron excelente, no hay ni un actor o actriz que cojee. Kristin Scott Thomas es una actriz que nunca defrauda. La fotogragfía me parece una belleza y la banda sonora una maravilla. Realmente recomendable. Te dejo por aquí la reseña que hice del libro por si te interesa: http://acaboleer.blogspot.co.uk/2015/07/suite-francaise.html

    ResponderEliminar
  8. Irene Nemirovsky es una de mis escritoras favoritas, aunque todavía me quedan textos suyos por leer. Suite francesa fue el primero que leí y me dejó francamente impresionada. No he visto la película, pero por lo que dices, me ha interesado y la buscaré. Muchas veces las películas solo se inspiran en una parte de las novelas, es rara la novela que es llevada íntegramente al cine, ya que son dos lenguajes distintos y también, un director es libre de interpretar a su modo una novela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la película merece ser vista, aunque no respete en su integridad el relato de la Nemirovsky, algo que, como tú muy bien dices, es normal y frecuente en las adaptaciones al cine.
      Un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...